sábado, 8 de octubre de 2016

Comparativa, hacer las cosas bien o mal con un presupuesto ajustado. Necrofobia Vs ARQ

La entrada que vais a leer hoy es un pequeño experimento, porque últimamente escribo menos y las críticas me salen más cortitas, sobre todo de algunas películas y me he dicho, vamos a hacer una comparativa con dos films vistos gracias a mi suscripción a Netflix.
Nos encontramos antes dos cintas que no tienen nada que ver en cuanto a trama, ni siquiera género, pero que comparten obviamente la escasez de medios de que disponían los equipos creadores de ambas.
Necrofobia es una mezcla de terror y thriller mientras que ARQ, producida por la propia Netflix, nos lleva una vez más a los viajes en el tiempo o más bien a los bucles temporales. A priori, para amantes del género las dos pueden resultar atractivas pero una vez empezamos el visionado, nos damos cuenta de que la primera, argentina para más señas, debió dejar todo el dinero en los efectos 3D —en el propio cartel ya se pone bien en grande que se usa esta técnica— y el reparto da bastante penita, sintiendo que parecen leer un teleprompter de esos que usan en las noticias, con cero inflexiones o sentimiento; por contra, en ARQ, sin ser los actores de lo mejor que puedas encontrar en series de televisión, de ahí os sonará sobre todo ella, te los crees dentro de lo inverosímil de una trama estilo "Atrapado en el tiempo".
Ambas historias, en sus respectivos campos, están ya vistas pero a ARQ la salva su guión, por los diálogos sobre todo, mientras que Necrofobia da vergüenza ajena casi cada vez que una conversación dura más de medio minuto, por no hablar del histrionismo del protagonista, que a ratos no sabes si está asustado o intenta ser una parodia mala, muy mala, del Joker o qué sé yo.
En algo que a las dos se puede dar el aprobado es en ambientación, con lugares opresivos y lúgubres en la producción sudamericana, y con un escenario, casi único, en la de Netflix, que acaba siendo un personaje más según el bucle se repite una y otra vez.
Por lo tanto y a modo de resumen, si sois muy fans del terror cutre que os gusta ver para descojonaros puede que disfrutéis con Necrofobia, si no, el sufrimiento no vale la pena; por contra, a quienes gusten de las paradojas o bucles temporales ARQ les satisfará, siempre que la vean con ojos que saben que no es una gran película aunque si muy entretenida, además es cortita.
Como ya decía en el título, se tenga el dinero que se tenga para trabajar, las cosas, como demuestran estas dos cintas, pueden hacerse bien y salir dignamente adelante o hacerse mal hasta rozar el ridículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada