sábado, 23 de enero de 2016

Sherlock Holmes, a lo "badass"

Sobre el detective más conocido del mundo gracias a la pluma de Conan Doyle hemos tenido ya numerosas versiones en cine, series e incluso dibujos animados, donde destaca un manga/anime llamado "Detective Conan" y que recomiendo fervientemente. Eso si, no es tan para todos los públicos como la otra serie de animación que a todos nos viene a la memoria.
Si retornamos a lo que nos atañe hoy, que es la visión del personaje y de su mundo que nos trajo Ritchie hace ya unos añitos, nos daremos cuenta que es seguramente la menos ortodoxa pero claro, ¿alguien esperaba que con este director y el elegido como protagonista íbamos a tener un Holmes totalmente al uso?
Lo cierto es que no hay nadie mejor que Downey Jr. para hacer de un personaje canalla, con el añadido aquí de la misoginia y la incapacidad casi total de adaptarse a los convencionalismos sociales del detective, lo cual hace que Sherlock nos resulte a la vez odioso pero también atractivo por sus virtudes como investigador y por su lucha denodada contra el crimen.
Como no he leído las novelas no sé hasta qué punto el guión se inspira en ellas más allá de ambientarse en Londres, genial por cierto la recreación de aquella época, y los demás lugares comunes como pueden ser el 221 de la Calle Baker o el resto de personajes que aparecen, más allá de Watson/Jude Law, pero si que me parece un acierto escoger una trama oscura y con toques más adultos de lo que el cine comercial nos tiene acostumbrados. No es que haya nada novedoso en lo que se nos cuenta pero al menos tenemos esa manera tan peculiar de Ritchie a la hora del montaje de escenas que no nos resultará extraña si hemos disfrutado ya de otras de sus obras anteriores.
Además del ritmo de la película, quizá demasiada acción para lo que muchos esperaran tratándose de este detective, es obvio que lo mejor es su reparto, con un Downey Jr. que lleva ya un tiempo en estado de gracia, un Jude Law que vale lo mismo para un roto que para un descosido y unos secundarios donde destacan Mark Strong, a pesar de que como némesis queda un poco lejos de Holmes, y una Rachel McAdams que aporta el toque femenino imprescindible.
A pesar de que no han inventado nada, si es de agradecer la decisión de usar las escenas "slow motion" de una manera muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Aquí veremos cómo Sherlock racionaliza y analiza las acciones a llevar a cabo en las situaciones de combate antes de ponerlas en práctica. A mi al menos es un recurso que me dejó buen sabor de boca.
En definitiva, nos encontramos con una versión de Holmes que es sumamente entretenida, con una trama y un elenco que te dejan más satisfecho que en la mayoría de blockbusters con más nombre y presupuesto. Eso sí, si esperas a un detective lupa en mano y pipa en boca casi todo el tiempo y diciendo "Elemental querido Watson" es muy posible que esta película no sea para ti.
Nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario