martes, 31 de marzo de 2015

Días de vino y rosas traen noches penosas.

Hacía tiempo que tenía esta película pendiente de ver pero nunca encontraba el momento, quizás fuera por la temática de la cinta que considero que es bastante dura. Pero tenía que elegir película para disfrutar con mi querido Sr. Purgatorio en nuestras veladas "clásicas" y los dramas me cuestan bastante así que, qué mejor que verla junto a él. Y esta es un drama, un drama sin tregua que ahonda de lleno en el problema del alcoholismo.
Considero que Jack Lemmon está soberbio en su papel de hombre que no es muy consciente de su grave problema. Por otra parte nos damos cuenta o al menos al ver la película deberíamos darnos cuenta del error que se puede llegar a cometer cuando incitamos a alguien que no lo desea, a que nos acompañe en beber esa copa que nosotros disfrutamos sin problema. Es posible que no seamos conscientes de que esa persona cuando nos dice que "no", quizás tenga motivos más que poderosos para negarse a beber. Pudiera ser que anteriormente tuviera problemas con el alcohol y supusiera una enorme prueba enfrentarse a ella luchando contra nuestra insistencia. Si nos dice que no bebe, ni insistamos ni preguntemos por qué no lo hace. Deberíamos aprender a respetar a los demás y no ridiculizarlos porque no consideren que sea imprescindible beber para pasarlo bien. Sin duda el séptimo arte nos entretiene, nos regocija pero también nos puede enseñar y transmitir valores en muchos casos y lecciones en otros tantos. Esta es una pequeña reflexión que sin duda se quedará corta con el concienzudo análisis de mi querido esposo.
Ya me había avisado mi amada Aurora de que la película era dura y tenía ganas de verla porque el único contacto que he tenido con Jack Lemon ha sido en su vertiente como actor de comedia o de películas más ligeras y siempre es, como cinéfilo, agradable descubrir otras facetas de esos intérpretes aunque el visionado de la obra no sea agradable, no sea fácil.
Cierto es, como acertadamente dice mi esposa, que hay gente que es propensa a las adicciones, aparte de que puedan estar en vías de dejar el alcohol en otros casos, y esa insistencia al final desemboca en que acabe teniendo un problema aun mayor que la persona que le incita. Sobre eso trata esta sencilla película en lo que a su planteamiento se refiere, porque es una cinta basada en las conversaciones y en escenas situadas en muy contadas localizaciones que nos mostrarán desde el enamoramiento inicial, pasando por la caída al abismo de ambos protagonistas, hasta el intento de ambos por salir de ello. Teniendo en cuenta eso y que es un drama en mayúsculas puede llegar a hacerse pesada para algunos si no nos atrapa la sublime construcción de su personaje que hace Jack Lemon y lo bien que le sigue el paso en ese sentido Lee Remick. Me quedó una pena tremenda no disfrutarla en VO porque hay algunas escenas, como la protagonizada por Lemmon en el hospital que ponen los pelos de punta y los momentos de borrachera también deben ser increíbles escuchando a los actores y no a los dobladores.
Personalmente he de decir que nunca he entendido que la gente se enganche a las cosas por formar parte de un grupo o cosas similares. Yo fui abstemio hasta, no sé, los veintiuno o veintidós años y de todos modos nunca he bebido demasiado; no me gustan ni el vino ni la cerveza; nunca he tenido resaca porque nunca he cogido una borrachera y encima si cuentas eso, o si en una comida pides agua o un refresco hay siempre quien te salta con eso de "Esto hay que comerlo con vino tinto", a lo que suelo responder que por qué he yo de beberlo si sé que no me gusta. Digo estas cosas porque pienso que esta es una película que hace reflexionar y que en su época debió servir para que muchos empezaran a reconocer que tenían un problema, que siempre es el primer paso. Supongo que es una de las primeras veces que se ha hablado de "Alcohólicos Anónimos" en la gran pantalla porque todas esas cosas se llevan siempre como muy en secreto cuando no debería ser así. Nos avergonzamos de decir que no podemos beber porque lo estamos dejando o lo hemos dejado, de que hemos tenido o estamos pasando una depresión porque la gente es muy inepta a la hora de reaccionar ante ese tipo de confesiones. Cuidado, que no digo que la gente no beba pero que hay que saber respetar, como bien dice mi mujer y eso es algo que en la sociedad de hoy brilla cada vez más por su ausencia.
Otra vez tenemos por aquí a Henry Mancini que sirve lo mismo para un roto que para un descosido, dejando su impronta y demostrando su versatilidad. No sé en qué medida participó él en la canción que comparte título con la película pero esta fue galardonada con un Oscar. Lemmon está como para que le den uno también pero creo que en aquellos días era aun más difícil llevarse una estatuilla que hoy porque la calidad de muchos actores era abrumadora.
Si buscáis un clásico fácil de ver y de disfrutar, amable, que te deje un buen sabor de boca general, "Días de vino y rosas" no es para vosotros porque es dura, por momentos cruel con el espectador y una de esas que, al menos en mi caso, dudo que vuelva a ver hasta que pase muchísimo tiempo.
Nota Rudy: 8
Nota Aurora: 7
Nota: 7,5 

lunes, 30 de marzo de 2015

Segunda Edición de Los Premios Blogos De Oro, reflexiones desde bambalinas.

El año pasado me pilló un poquito de refilón y aunque no participé no me era del todo ajeno el nombre Blogos de Oro. Sin embargo este año acompañé a mi querido esposo en la gala y máxime cuando era uno de los que había recibido el honor de entregar uno de los premios. Sí, los blogueros de cine tienen algo que decir y ya lo creo que lo han dicho aunque fuera en pijama como leí en algún tuit. Aunque yo no tengo un blog de cine, considero que aunque soy copropietaria del Motel, el auténtico cinéfilo bloguero es el Sr. Purgatorio, he disfrutado muchísimo de poder participar. Premios y reconocimientos aparte, el ambiente que se respiraba ha sido fantástico haciendo memorable nuestra tarde de domingo.
De todas la películas participantes solo había visto dos, pero aún así me he sentido una más en una gala cuidada, bien organizada y que merece todo reconocimiento. Si el año que viene seguimos por aquí, estoy segura de que el apoyo será mayor que el de este año. ¿Ha habido sorpresas? Seguro que para más de uno sí, a mí por ejemplo el premio a la mejor película me sorprendió ya que no fue un film que me gustara especialmente, pero para gustos los colores. Pero mi amado esposo que se ha visto prácticamente todas las películas tiene mucho más que decir que yo, pero sobretodo lo dirá mucho mejor. Te lo curraste mi amor con tus memes, eres el mejor.
Pues si, un día más tengo a mi chica por aquí dándome el pie, que si no me pierdo porque la tarde —si la tarde, que si no escribimos esto hoy con las gestiones que tengo mañana cuelgo la entrada a las mil— ha sido especialmente intensa este año. Porque en 2015 mucho más que hablar de los galardonados veo necesario hablar de los premios en si y de todo lo que ha significado el increíble, no por no esperado, porque ya le dije a Javi que este año había "Trending Topic" si o si, avance de los Blogos de Oro. Según cuentas de twiter que no sé sin son "bots" o qué son pero que informan de los "TT" casi al minuto, nuestro, vuestro hashtag, #BlogosDeOro era tendencia incluso antes de empezar la gala. ¿Cómo ha sido posible que algo que creo de la nada y prácticamente solo "Don Javier" de Cine de Patio el año pasado haya llegado a eso? La palabra clave es ilusión, pero no solo eso, porque detrás hay muchísimo trabajo y sacrificio, tener que improvisar como hoy cuando Alex de la Iglesia no apareció para dar el pistoletazo de salida a la gala —los oídos debieron pitarte cosa mala, amigo Alex— aunque hay que reconocer que todo el mundo se lo tomó de muy buen rollo y por el lado humorístico, incluido el propio Alex, que no dudo incluso en hacer "RT" a coñas como la de un servidor en uno de esos memes que suelo sacar sobre la marcha.
Podría hablar de todas las categorías y sus ganadores una por una pero, como casi siempre, aquí, en el Motel vamos a contracorriente y, si queréis saber quiénes han ganado lo podéis ver aquí y así darle visitas a la web oficial de los premios: Nominados y ganadores Blogos de Oro 2015
Por supuesto, ha habido sorpresas y ha habido cosas que han continuado igual, "Birdman" ha triunfado y gente como Emma Stone o Jake Gyllenhaal han recibido galardones muy merecidos, aunque está claro que si en los "Oscar" ya hay guerras entre los diferentes "#TeamPongaaquilapeliquedesee" aquí aun se ha notado más porque la implicación de los blogs que hemos ejercido como jurados es mucho mayor. En general todos hemos quedado muy contentos con la victoria de una española, Bárbara Lennie, en el premio a mejor actriz protagonista, aunque su película "Magical Girl" se haya ido de vacío. Me tocan un poco la moral los "Boyhoodistas" que no son capaces de asumir que a muchos no nos ha parecido esa maravilla que ha cambiado la historia del cine y de nuevo se ha ido de vacío, ¿Por qué será? Menos bilis, más deportividad y más humor porfis:
La gran novedad estaba en el premio al mejor corto, que ha presentado un director como @AjaSergio que sin aires de grandeza lleva una carrera lenta pero segura que le ha llevado a rodar este año el anuncio del festival "Nocturna" y que se ha implicado mucho con los premios y con sus compañeros de profesión a la hora de entregar el galardón. Quizá aquí es donde he sido menos racional a la hora de votar porque de los que estaban nominados, solo uno recibió mi voto. No negaré que su calidad técnica puede ser la mejor, pero, sinceramente, creo que mis gustos en cuanto a las historias que nos cuentan van por otros derroteros y algunos de los nominados en ese sentido me dejaron bastante indiferente.
Con todos los que hemos estado esta tarde arrimando el hombro para que el sueño de muchos, pero sobre todo el de quien más lo merece —levántate Javi que esos aplausos son por ti—, se hiciera realidad, esto es, que cualquiera que entrara en twiter pudiera ver que los Blogos de Oro son algo a tener en cuenta, es difícil nombraros o dar las gracias aquí sin dejarse a alguien fuera. Antes de eso dejo la captura de pantalla que hice en la que se nos ve en el quinto puesto de las tendencias en España, aunque según las cuentas a las que he hecho referencia, hemos sido primeros varias veces a lo largo de la tarde, lo cual no se reflejaba... ¿Boicotea twiter o engañan esas cuentas? No lo sé...
Por supuesto, no puedo dejar de mencionar y agradecer el buen rollo y la implicación a todos los compañeros y compañeras que, tanto en twiter, como en las bambalinas, o sea, los perfiles personales de Facebook, han estado implicados en el proyecto de manera más directa y entregando premios:
Como siempre pasa en estas ocasiones cada uno siente las cosas de manera diferente pero creo que puedo decir, sin temor a equivocarme, que todos teníamos unos nervios muy similares y que se fueron acrecentando según avanzaba la tarde y la pequeña bola de nieve iba creciendo y creciendo. Que siempre es una gran responsabilidad lo de entregar un premio aunque sea de esta manera, pero si encima eres "TT" a nivel nacional eso implica que debe haber cientos de personas mirando seguramente qué es eso de los #BlogosDeOro.
Ha sido muchísima la gente que se ha implicado, no en vano hemos votado más de 120 blogs, pero no hemos sido solo nosotros los que hemos estado ahí, habéis sido muchos más y voy a tratar de nombraros al menos a unos pocos aunque sé que no haré justicia a lo que todos y cada uno habéis aportado: @elblogviviente, @lagabar83, @IsraCL26, @LGEcine, @redrumcine, @cine_indoor, @MaldytoBastardo, @KrTles @sestivill y muchísimos más.
Si la historia de los Blogos de Oro fuera un cuento, probablemente empezaría así:
"Érase una vez un pequeño premio de twitter que quería convertirse en trending topic..."
La cuestión es que la historia de estos galardones que inició Javi el año pasado se parecería seguramente a "Las mil y una noches" porque, y pienso que no me equivoco, todos queremos que esto sea un cuento de nunca acabar y dejaros con la miel en los labios, pensando que lo mejor, esta siempre por venir, no en la siguiente noche, sino en el siguiente año y no para salvar la vida como la protagonista de dicho libro, sino para demostrar que hay vida más allá de las grandes iniciativas, porque todas ellas, empezaron siendo pequeñas, aunque muchas lo hayan olvidado. Sé que Javi, Laura y el resto no somos así, que sabemos de dónde venimos aunque no sabemos a dónde vamos. Hace un año, no éramos más que unos locos con una gran ilusión; hoy seguimos estando locos, unos más que otros, pero somos una realidad que se ha plasmado en las estadísticas pero con mucho más corazón que otros, más cercanía y muchísimo más sacrificio, y os lo dice alguien qué sabe de lo que habla, y sin más contraprestación a cambio que lo que esta tarde nos habéis dado entre todos, la felicidad propia y la de ver felices a otros, que es aun más importante.
Os veo en la gala de los Blogos dentro de un año y por twitter siempre que queráis hablar de cine o de lo que se tercie.

domingo, 29 de marzo de 2015

Cabeza borradora, Dora, Dora la exploradora.

Después de la votación en la que os pedía que escogierais qué película debía ser la protagonista el domingo en que se termina la semana en que el Motel celebra su primer cumpleaños ganó, como me imaginaba "Cabeza borradora" o "Eraserhead". Que por qué me lo imaginaba os preguntáis, porque entiendo que esta es la más bizarra de los dos primeros largometrajes del controvertido y para muchos ininteligible David Lynch.
Mis contactos anteriores con Lynch tuvieron un resultado muy dispar, "Carretera perdida" me pareció un coñazo y luego flipé con la serie de "Twin Peaks" y "Fuego camina conmigo" película ambientada en el universo de la misma serie me gustó bastante.
Cuando he empezado a ver "Eraserhead" alguna especie de alarma ha saltado en mi cerebro y me he puesto en guardia, porque el inico ya ha sido, como decirlo, mucho más extraño que la media de las películas que veo habitualmente. No soy solo de esas de "encefalograma plano" pero tampoco me tira demasiado el cine introspectivo, de autor o que me haga pensar demasiado, salvo casos como "Enemy" o "Donnie Darko", esas que has de digerir después de verlas, "Memento´" sería otro ejemplo.
La gran diferencia con las mencionadas, es que en esta de David Lynch cuando te pones a pensar en ellas tras su visionado, las interpretaciones son mucho más numerosas. ¿Es todo un sueño de Resines... digo, es todo onírico? ¿Es todo real pero una realidad tan surrealista, valga la redundancia o lo que sea, que como realidad no tiene sentido?
Pero la cosa no se queda en lo que acabo de deciros en el párrafo anterior, dentro de esa realidad, o de ese onirismo o de la mezcla de ambos, yo estoy más por esto último, hay también numerosas escenas e imágenes que son metafóricas y que, por lo que he leído en algunos foros antes de hacer esta crítica, tienen numerosas explicaciones. Personalmente yo me quedo con las más obvias, que eran las que yo había deducido y que, lo siento mucho, no voy a desvelar aquí porque sería peor aun que destriparos la película. Creo que, si se tiene la presencia de ánimo suficiente, hay que ver una obra como esta totalmente virgen y teorizar cada uno antes de contrastar opiniones.
Dicho todo lo anterior, quiero dejar claro que considero que "Eraserhead" no es una cinta apta para cualquier tipo de espectador y no lo digo por cuestiones de inteligencia ni chorradas similares, sino porque hay muchos momentos que son bastante incómodos de ver y las criaturas que pueblan ese extraño lugar rozan lo repugnante en muchas ocasiones, por no hablar de la banda sonora, o quizá debería decir sonidos molestos y chirriantes en la mayoría de las ocasiones que puede incluso desquiciarnos un poco, sobre todo si la vemos con cascos como yo lo hice.
Si como un servidor, os quedáis con las interpretaciones más sencillas de la mayoría de las metáforas que encontraremos en el film —sé que seguramente muchas más me hayan pasado desapercibidas— comprenderéis que se nos habla de temas que todos de un modo u otro hemos vivido y con los que nos podemos identificar... lo que es mucho más complicado es identificarse con la manera de contarnos las cosas que tiene Lynch.
Nota: 6

sábado, 28 de marzo de 2015

Titanes, recuerda qué clase de poder tienes y cuan fuerte eres

Si hay una película que una deportes y superación personal de una manera sublime para mi esa es "Remember the Titans"; disculpadme si uso su nombre en inglés pero me gusta mucho más y me parece más adecuado que el que se le dio en España.
Hoy voy a empezar hablando del reparto porque una vez lo haga, ya no existirán actores en mi reseña de hoy, solo Gerry, Julius, "Sunshine" y un largo etcétera de personajes que hacen enorme a esta película. Sin ningún género de duda, Denzel Washington está inconmensurable aquí, viéndolo en VO es maravilloso cómo transmite su pasión por lo que su alter ego en pantalla hace, que en realidad es mucho más que simplemente entrenar equipos de fútbol americano de instituto. Will Patton, como el entrenador desplazado por la llegada de Washington. La parte joven del casting está muy, pero que muy bien cada uno en su rol y veremos a un muy joven y con poco protagonismo Ryan Gosling y a una aun más joven Hayden Panettiere, que sería años más tarde la animadora en la serie "Héroes"; imposible no reconocerla pues tiene la misma cara.
Desde que empezamos el visionado sabemos que la cinta va a tener momentos duros pues el luto y los rostros de los protagonistas en el primer minuto del film ya nos ponen sobre aviso. Sin abusar de la voz en off de la hija del entrenador Bill Yoast, una eminencia en lo suyo que está a punto de entrar en el salón de la fama de Virginia, donde se ambienta la historia por sus logros deportivos al frente de los "Titanes".
Quizá haya gente para la que el conflicto racial no se trate con la profundidad necesaria pero lo cierto es que este film no va de eso, no en el fondo, y pienso que las relaciones entre los integrantes del equipo ya son más que suficientes para poder ver lo patético de inculcar a nuestros hijos ese odio irracional hacia los que, en el fondo, son diferentes a nosotros. "Remember the Titans" nos habla de lo difícil que es triunfar cuando tienes todo en tu contra como es el caso del entrenador Boone, no solo por ser negro sino además porque llega para defenestrarlo injustamente, él mismo lo dice en una conversación, que no quiere "hacerle la cama" a Yoast como se dice vulgarmente.
Desde la escena en la que están cogiendo los autobuses para irse a la concentración previa a la temporada, con esa conversación entre Boone y Gerry Bertier, alma mater y capitán de los "Titanes" que tiene que asumir no solo que ahora le entrena un "mono" como llega a decir algún entrenador rival a lo largo de la película, sino que con la integración racial en su instituto, el puesto de muchos de los jugadores blancos puede estar en entredicho. Será en ese campamento donde el equipo empezará a crecer y donde las diferencias se irán convirtiendo en nexos de unión entre los chavales, como el momento en los vestuarios cuando cantan juntos "Ain't no mountain high".
Puede parecer en muchos momentos que Boone es excesivamente duro y exigente con sus pupilos, pero iremos comprendiendo que ahí hay un doble fondo y es más que quiere llevarlos al límite no para que se rindan, sino para que blancos y negros formen un frente común contra él, el enemigo de mi enemigo es mi enemigo, que diría aquel. Pero también veremos que consigue que muchos crean en sí mismos y que lleven su potencial al máximo de lo que jamás creyeron que podrían dar.
El baile de los chicos antes de cada partido, sus charlas antes de las jugadas, lo que hace "Sunshine" cuando ha de sustituir a su compañero lesionado en la primera jugada que le toca dirigir como quarterback y sobre todo lo que dice Julius antes de la final sobre que él no es perfecto, ni ninguno de sus compañeros aunque el entrenador les exigió perfección pero que, como equipo, lo son, son perfectos porque funcionan como uno solo, porque si uno no cuida de sus hermanos, se le echa de la familia, porque si sabes que tú no eres lo suficientemente bueno para ayudar a ganar un partido en concreto eres tú mismo el que se lo dice al entrenador y pides que entre tu compañero, porque el lado fuerte no es en realidad el lado izquierdo, sino su pasión, cómo ponían el corazón en cada cosa que hacían.
Sacrificio, reconocimiento de errores y no solo aprender de ellos sino mejorar gracias a los mismos, ser capaz de superar las diferencias aunque ello suponga que otros dejen de aceptarte porque no se dan cuenta que a veces los cambios son buenos, aunque sean duros y difíciles, todo eso y mucho más tiene esta película que me hizo llorar a mares cuando sucede algo que no recordaba aunque incluso de ahí surge una lección de vida, porque estar herido no significa estar muerto, como muy bien decía el señor Bertier.
Nota: 10

viernes, 27 de marzo de 2015

AUDREY HEPBURN, UNA CARA CON ÁNGEL

Grácil y etérea son dos palabras que perfectamente podrían definir a esta actriz cuya mayor aspiración e ilusión era ser bailarina. Edda Hepburn van Heemtra nació en Bélgica en 1929. Su padre era un hombre de negocios irlandés con proyección internacional y su madre baronesa de una de las familias más respetadas de Holanda. Estudió Arte Dramático y Danza en Londres y Amsterdam. Se inició en el cine para sufragar sus clases de ballet en su empeño por llegar a ser prima ballerina. Tuvo una juventud muy complicada ya que la Segunda Guerra Mundial la pilló de pleno llegando a pasar auténticas penurias. Las restricciones que hubo durante la guerra la tocaron de cerca cuando ella tenía diez años y se prolongaron hasta la derrota de los alemanes en 1945, este hecho hizo que, como ella misma contó, la época en la que más y mejor necesitó alimentarse no pudiera hacerlo, llegó a padecer de desnutrición y anemia. De ahí su extrema delgadez y su débil y aparentemente poco saludable constitución.

A pesar de la presión a la que fue sometida para pertenecer a las juventudes hitlerianas tomó parte activa en la lucha antinazi llevando mensajes escondidos en sus zapatos y más adelante trabajó como voluntaria en un hospital de combatientes holandeses.

Su primer contacto con el cine surgió cuando un productor se acercó a la academia en la que ella cursaba sus clases de bailarina buscando una joven para interpretar un pequeño papel siendo esto una experiencia gratificante pero nada más. Su empeño y ya lo creo que lo puso era ser bailarina, sin embargo sus profesoras consideraban que su físico no la acompañaba, demasiado alta y demasiado delgada. Sin embargo pequeños papeles en el cine la llevaron a toparse con la obra "Gigi"en el teatro para el que recibió el papel principal y comenzaron a multiplicarse las ofertas. En cuanto finalizó la gira con la obra de teatro ya la estaban esperando para su papel más importante quizás y por el que se llevó un Oscar, "Vacaciones en Roma".



Aquello que en un principio parecía ser un enorme handicap, se convirtió es su mejor aliado, su aspecto débil y delicado y sus enormes ojos la llevaron al final a conquistar la pantalla. Y llegó "Sabrina" imponiendo con ella la moda del pelo corto, la extrema delgadez y los zapatos sin tacón, desplazando completamente a todas las actrices voluptuosas del momento.
En 1954 contrajo matrimonio con Mel Ferrer, actor y director, y para rodar su siguiente película "Guerra y Paz", puso como condición que su esposo recibiera un papel en el film, por nada del mundo quería separarse de él. Ains qué bonito es el amor y estar enamorado.


Trabajó junto a Fred Astaire en "Una Cara con Ángel", musical en el que por fin pudo mostrar sus dotes como bailarina. O con Burt Lancaster en "Los que no Perdonan" hasta llegar a una de sus películas más emblemáticas, "Desayuno con Diamantes" en la que mi esposo el Sr. Purgatorio cayó rendido a sus pies. Esta película se la vio él solito (era cuando aún no se había atrevido a pedirme en matrimonio) y naturalmente hizo crítica, abajo os dejo el enlace por si deseáis leer su opinión.


Catorce años más tarde se rompe su matrimonio con Mel Ferrer pero vuelve a casarse un año después con un profesor de psiquiatría nueve años más joven que ella, llegando a enamorarse como una colegiala. Se retiró del cine dedicándose en cuerpo y alma a sus hijos y a su marido. Pero las cosas no siempre salen como uno sueña y su esposo italiano, comenzó a divertirse sin ella así que decidió volver al cine protagonizando tres películas. Después de su segundo divorcio y la muerte de su madre decide que es hora de hacer algo por los demás y decidió unirse a UNICEF viajando por tierras inhóspitas por el tercer mundo ayudando a niños pero sus fuerzas que nunca fueron poderosas la fallaron y lo que en un principio parecía ser una infección tropical resultó ser un cáncer de cólon. Falleció mientras dormía un año más tarde en 1993 a la edad de sesenta y tres años.

Tuvo una gran influencia no solo en el cine sino en la moda y ella misma dijo que quien quisiera parecerse a ella debería comprarse unas gafas grandes, unos cuantos vestidos sin mangas y cortarse el pelo. Me encantan esas gafas, gafas estilo Audrey Hepburn.

El enlace prometido:

jueves, 26 de marzo de 2015

365 días en el Purgatorio dan para mucho.

Antes de empezar a leer, dadle al play para ambientar:
Conocí este blog en sus primeros y tambaleantes pasos aunque con la firme decisión de seguir en el camino que se había trazado, esperanzado de que fuera largo.
Hoy es un día muy especial para el creador del blog y por ende para mí ya que tengo la maravillosa fortuna de formar parte de él de un tiempo a esta parte. Hoy cumple el blog un año.
Blogs de cine hay a cientos en la red, sin embargo este captó mi atención desde el principio, no solo por el nombre que es un acierto de pleno, sino por su creador que es una de las mejores personas que he conocido en mi vida, con unos valores difíciles de encontrar y un coraje digno de admirar.
El estilo intimista, fresco y diferente del blog fue la clave para mi captación y la de muchos otros, parece que estás hablando con el compi con el que fuiste a ver la peli mientras te tomas un café. Esas eran mis primeras impresiones en un principio cuando era objetiva, porque ahora ya no lo soy, adoro a Rudy y considero que es una persona con un gran talento para la escritura, pero sobre todo es una persona con el gran talento de saber hacer feliz a otros, a mí.
Pero sé que estáis deseando leer sus palabras, sus impresiones después de un año de blog, creedme, yo también.
Después de la intensa y emocional entrada de mi señora, me toca a mi arrancar con este texto que es a la vez difícil y gratificante. Difícil porque en estos días no solo se cumple un año de vida del Motel, sino de otras cosas que son de ingrato recuerdo y porque será el primer año que no pase ni el día del padre ni el cumpleaños de mi nena mayor con mis peques; gratificante porque ni de lejos esperaba ser capaz, personalmente, de mantenerme en la brecha como lo he hecho, jamás había escrito tanto en mi vida pese a ser algo que siempre he querido hacer ni esperaba unos números como los que hemos alcanzado, ah, y además coincidimos casi con la segunda edición de los Blogos de Oro, que se entregan dentro de tres días.
Me disculparéis que hoy la entrada sea más larga de lo normal y que me centre, a la hora de hablar en tres personas que han sido sin duda las más importantes en diferentes aspectos relacionados con el blog o con mi vida "real".
El primero Javi, de Cine de Patio, porque fue de los primeros en conocer el revés que me dio la vida un domingo por la tarde y que me hizo darme cuenta de quienes eran las personas que de verdad se preocupaban por mi, aunque fuera en la distancia y quienes no supieron entender que mi salida del blog anterior y la posterior apertura del Motel fue una necesidad imperiosa de seguir en contacto con determinadas personas y mantener mi mente ocupada. El blog fue mi elección de terapia personal además de la profesional que ya seguía. El fin de semana siguiente los Blogos de Oro llegaron por primera vez y me ayudaron a sentirme parte importante de algo en un momento en que lo necesitaba más que ninguna otra cosa.
El segundo Ricky, dueño y señor del "Frickyblog", porque fue el primero en mucho tiempo, con aquellas sesiones de cine en el ciclo de Hitchcock que me demostró que había gente que podía querer hacer cosas conmigo cuando llevaba tanto tiempo sintiendo que salvo mis niños casi nadie disfrutaba ya de mi compañía. Sé que son cosas difíciles de entender para quienes no hayan pasado por determinadas situaciones pero es duro vivir ciertas cosas cuando por desgracia tú si sigues sintiendo lo mismo y peleando pero la otra parte no.
La tercera ha escrito hoy la introducción porque quizá para vosotros Aurora sea una cabeza visible en el Motel desde hace solo unas semanas, pero si yo he evolucionado —hasta yo me doy cuenta mirando las primeras críticas del blog— y he seguido al pie del cañón con ilusión cada día, incluso cuando estuve postrado en cama prácticamente todo el tiempo durante dos meses, con dolores cuasi insoportables a veces, ha sido gracias a ella. Jamás nadie ha creído en mi como ella ni ha conseguido que yo crea tanto en mi mismo. Me costó que se animara a hacer una colaboración inicial en el blog, porque a veces se siente una "intrusa" entre tanto cinéfilo, cuando ella sabe de cine clásico mil veces más que yo y escribe de una manera que muy pocos logran; es tan pasional escribiendo como lo es como mujer y eso se nota y gusta. Dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana y lo cierto es que cuando miro por la que ha abierto Aurora para mi siempre veo algo hermoso.
Como bien dice el amigo o amigos de "El blog viviente" parece que este tipo de entradas no pegan mucho en un blog que incluye la palabra "Purgatorio" en su nombre, pero no me negaréis que mola y el significado del mismo va más allá de los contenidos que en él publicamos. A veces has de purgarte a ti mismo para lograr una mejor versión de ti mismo y en eso trabajo cada día.
Si nombrara a tod@s los que en algún momento habéis significado algo durante estos 365 días esto acabaría siendo insoportable para muchos, así que intentaré ser breve.
Intentaré recordar los nombres y espero que os identifiquéis con ellos. No puedo dejar de nombrar a Alex, por su constancia y por sus cariñosos e interesantes comentarios; a Silvia que demuestra cada día que tener muchos seguidores no es sinónimo de ir de diva o creerse una "twitstar" cuando tiene muchos más que algunas webs que presumen de ser grandes en esto de los cinéfilos; a María, con quien compartí la entrada número 150 del blog y con quien tantas conversaciones de cine he disfrutado; a Ana que ha sabido traernos una manera diferente de rememorar el cine con sus instantes cinematográficos; a Reme porque sabe lo que es poner una sonrisa cada día en las redes cuando las cosas están mal; a Enoch, capaz de hablarnos y de hacerme ver cine que ni me plantearía y que tiene alma de escritor igual que un servidor; a Lori, porque por mucho que se empeñen ser especial no es ser raro, es ser especial, solo que la gente no sabe apreciarlo; a Vanessa, porque quizá haya muchos más que compartan carteles, pero ella lo hace de una manera mucho más personal y eso engancha; a Myrian, que siempre me hace asociar su nombre en twitter con los pingüinos de Madagascar y acordarme de las risas de mis niños viendo a estos personajes; a "Rebobinando" porque pueden ser un poco radicales a la hora de expresarse pero dicen lo que piensan y eso hoy es un valor en desuso; a Barry, nos tomaremos esas cañas o esas sidrinas en alguna de las visitas que haga por Madrid, prometido; a Vinny y Charco, porque no se puede estar más loco ni ser más fricky y a la vez tan auténticos y divertidos; al barbudo pelirrojo que saca la basura del cine casposo cada domingo porque me encanta su humor y su manera de hacer las cosas aunque a veces se le vaya un tanto de las manos; a Ylenia por animarnos cada día con Disney cuando muchas veces es ella quien necesita que la animen; a Raquel, de la que no me olvido pero las pelis me tienen demasiado ocupado para seguir las series; a Paco, que si juntáramos su manicomio con nuestro Motel, temblaría hasta Norman Bates; y hay muchos más como Marisa, Pili, Leti, Nat, Carles, Alejandro de "Aleucine", el loco tras la cuenta de "Pagando Canon", Iván, Carmen, los compañeros de "Ke luego barra alguien" y un largo etcétera al que espero dar merecido homenaje con los #FF de mañana.
Si habéis llegado hasta aquí espero que siempre que podáis sigáis leyendo lo que mi señora y yo tenemos preparado para vosotros en el próximo año de vida del Motel, porque sin vosotros quizá habríamos llegado hasta aquí, pero no de la misma manera.
Ahora dadle al play si necesitáis animaros después de tanto moñerismo:
Nota para el primer año que hemos compartido con vosotros: Matrícula de honor.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Sorteo con sorpresa si tenéis lo que hay que tener en los Blogos de Oro.

Seguramente algunos ya habréis visto que estamos haciendo un sorteo de dos suscripciones de un mes a Filmin para celebrar el primer aniversario del Motel. También he mencionado que habría una sorpresa relacionada con los Blogos de Oro y es la siguiente:
Si ayudamos entre todos a que el hashtag #BlogosDeOro sea trending topic el domingo por la tarde durante la gala de entrega de premios, no habrá dos premiados sino tres. Sé que puede no ser sencillo, pero de todos depende que usemos siempre dicho hashtag para comentar cualquier cosa relacionada con los premios y que seais tres los que podáis disfrutar de un mes del mejor cine y series totalmente gratis por cortesía del Motel y "esponzorizado" por los Blogos.
Os recuerdo que para participar en el sorteo solo tenéis que seguir al Motel en twitter y hacer un copiar y pegar de esto que os dejo abajo para participar. Solo contará una vez, todos tendréis las mismas oportunidades en el sorteo:
 
"Quiero mi mes de Filmin por haber aguantado que sortea "
 
Así que ya sabéis, participad y el domingo a usar siempre el hashtag #BlogosDeOro, de vosotros depende que lleguemos a colocarnos entre las tendencias de la tarde y que esa misma noche, cuando se realice el sorteo, tengáis una posibilidad más de llevaros un mes de Filmin por vuestra cara bonita.

Love actually. El amor, realmente, está en todas partes.

La entrada 300 del Motel bien merecía una crítica a dos teclados con una película muy especial como es esta. No soy muy de comedia romántica, tengo ciertos prejuicios sobre este género sin duda condicionados por actores y actrices de la talla de Hugh Grant o Meg Ryan, lo siento. Sin embargo el Sr. Purgatorio adora esta cinta y por supuesto en nuestra andadura de "matrimonio bloguero" debemos aprender el uno del otro y a compartir nuestras diferentes pasiones y en esas estábamos cuando decidí comprarme esta película y como siempre que es posible disfrutarla juntos. Y desde luego el amor está en todas partes, no tengo ninguna duda al respecto y nos aborda como un tsunami a veces o quizás como una suave brisa que acaricia tu cara y alborota tu pelo. El conjunto de la compañía, el amor que se respira en la cinta o las canciones que acompañan a las historias hicieron de su visionado una noche memorable, de sentimientos a flor de piel que me hizo llorar en más de una ocasión. El amor del primer ministro, del escritor, de la joven recién casada o el del niño de once años que se enamora perdidamente, todo es amor de verdad, y sí, te enamoras con diez años, con treinta o con cincuenta. Muchas cosas confluyeron en mi caso para definitivamente recomendar esta película de historias cotidianas que puede ser la tuya o la del vecino del tercero. Me encantó porque love is in the air, ¿no es cierto Sr. Purgatorio?
Sí mi amor, el amor está en el aire y en todas partes, como bien dice la voz en off del personaje de Hugh Grant en el genial inicio de la película en el aeropuerto de Heathrow. Lo mejor de esta primera escena es que es cien por cien verídica, porque yo la viví en mi época de vigilante en la estación de Atocha en Madrid; no había mejor sitio para reconciliarte con la gente y con la vida que la terminal de llegadas del "AVE", donde, como en la película, veías amores de todo tipo, no solo entre parejas.
Si hay algo que me gusta de "Love actually" es su cuasi perfecta mezcla de comedia y drama, de hilaridad y seriedad, de diferentes maneras de amar y de vivir el amor, de historias que acaban bien, mal o que debes imaginarte tú cómo acabarán. Es realista, no nos muestra solo la cara amable y más dulce del amor sino que nos enseña todo el espectro de luz, desde el blanco más brillante hasta el negro más opaco.
Creo que hablar de esta película para mí es hablar de qué historia o historias me han marcado más o con cual me identifico especialmente. La que más me marcó fue sin duda la de los compañeros de trabajo que llevan más de dos años trabajando juntos y que me parece la más dura y a la vez real de todas; con la que me identifico es con la del escritor, no porque me guste escribir, sino porque soy como el personaje de Colin Firth, ese que es más de ser dejado que de dejar, y que necesita un golpe enorme de la vida para darse cuenta de que si se quiere algo que vale la pena, no queda más remedio que arriesgar al final.
No es que las demás no merezcan la pena, porque Liam Neeson y el chaval están magníficos, con unas conversaciones para enmarcar y otras nos dejarán algunas de las instantáneas de cine más hermosas que podamos recordar en cine de este tipo. La que más me sobra es la del chico que viaja a EEUU; no digo que no tenga su gracia pero me desentona un tanto en el conjunto de la película y creo que ya teníamos humor absurdo de sobra y del bueno con la vieja estrella del rock y su manager.
En estas películas corales es muy difícil destacar a nadie pero creo que hay dos mujeres que están por encima del resto, Emma Thompson y Laura Linney, acompañadas de un, siempre a la altura, Alan Rickman y una Keira Knightley que ilumina la pantalla con su sonrisa. Es curioso ver a Andrew Lincoln, Rick en The Walking Dead, en un papel como este de nuevo.
Sabía que pese a estar Hugh Grant, esta película gustaría a mi señora, porque, se le dé la nota que se le dé, creo que es un film en el que todos, de una u otra manera nos sentiremos identificados, incluso en más de una ocasión. Maravillosa comedia romántica que si no habéis visto os recomiendo y, si ya lo habéis hecho, revisionadla, porque el disfrute está asegurado.
Nota Rudy: 9
Nota Aurora: 8
Nota: 8,5

martes, 24 de marzo de 2015

El Rey León, mucho más que animación.

