sábado, 24 de octubre de 2015

Atrapa la bandera, le falta riesgo pero es ideal para verla en familia

Algo más de cuatro meses han tenido que pasar para estar de nuevo en una sala de cine con las dos personitas más especiales de mi vida. Por suerte el éxito en taquilla de esta cinta de animación y la cantidad de salas de que disponen los Cinesa nos puso fácil poder disfrutar los tres por vez primera de esta entretenida película.
Enrique Gato, director, y su equipo han conseguido dar un paso adelante tras la, para mi, vistosa pero fallida Tadeo Jones. A aquella le faltaba algo, empaque sobre todo, en una historia que parecía moverse a base de gags más que nada. No es que este nuevo largometraje sea un dechado de originalidad, pues lo que nos cuenta está ya muy visto, aunque si hace algo importante, teniendo en cuenta que está dirigida principalmente al público infantil, y es enseñar algo, transmitir unos valores.
En este caso, la principal enseñanza, muy adecuada en nuestro país, es que a veces son los mayores, esos abuelos que la sociedad parece querer desahuciar de la vida, quienes pueden enseñarnos mejor que nadie lo que se necesita aprender e incluso quienes al final solucionan las cosas. Luego está lo de siempre, la familia y el héroe que lo es casi sin quererlo o porque las circunstancias le obligan a serlo.
No sé si es porque la animación se realizó cronológicamente, esto es, que no se hace como con las películas de imagen real, donde a veces se rueda la última escena antes que la primera, pero no pude dejar de tener la sensación de que la calidad y el detalle eran mucho mejores según avanzaba el metraje. Que tenemos animadores muy buenos en España es algo de dominio público, aunque muchos acaben yéndose fuera a demostrar su valía, y eso se nota cada vez más en las producciones hechas cien por cien en nuestro país. En ese sentido pienso que "Atrapa la bandera" marca muy bien el camino a seguir para ser muy comerciales no solo aquí sino a nivel mundial incluso y que eso permita en el futuro afrontar proyectos más arriesgados, sin encorsetar tanto la historia en clichés demasiado vistos.
Tiene un muy buen ritmo en lo que nos cuenta, un malo megalómano, el típico animalito simpático que funciona incluso mejor que el loro de Tadeo y sobre todo tiene mucho diversión para disfrutarla en familia. Si cuando vas al cine a ver una de animación buscas algo más profundo al estilo Pixar, puede que te decepcione pero si vas con tus peques, tus hermanos o sobrinos y te dejas llevar por el entusiasmo de ellos la disfrutarás aunque no sea una maravilla.
Nota: 6
Nota infantil: 7,5

1 comentario:

  1. Mira que me gustan las películas de animación, pero esta no es que me llame mucho...

    ResponderEliminar