lunes, 6 de abril de 2015

Recuerda que no todo tiempo pasado fue mejor.

A pesar del título y siendo consciente de que había visto esta película en una ocasión anterior, no conseguía recordar apenas alguna imagen de la cinta. Una vez más Hichtcok nos mantiene en suspenso intentando averiguar cuál fue el trauma que causó la amnesia de un Gregory Peck que no convence, al menos no a mí. Siempre me ha parecido un actor un tanto soso, junto a Gary Cooper o Montgomery Cliff. Los tres son grandes dentro del cine clásico pero ninguno ha llegado a ser de esos actores que me transmiten en pantalla.
La mente humana es realmente sorprendente, así nos lo hace ver la psicóloga interpretada por Ingrid Bergman,  cuando tras conocer al nuevo director de la clínica, un poco creíble Peck, se da cuenta que las cosas no son lo que parecen y que subyace un problema de fondo en el comportamiento del nuevo jefe. No nos gusta contar más de la cuenta pero si es verdad que el ser humano o su mente es capaz de olvidar ciertas cosas que causan dolor provocando una amnesia; ojalá se pudiera hacer de manera voluntaria entonces aparcaríamos en un rinconcito de nuestra mente todos aquellos recuerdos que nos causan dolor.
No es la mejor película de este director ni de lejos, pero como dice mi querido Sr. Purgatorio tendremos que ver de todo aunque cuando mejor lo pasamos es viendo comedia, y de esas tenemos unas cuantas pendientes. Menos mal que yo no tengo recuerdos de esos que quiero arrinconar en mi cerebro, ¿o sí? bueno no lo recuerdo, lo que sí recuerdo son los maravillosos momentos que paso junto al propietario del motel en nuestras veladas de cine al calor de la manta, riendo y comentando esto o aquello pero en bajito. Shhhhh... Sr. Purgatorio no hables tan alto que vas a despertar a los huéspedes.
Ains... si las mantas hablaran. Pero la verdad es que si, que hay que mantener el máximo silencio posible para que nuestros visitantes puedan descansar en sus habitaciones aunque... hay cosas tan sumamente tentadoras... pero vayamos a lo que de verdad hemos venido a hacer aquí, hablar de la película en cuestión.
Me queda, nos queda, aun mucho por ver de este genio del cine que es Hitchcock, pero yo no soy, no lo he sido nunca, de los que idolatra a nadie hasta tal punto de afirmar que todo lo que hace es bueno o que me gusta. Y cuidado porque no estoy diciendo que "Recuerda" no sea un buen film porque en su conjunto lo es.
Quizá sea exagerado decir que, desde el momento en que vi a Ingrid Bergman vestida de médico no me la creí demasiado. Puede que la culpa fuera de los encargados del vestuario que, al igual que con el traje de Peck, le dan una bata como dos o tres tallas más grande y la imagen me resulta un tanto cómica. Es creíble como mujer de armas tomar y como mujer enamorada pero no sé, en su faceta como doctora no me terminó a mi de convencer.
Por otro lado, su pareja de baile, por decirlo de algún modo, se antoja, como bien ha dicho mi esposa, un poco bastante sosainas en demasiados momentos. Cuando pone cara de ido o de loco tira que te va pero cuando la cosa se pone romántica por ejemplo veo muy poca química entre ambos, sobre todo en él, y además le falta el carisma que tienen otros galanes de la época como Grant en cuanto salen en pantalla. Eso se tiene o no se tiene.
Una de las cosas más destacables es la historia pero, basándose en una novela eso es más bien mérito del escritor que de lo que el guionista o Hitchcock pudieran realmente aportar. Pienso que está bastante bien construida para la época, con unos giros bastante curiosos aunque no del todo inesperados.
Si algo quiero destacar, dejando claro que no he visto aun casi nada de todo el cine clásico que puede haber y que me deje como un ignorante de la vida, es un par de cosas que me resultaron muy innovadoras si tenemos en cuenta que la cinta es de 1945. Primero, ciertos enfoques y un par de escenas rodadas en una perspectiva de primera persona que, si habéis jugado a videojuegos, recuerdan a la primera persona tan habitual de los "FPS"; segundo, la plasmación de los sueños del protagonista como si de cuadros del gran Dalí se tratara —no en vano a él se encargaron esos decorados—, una auténtica maravilla ese fragmento del metraje. ¿Fue Hitchcock sin saberlo uno de los precursores de algo que se acabaría convirtiendo en entretenimiento electrónico para millones de personas a día de hoy? Es algo que, simplemente, se me pasó por la cabeza mientras visionaba la película en tan genial compañía.
En resumen, un thriller correcto, sin alardes pero con la seña de identidad del maestro del suspense y que, sin mucho temor a equivocarme, con un mejor acompañante para Bergman habría tenido más sustancia y profundidad interpretativa. De lo que llevo visto hasta ahora de Hitchcock es la que menos me ha gustado, pero claro, el resto no baja del notable alto, así que algún día tenía que llegar ese momento en que el resultado no fuera a mi parecer tan satisfactorio como en otros films.
Nota Rudy: 6
Nota Aurora: 6
Nota: 6
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario