viernes, 30 de octubre de 2015

Pesadilla en Elm Street, se nota, se siente, Freddy está presente

Bueno, bueno, bueno, hoy vamos a hablar de una de esas películas que son de culto y con la que yo, de pequeño, me iba la pata abajo cosa mala cuando la veía; porque si, todos los que amamos el cine de terror nos las apañamos desde nuestra tierna infancia para ver estas películas no recomendadas para nosotros y, qué curioso, no asesinábamos a nadie ni se nos iba la olla ni nada de eso. Será que además de lo que vemos, leemos, etc. influye más la educación que se recibe y que nos convierte n personas cabales, dentro de lo que cabe.
La de años que hacía que no veía yo esta cita y, lo que me he reído con algunos detalles, como la carrerita de los primeros segundos de la chavala, que se ve que le dijeron, que parezca que no avanzas y de ahí sacaron seguramente la idea de todos esos juegos de consola en los que corres sin moverte del sitio.
De todos modos, hay que reconocer que, seguramente, este es uno de los slasher más serios y que mejor ha envejecido. Wes Craven sabía lo que se hacía sin ninguna duda.
Entre otras cosas es destacable cómo vamos en seguida al turrón, quiero decir, a Freddy/Robert Englund, lo conocemos nada más empezar la película y tampoco tardamos mucho en ver que los chavales de este instituto, en lugar de sueños húmedos, sueñan con un tipo con jersey a rayas rojas y verdes que, seamos sinceros, yo creo que lo puede lucir dignamente Krueger y poco más.
Con las sucesivas entregas el tema muertes en sueños estuvo mucho más currado, por lo que recuerdo de lo que vi en su día, a pesar de que una de las más icónicas de la historia del cine de terror la tenemos aquí y todos sabéis a cuál me refiero. En ese sentido, el tema onírico da bastante más juego que con otros psicokillers, que se limitan mayormente a acuchillar y decapitar de diversas formas.
Tenemos en este film dos casos paradigmáticos de actor que empieza en un género mucha sveces denostado y que luego acaba triunfando de manera abrumadora, como es Depp y el de actor al que un papel marca tanto que poco más destacable hará nunca y que siempre será "el que hacía de Freddy", Robert Englund.
A pesar de que a mis años y con tanto a las espaldas ya no me asusta, hay que reconocer que sigue inquietando y que no ha envejecido nada mal salvo por algún efecto especial y por los espantosos peinados y modelitos que nos llevan, sobre todo Depp con esa camisetita. Eso es un mérito que hay que reconocerle y que pocas consiguen en esto del slasher.
Recomendable verla si aun no lo has hecho, cosa que sería extraña si te gusta el terror, o revisitarla para recordar esos tiempos en que veías una peli y te daba miedo dormirte más que lo que pudiera haber en tu armario o bajo tu cama.
Nota: 7,5

2 comentarios:

  1. Recuerdo verla de crío. Con mis hermanos y mis padres. Me la grabe en VHS. A mí madre le dio tal mal rollo q quería q la borrara. De hecho le obligó a mi padre a hacerlo porque no quería ni verla en la estantería. Clásicazo!!! No pasa el tiempo por ella.

    ResponderEliminar
  2. Uno de los mas grandes clasicos del cine de terror ochentero... Como bien dices, cuando la vimos en su momento daba bastante miedo, te metias en el papel de los estudiantes y casi tenias mas ganas tu que despertaran que ellos mismos...

    Genial la bso y la escenas de las niñas saltando la comba... Como con tan poco se puede asustar tanto...

    Nosotros hablamos de toda la saga ochentera hace un tiempecillo... Xsi te quieres pasar ;)

    http://sinentradas.com/tag/freddy-krueger/

    Saludos

    ResponderEliminar