domingo, 29 de noviembre de 2015

Quantum of Solace, el solazo de las vacaciones debió afectar a los guionistas

Volvemos de nuevo a tener a James Bond en nuestras habitaciones con la segunda entrega de las protagonizadas por Daniel Craig y que en mi modesta opinión lleva al máximo y al exceso el error de la anterior, si hablamos de lo que es el universo 007, esto es, un abuso de la acción en detrimento de la trama.
Sé que ya dije algo similar en la primera crítica de esta serie de cuatro pero es que yo cuando me siento a ver una película de Bond espero algo más que una cinta de acción vacía en la que lo mismo podría ser el agente secreto más conocido del mundo de la ficción el que estuviera dando saltos de un lado a otro y repartiendo leches a todo el que se le cruza como en una peli de acción cualquiera.
Por si ese aspecto fuera poco, nos meten esta vez como fémina acompañante a la Kurylenko que si, puede ser muy bella pero aun no he sido capaz de verle nada como actriz para justificar esa admiración que a veces veo por ahí. Me parece de lo peorcito de la hornada que nos ha llegado en los últimos años.
Craig sigue funcionando a la perfección como héroe de acción con ese físico portentoso y también como Bond en los pocos momentos en que de verdad lo vemos en pantalla cuando deja de ser "Action man". Le sigue faltando la vertiente de gentleman más acusada, que si han sabido transmitir otros en el pasado, y que no consiste solo en llevar un traje en situaciones donde otros agentes irían con equipo de campo pero cumple con lo mínimo exigible en ese aspecto.
Luego tenemos para terminar, el villano, o villanos, peor construido de la saga desde hacía mucho tiempo. Después de un Mikkelsen que hacía las delicias de todos en Casino Royale, encontrarnos aquí con esa especie de "conseguidor", que lo mismo se alía con Maduro que con quien lo quiera defenestrar, hace que, al menos en mi caso, me sienta aun un pelín más decepcionado y que convierta en olvidable una producción que debería haber terminado de sentar las bases para lo que vendría después aunque ya veremos que Sam Mendes, con gran acierto en mi opinión, reseteo en la medida de lo posible.
¿Es entretenida? Si ¿Es eso suficiente para considerarla una buena película en términos generales? Para este que os escribe no pero, como ya sabéis, yo no soy para nada objetivo o al menos no lo soy tanto como quizá otros intentan o consiguen ser. A mi la cinta me ha gustado lo suficiente para aprobarla pero nada más. De las cuatro me parece la más floja con cierta diferencia y recomendaría su visionado si el personaje os gusta mucho y sobre todo porque, a pesar de que no sea imprescindible, la historia de la tetralogía con Craig conecta todos los films de un modo u otro. Por lo demás, sigo prefiriendo, en este registro a Bourne que a esta mezcla de 007 con un militar de operaciones especiales.
Nota: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario