sábado, 8 de agosto de 2015

Alerta máxima, si Chuck es Dios, Steven es su profeta

Si esta película y este actor están aquí, en esta "Semana de la testosterona", es principalmente porque la idea original era hacer esto con mi amada @GpAurora y que hubiera incluso una película clásica de macho, muy macho. Que no haya podido ser así no me impide que esta cinta cierre este ciclo de cine casposo, unos films más que otros, ni que exprese públicamente mis sentimientos.
Sea como fuere, "Alerta máxima" no es nueva para mi, pues de chaval me nutría básicamente de este tipo de cine en el videoclub así que es muy posible que con este visionado vayan ya más de diez. Lo primero que sorprende es ver a un Seagal tan expresivo desde los primeros momentos; que si sonrisas, que si cuenta chistes con los compañeros en la cocina del barco, vamos, que debió hasta dolerle luego la mandíbula y todo pero no os preocupéis porque eso es algo transitorio, luego le veremos asistir impasible a la salida y posterior exhibición de "pechonalidad" de uno de los mitos eróticos de la chavalada de aquellos años, la anteriormente vigilante de la playa Erika Eleniak.
Si os soy sincero esta escena y el beso final me hacen plantearme si el amigo Steven se merece estar en esta semana porque algo de testosterona le tenía que faltar para no cambiarles el rictus de la cara y comerle el morro a la muchacha, muy mona ella además de otras consideraciones, con tan poca gracia. Tendré que consultarlo con Aurora para cuando podamos hacer una próxima semana de la testosterona juntos.
Se nota mucho que el director, Andrew Davis, había iniciado el camino ascendente que le llevaría a rodar la más que notable versión cinematográfica de "El Fugitivo" en esa misma época, en esa ocasión con un actor mucho más versátil y capaz de demostrar emociones como es Harrison Ford.
Uno de los grandes aciertos es tener a Tommy Lee Jones como el villano porque tiene unos cuantos momentos ciertamente memorables que nos harán dudar sobre la cordura, o falta de la misma, de su personaje en varias ocasiones a lo largo de la proyección. También veremos a más actores que nos sonarán de aquellos tiempos o de verlos luego en series con el paso de los años.
La chicha del asunto está en Seagal y en su capacidad para enfrentarse a hordas de enemigos, usando armas de fuego solo cuando es absolutamente imprescindible, sin recibir ni un rasguño hasta el combate final, una pelea con cuchillos que, sinceramente, ha sido una gozada disfrutar de nuevo. Vale que todos sabemos que este hombre no puede ser un simple cocinero y ya iremos descubriendo cosas de su pasado pero es que, guau, darle una leche a este tío es más difícil que recibir una respuesta correcta a cualquier pregunta que se le pueda hacer a los concursantes de MYHYV. Además esta es una cualidad, la de no recibir golpes, no es que sea exclusivo de esta película, es que los personajes de Seagal, sumándolos a todos, han sangrado menos que cualquiera de Van Damme en un solo combate, por poneros un ejemplo.
Así las cosas, no podemos asegurar que este hombre, que rivaliza en falta de expresividad con Norris, se acerque a la divinidad de este, pero está claro que extiende la palabra a base de mamporros igual que su "Dios".
Película entretenida, que pilla a director y protagonista en estado de gracia en una época en que este tipo de cine era el que partía la pana a base de que sus protagonistas partieran huesos. Ideal para admiradores de Seagal o para nostálgicos de aquellos años en que, a edades tempranas, valía la pena ver una peli solo porque tus amigos te habían dicho que se veían tetas, ¡¡¡tetas!!! Dos, enteritas y respingonas aunque muy poco naturales, pero eso son cosas que aprecias cuando te haces mayor.
Nota: 6

5 comentarios:

  1. Hola Rudy! Estaba dejando a un lado mi propósito de año nuevo de dejar comentarios en los blogs que leo, pero aquí vuelvo a la carga.
    Con esta semana de la testosterona, más allá de la calidad de las películas, me has devuelto a mi infancia, xq las he visto todas (cosas de criarse rodeada de chicos, imagino), y eso ya me ha sacado una sonrisa.
    Lo que no sé es cómo aguantarían el revisionado en mi caso, pero ése ya es otro tema.
    Las críticas estupendas, como siempre.
    Bicos @krtles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Vane,
      no te miento si te digo que me ha sorprendido ver que el comentario era tuyo jajajaja, casi que me habría sorprendido el de cualquier mujer estos días. Es cierto que hay alguna infumable como la de Norris, pero las demás son de una época en la que el cine de acción era eso y no un lucimiento de flipadas aun más inverosímiles que las que se ven aquí.

      Eliminar
    2. ajaja entiendo q pueda ser sorprendente. En mi caso se unieron dos factores; por una lado q crecí rodeada de chicos: ellos me ponían "Soldado Universal" y yo les ponía "Dirty dancing".
      Y por el otro, q en aquella época las actividades extraescolares de mi colegio eran escasas y yo acabé haciendo taekwondo durante un par de años, así q sentía cierta atracción por las artes marciales jajaja

      Eliminar
  2. Sabes que como peli de acción, Alerta Máxima se merece más de un 6. Aunque sólo sea por el personaje de loco absoluto del maestro Jones...jajaja. Una de mis favoritas del género sin duda. En la 2 ya se perdió el oremus.
    P.D. El momento salida de la tarta es...genial. Dejémoslo ahí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas caballero,
      no le dirá que quizá la película pueda merecer algo más de nota pero bueno, son cosas que pasan. Después de este comentario haré que todo parezca un accidente.

      Eliminar