sábado, 5 de diciembre de 2015

Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte I y II

Como ya hiciera en su día cuando analicé los finales de las adaptaciones cinematográficas de Harry Potter y Crepúsculo, y al no haber hecho crítica en su día de la primera parte, me he decidido a analizar Sinsajo en una única entrada.
Después de haber vivido este fenómeno de dividir el último libro en dos películas, por cuestiones meramente económicas, por mucho que nos vendan que suele ser porque la obra es más larga que las anteriores, me ha quedado claro que todos acaban adoleciendo de la misma enfermedad, la "alarguitis sinsentiditis". Vamos a explicarlo como buenamente podamos en los próximos párrafos.
Es obvio que en una novela todo, entornos, personajes, situaciones se tratan con mucho más detalle y profundidad y eso suele arreglarse al trasladarlo a la pantalla tirando de eso de que una imagen vale más que mil palabras. Cuando lees, el conocer las intrigas, el trasfondo de los actos de cada uno es un plus añadido pero el mundo del celuloide exige algo más de ritmo, a mi entender, y máxime en una producción como esta.
La primera entrega de Sinsajo es tremendamente lenta y en ella no sucede prácticamente nada hasta el final con un cliffhanger que parece más propio de una serie. como ya digo, es verdad que conocemos algo más de lo que escondía el Distrito 13 cuyos habitantes no estaban muertos, que estaban de parranda armamentística; que cuando ves el arsenal que tienen ahí y que aun no hayan atacado piensas, "Joder, los del Capitolio deben tener lo menos cien bombas nucleares". Además de eso hay que reconocer que la forma en general de llevar a cabo la rebelión, incluidos algunos ataques a objetivos de importancia capital para los malotes del presidente Snow rozan un poco lo absurdo; si miráis con mucha atención el asalto a la presa me comprenderéis.
Luego llegó la segunda entrega y, como es lógico en una novela larga y por lo tanto en su traslado al celuloide, ahí se concentra toda la acción y el despiporre de disparos, frenetismo y, oh sorpresa, la vuelta a los orígenes de la trilogía, porque, y es algo que los propios personajes dicen, el ataque al Capitolio se convierte en unos nuevos "Juegos del hambre" y la ciudad en una arena gigantesca donde, de nuevo, se hará alarde de la mayor variedad de trampas posibles que mermarán a nuestro grupo de héroes casi tanto como los tiras y aflojas entre ellos mismos. Conste que esto no es algo malo ni mucho menos porque consigue mantenernos en tensión bastante bien, con cierta originalidad en los mecanismos que se van activando en la urbe, alguno con bastante mala baba y con los típicos sacrificios personales en favor del bien común, representado por la figura de Katniss/Sinsajo.
Antes de hablar de lo que me ha parecido el elenco quiero señalar un aspecto que me ha hecho sentir una admiración por Suzanne Collins, la autora, que no pensé que fuera a sentir y es el final, no el epílogo que es obvio que está hecho ex profeso para los fans, sino a lo que podríamos considerar el final de la guerra entre las dos facciones. Si tenemos en cuenta que se trata de una obra pensada inicialmente para un público juvenil, me parece muy valiente y adulto además, haciendo que Katniss demuestre que no quiere ser un títere de nadie.
Ahora si le toca al reparto y he de decir que en términos generales me parece que, al igual que en anteriores entregas, cumplen sobradamente con sus roles, Aunque Julianne Moore se podía haber esforzado un poco más, y que Josh Hutcherson ha hecho su mejor interpretación de toda la saga con mucha diferencia. Jennifer Lawrence sigue demostrando que es una de las actrices con más futuro y que pone todo lo que tiene en el asador sea cual sea el papel, esperemos que lo siga haciendo en el futuro y que no la veamos desganada en esos films que parece que solo les sirven para engordar su cartera.
En definitiva, nos encontramos ante un cierre más que digno, cosa que a mi mismo me sorprende decir, si tomamos el todo que suman las dos cintas y que demuestra una vez más que a veces, menos es más, algo que deberían ir aprendiendo ya para que dejen de convertir trilogías en cuatro películas para sacar más dinero aunque luego sea imposible disfrutarlas si no es juntas.
Nota Parte 1: 6
Nota Parte 2: 7
Nota: 6,5

1 comentario:

  1. ¡Buena entrada! Me han encantado los toques de humor. A mi no me defraudó, y eso que flaquea por muchos puntos. Creo que el problema es precisamente 'alarguitis sinsentiditis' de la que hablas.

    ResponderEliminar