martes, 2 de febrero de 2016

Siete novias para siete hermanos, sonriéndole y cantándole al amor

Esta vez la elección ha corrido a cargo de mi querido Sr. Purgatorio, y sin duda ha sido una buena elección. Un musical de este calibre tenía que tener cabida en el Motel. Ha sido un deleite disfrutarla junto a ti. Inspirándose en la leyenda del rapto de las Sabinas por los romanos, vio el productor Jack Cummings un musical en las colinas de Oregón. Stanley Donen se pondría a los mandos de la dirección, sin duda veterano ya en estas lides, fue codirector del gran éxito "Cantando bajo la lluvia" y "Un día en la ciudad", además de otras producciones. El letrista, Johnny Mecer que aunque no sabía leer partituras había creado grandes melodías como la deliciosa Moon River de "Desayuno con diamantes", acertó también de pleno con la letra de las canciones de esta cinta.
El elenco, bailarines en su mayoría aunque también había algún acróbata, hace las delicias del espectador. Siete eran los hermanos Pontipee, que el director deseaba se diferenciaran claramente del resto de los muchachos del pueblo, eso se solucionó eligiendo a todos ellos pelirrojos y vistiéndolos de llamativas casacas. Es curioso que  la cinta consiguiera pasar la censura teniendo en cuenta el claro síndrome de Estocolmo, en paños menores, que se pone de manifiesto. Una historia de amor adorable con una más que valiente Milly/Jane Powell que sin saberlo se enfrentará a una ardua tarea de la que saldrá más que airosa. Magnífica película para disfrutar en familia una de estas tardes de domingo tristes y oscuras que os llenará de luz y alegría. Es que el amor siempre llena de color nuestro mundo impeliéndonos a dar saltos y a dar rienda suelta a nuestros instintos, desde el amor más dulce y tierno al más apasionado y salvaje, ¿no es así querido?
Sin duda mi amor y lo mejor es cuando todos esos amores se tienen al mismo tiempo y con la misma persona. Como tú has dado ya los datos más curiosos e incluso técnicos yo me voy a limitar a hablar a nuestros fieles lectores sobre por qué tenía tantas ganas de ver esta película dentro de nuestros clásicos.
Normalmente, en los musicales más conocidos, el amor en torno al que gira la trama, casi siempre suele haber algo romántico de por medio en los que han pasado a la historia del cine, ocasiona más drama y sufrimiento que otra cosa. No es que eso no esté bien pero difícilmente conecta con un chaval, como si lo hace esta cinta, que a pesar de tener momentos dramáticos, es una comedia, una oda a la vida y, a pesar de lo que el tema del rapto pueda hacer pensar, una buena forma de plasmar la lucha de sexos o, más bien, de contarnos que ni unos son tan machitos como quieren hacer creer ni las otras tan frágiles cómo pudiera parecer. Os he soltado este rollo porque igual algunas quieran ver en este film una temática machista pero en mi opinión eso se diluye mucho a lo largo del metraje, gracias sobre todo al personaje de Milly.
De jovencito veía esta película muy a menudo y de algún modo soñaba en ser como alguno de esos hombres tan profundamente enamorados casi que a primera vista, cosas que hoy en día no son computables por una sociedad tan racionalizada que reduce todo a reacciones químicas del cerebro. Al menos en el cine si podemos disfrutar estas cosas y creerlas al menos durante un par de horas. También me imaginaba siendo capaz de ejecutar esas piruetas, he alucinado siempre con la parte del granero, y esos bailes que, no solo eran espectaculares, sino también muy divertidos.
Y qué decir de las canciones, capaces de transmitir con mucho humor cómo ven, o veían, hombres y mujeres el amor o más concretamente la manera de cortejar y ponernos la carne de gallina viendo a esos tiarrones cantando y suspirando por esas chicas que han tenido que dejar atrás. Mi chica hablaba de la censura en referencia a una determinada escena, yo veo más insinuante y fuera de lugar para la época los gestos de la protagonista cuando intenta enseñar a los hermanos de su marido cómo han de "entrarle" a las chavalas.
En definitiva es para mi una de esas películas con las que soy más subjetivo que con ninguna porque yo no puedo decir que sea el mejor musical de la historia pero para mi es el mejor musical. Y para que practiques inglés cariño y amplíes vocabulario te dejo esto de la primera canción de la cinta:
Bless your beautiful hide, wherever you may be

Nota Rudy: 10
Nota Aurora: 8,5
Nota: 9,25

1 comentario:

  1. Es una película que me encanta, muy divertida, y también es una de las películas preferidas de mi mujer. La divertida historia de los 7 rudos hermanos con nombres bíblicos: Adam, Benjamín, Caleb, Daniel, Ephraim, Florindo (no había nombres masculinos con F XD) y Gideon.
    El baile-duelo del granero es chulisimo, y la canción de cuando están tristes y cortan el tronco con las hachas es estupenda.
    Una estupenda película familiar que no me cansa

    ResponderEliminar