Cuando se ha hablado tanto ya de una película como se ha hablado de esta, cuando todos sabemos que en cuanto a animación es objetivamente un top ten, si no es que incluso está en el podio, en la historia del cine se hace difícil enfocar la crítica y decidir sobre qué hablar.
Para empezar os diré que, cuando aun en la casa de mis abuelos, donde me crié con mis tíos más jóvenes y con mi madre, solo teníamos una mini cadena, un armatroste de aquellos que necesitaba un mueble para ella sola, de las que traían tocadiscos de serie, la genial banda sonora de "El Rey León" fue el primer CD que compré y que escuché hasta la saciedad. Además, pese a lo que me gusta el cine de animación y lo difícil que es decantarse en ese sentido por una sola película, diría que esta es sin duda "La Película" para mi en lo que a este género se refiere.
¿Por qué digo que es mucho más que animación? Me parece más que evidente que cuanto más he ido madurando, al ver esta cinta, soy consciente de que se tratan temas y se inculcan valores que cada vez están más ausentes no solo en el cine, sino en la sociedad misma. Si tienes hijos y has tenido que educarlos, cosa que se hace en casa, es difícil no identificarte con muchas cosas de las que pasan en la pantalla. Yo personalmente soy muy como "Mufasa", una persona de gran rectitud y responsabilidad, que intenta no tratar a nadie mejor o peor porque pueda estar, de alguna manera, por encima de ellos y, como él, intento que mis hijos aprendan, poco a poco, que la vida no es solo diversión y "Hakuna Matata" aunque la canción "mole un puñao" sino que hay que afrontar las responsabilidades y sin vivir en el pasado, saber que no se puede escapar de él, que hay que aprender de los errores que hemos ido cometiendo.
Después del rollo de arriba, porque es lo que sentí anoche mientras veía la película para hacer esta crítica, aunque no lo necesitaba realmente, creo que en animación tradicional y teniendo en cuenta los medios de la época ningún film supera en calidad a esta obra de arte. La mezcla de humor y drama a la que Disney nos tiene acostumbrados normalmente en sus creaciones que van más allá del puro entretenimiento infantil es sublime y lloraremos con determinados momentos entre "Mufasa" y "Simba", yo al menos lo hago, y reiremos con ganas con "Timón", "Pumba" y "Rafiki".
Si he de quedarme con un fotograma sería ese en que "Simba" al pisar en la huella que ha dejado su padre en la tierra se da cuenta de cuan pequeño es, ¿a quién no le ha sucedido eso en algún momento de su vida y no solo de niño? Es de un simbolismo maravilloso y muy acertado.
Llegamos a la parte que muchos habréis estado echando de menos. ¿Cómo es que Rudy aun no ha hablado de la banda sonora más en profundidad? La música, de la mano de un Hans Zimmer que aun no era "nadie" por decirlo de alguna manera y las canciones, de la mano de dos genios como "Tim Rice" y "Elton John" que, evidentemente, suenan mucho mejor en su versión original, pero que fueron muy bien trasladadas a nuestro idioma. Siempre se habla de la genial pieza de la intro de la película o de la ya mencionada "Hakuna Matata", pero como soy un romanticón, yo os dejo el vídeo de la canción más "moñas" de toda la película:
Evidentemente es una película que recomiendo ver una y otra vez siempre que os apetezca porque el cine de animación no se creó solo para nuestros peques sino para disfrutar historias mucho más profundas de lo que parecen a simple vista y que no son solo "dibujos animados". Larga vida al Rey.

lunes, 23 de marzo de 2015

Charada, absurdamente maravillosa.

La semana del primer aniversario del Motel en nuestros Clásicos con Aurora traemos una crítica de una película especial como es esta. La ocasión bien lo merece, así lo decidimos mi querido esposo el Sr. Purgatorio y yo.
No puedo ni quiero ocultar que mi mayor incentivo para ver este film es mi adorado Cary Grant. Sin embargo la cinta es más que merecedora de más de un visionado y disfrutándola cada vez. Me parece una comedia dinámica con una Audrey Hepburn que sé que a pesar de su delgadez es muy del agrado del Sr. Purgatorio. En esta ocasión es una mujer atrevida y descarada cuyo estado de viudez más que reciente no le impide tirarle los tejos a Grant una y otra vez. Supongo que es lo que ocurre cuando no hay amor de verdad y lo que te mueve a contraer matrimonio sea otra cosa aunque no queda claro en la película. Por otra parte Grant tiene unos momentos mágicos e hilarantes como la ducha completamente vestido. Grant terminó tan encantado con su pareja cinematográfica que dijo: "¡Para Navidad solo quiero otra película con Audrey Hepburn!" demostrando la exquisita química existente entre los dos plasmándose esta a la perfección en pantalla. Rodados todos los exteriores íntegramente en París, nos sorprenden con secuencias, por sus calles o el metro, de persecuciones tratadas con un ritmo y energía coreográficos.
El conjunto de villanos no tiene desperdicio, actores de la talla de James Coburn, Walter Mathau o George Kennedy confieren al film un más que merecido lugar de honor en mi estantería de clásicos.
Charada significa acertijo para adivinar el significado de una palabra con una serie de juegos de las mismas. Pero no es ningún acertijo difícil de adivinar si os pregunto quién está en un estado de gracia en mi corazón y no purificando su alma en ningún purgatorio.
Empezamos esta semana cumpleañera, como no podía ser de otro modo, con una crítica a dos teclados en compañía de mi amada Sra. Purgatorio —ya sé que tu corazón es mío si eso quieres decir con el estado de gracia y mi alma es tuya después de purgarse— y con un clásico que fue de los primeros que vi en edad adulta hace unos años y que me entusiasmó en su primer visionado, aunque había muchas cosas que no recordaba, salvo la divertidísima escena de la ducha y curiosamente, la resolución final, de la que nada diré pues sabéis que aquí somos poco o nada de destripes.
Hablando de las cosas que no recordaba es que el humor fuera tan maravillosamente absurdo, esperpéntico en muchas ocasiones, lo cual queda patente ya desde la primera conversación que mantienen los personajes de Grant y Hepburn en la estación de esquí. Y así será prácticamente a lo largo de todo el metraje, con constantes sinsentidos con mucho sentido y con un humor que es mucho más inteligente de lo que parece y que no es fácil ni de escribir ni de ejecutar.
"Charada" es puro divertimento y transgresora para su época al ser ella la que le tira los trastos a él y no al revés, teniendo en cuenta que la diferencia de edad es patente y que ella ha enviudado recientemente. Genial en ese sentido la escena de las naranjas. Aquí casi nada y casi nadie es lo que parece... o si, o no... bueno, no sé, es que el juego de trileros en ese sentido es constante y al final ya no sabes si subes o si bajas, como si fueras gallego; yo lo soy en parte así que algo de eso tengo.
El reparto está maravilloso, desde los protagonistas hasta unos secundarios de lujo que, desde su primera aparición en el sepelio aportarán su granito de arena a una montaña de ironía y absurdez a la que ya quisieran acercarse comedias como "Resacón en las Vegas" y similares. Pero no os molestéis si os encanta esa trilogía o cualquier otra película de ese estilo que, como digo siempre, la comedia es quizá el género más personal a la hora de que nos guste o no a cada cual.
Últimamente casi que no hay clásico que veamos mi mujer y yo que no tenga a Henri Mancini a cargo de la banda sonora y la verdad, es de agradecer porque este hombre era una eminencia, con cintas tan diferentes como esta o "Días de vino y rosas", con aires e historias tan contrapuestas que sorprende su capacidad para pasar de la comedia al drama sin resentirse su calidad en ningún momento.
En esta semana he intentado que cada película que pase por el Motel tuviera un significado para mi y "Charada" fue probablemente la primera comedia clásica que disfruté a tope y quería hacerlo de nuevo con Aurora, con la que disfruto a tope de todo lo que hacemos juntos. Un film sobresaliente que ambos recomendamos ver en VOSE, o al sueco si eres como mi chica, porque el doblaje me parece casi más criminal que el de "El Resplandor".

domingo, 22 de marzo de 2015

Chappie o la insoportable levedad del "plagio".

Aunque fui a verla el miércoles en familia con ciertas esperanzas puestas en ella pese a los palos que estaba recibiendo, no hemos publicado crítica de "Chappie" hasta hoy porque decidí hacer un "especial" aprovechando que Neill Blomkamp solo ha rodado hasta ahora tres largos y encajaba perfectamente para el fin de semana. Cuando eso sucede y dejas reposar las pelis puede suceder que al final seas más benévolo de lo que habrías sido escribiendo la crítica con la cinta demasiado fresca o que, como me ha sucedido a mí, acabe pasando de un cinco muy raspado a un suspenso que considero merecido.
Si he entrecomillado la palabra plagio en el título es porque considero que hoy día ya es tan difícil ser original que también lo es hablar de plagio, pero lo que si existe es cierto "autoplagio" del propio Blomkamp que parece obsesionado con historias donde las diferencias, sociales, raciales, etc. han de estar constantemente presentes. En este caso vamos más bien a un tema ya tratado en "I.A." de Spielberg o incluso "Pinocho", esto es, ¿Qué sucedería si una creación nuestra pudiera llegar a ser consciente de si misma? Jugar a ser Dios o "Creador" es peligroso y es muy difícil no acabar cayendo en la soberbia de "endiosarse" —hoy me ha dado por las comillas eh— y en ese aspecto la película no funciona del todo mal.
El problema de "Chappie", de su guión más bien, es que trata de ser una mezcla de "Cortocircuito" y "Robocop" que no casa nada bien y da más vergüenza ajena que risa, cuando intenta eso, y te desconcierta cuando de repente los personajes se ponen a filosofar. Ya no sabes si te van a salir con alguna de las adorables frases de Chappie, el protagonista, a lo "Johnny 5" o te van a soltar el "Vivo o muerto vendrás conmigo" de Murphy. Seguro que quien haya visto más ciencia ficción verá aun más similitudes con otros films pero creo que ya con esta fallida combinación es más que suficiente para explicar el por qué Blomkamp consigue decepcionar de nuevo y aun más que con "Elysium".
Si lo mejor del reparto es el tierno y divertido robot protagonista creo que algo falla y que va siendo hora de que reconozcan trabajos basados en captura de movimiento porque el Chappie que crea Sharlto Copley —por algo os decía lo de actor fetiche— es una delicia y lo único realmente salvable de la película además de los efectos especiales. En cuanto a los demás, de tan caricaturescos que son algunos personajes son totalmente inverosímiles, como el interpretado por Jackman, más vergüenza ajena aquí, o la "familia" del robot que... bueno es para echarles de comer aparte. Anda por ahí Sigourney Weaver, lo cual ya no es novedad en casi cualquier película de ciencia ficción o similar que se ruede en los últimos años, y el chaval Dev Patel, tampoco acaba de convencer del todo.
Personalmente no recomendaría una película en la que Zimmer, a cargo de la banda sonora, parece ser el que más en serio se ha tomado su tarea y cuyas armas a lo pack de skins de "Gears of War" son una más de las muchas ridiculeces que sufriremos a lo largo del metraje. Disfrutable en cine si no eres nada exigente porque de los que fuimos, cuatro, nadie salió contento con ella. Ah, se me olvidaba, después de peleas para todos los públicos durante toda la cinta, Blomkamp se acuerda de que le gusta salpicarnos con sangre y mete una escena gore sin ningún sentido teniendo en cuenta el tono de la película hasta el momento. Miedo me da lo que pueda hacer con Alien si van a estar él o su equipo actual tras el guión; roguemos porque no sea así.