lunes, 11 de enero de 2016

John Wick, bailemos

Está claro que el rey a día de hoy de las películas de venganza es Liam Neeson pero claro, necesitaremos a alguien que le sustituya cuando los años ya pesen demasiado para ser creíble y la más firme candidatura la presenta Keanu Reeves en esta frenética cinta de acción donde el guión es lo de menos y la coreografía lo que le diferencia de la mayoría.
Las tramas de estos films son un calco unos de otros así que no esperéis nada que os vaya a sorprender. A nuestro protagonista le hacen algo muy malo y además los malosos no saben con quién se la están jugando, con lo cual ya tenemos el menú del día servido, con primero, segundo, postre y café de guantadas y sobre todo disparos, que es donde la cosa se pone interesante.
Aquí no se escatima en sangre ni en violencia, siendo todo bastante explícito aunque sin llegar a las brutalidades del gore, y eso es así precisamente por la forma en que Wick combate contra quienes osan enfrentarse a él. Una mezcla perfecta de combate cuerpo a cuerpo con un uso de la pistola que sorprenderá al llevarla nuestro héroe prácticamente siempre pegada al cuerpo. Las coreografías de muchas escenas son magníficas y dejan a la altura del betún al Michael Bay de hoy en día y sus giros de cámara mareantes y que nos hacen no tener claro si pego uno o el otro.
Reeves es seguramente la mejor elección posible para encabezar el elenco porque con ese hieratismo que le caracteriza encaja a la perfección en un personaje al que lo único que le importa es acabar con quienes le han arrebatado de la noche a la mañana los únicos lazos que le quedaban con su vida anterior. Algún actor que otro conocido más veremos por ahí, como Willem Dafoe pero realmente nada más importa aquí que John y su venganza, así que no esperéis que nadie de ni siquiera una pequeña muestra de lo que son capaces en lo que a interpretación se refiere.
Banda sonora cañera, acción que no te da respiro y espectaculares escenas que buscan diferenciarse en casi el único aspecto en que puede hacerlo una producción de este estilo, la forma en que el protagonista da trabajo extra a funerarias y cementerios de la ciudad.
Como veis la crítica es algo corta, como lo es la propia película pero os aseguro que si os va el rollito venganza y sentaros frente al televisor con la única aspiración de entreteneros sin tener que pensar demasiado en los dramas del día a día, no os arrepentiréis de darle una oportunidad.
Nota: 6,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario