sábado, 25 de abril de 2015

Frankenstein de Mary Shelley. Jugando a ser Dios con un toque shakesperiano.

Después de que leáis esto ya solo quedará un día para que terminemos nuestra "Semana del libro" en el Motel en la que ha habido un poco de todo. Daremos una despedida más que digna y con la inestimable compañía de mi hermosa Aurora.
En el caso de la película de la que hablamos hoy, vi antes el film y posteriormente leí el libro y, aunque no he vuelto a leerlo, no soy nada de releer si os soy sincero,  si sé que en su momento me pareció que como adaptación era una cinta más que digna; hoy, ojeando la ficha de la película, veo que en el guión estaba Frank Darabont, que tan bien ha sabido trasladar la obra de Stephen King a la gran pantalla, así que no es extraño que con él por medio el traslado del libro cumbre de Shelley fuera notable.
Es esta una película a la que hay que acercarse sabiendo que Kenneth Branagh, actor y director que no es santo de mi devoción, está al frente de la producción y del reparto. Si digo que hay que tener eso en cuenta es porque ya sabéis que es muy dado a la grandiosidad y grandilocuencia con la que, habitualmente, adaptó y adapta a Shakespeare, cosa que se puede hacer cansina y que estaba muy diluida en sus últimas grandes producciones como han sido la "Cenicienta" de imagen real y en 2011 "Thor" que a mi me gustó, creo que su estilo pegaba muy bien con esa mitología nórdica. Si superáis este, para algunos entre los que en cierto modo me incluyo, escollo, vais a disfrutar de una buena película con un ritmo un tanto irregular pero que crece en brazos de una amante música y de un Robert De Niro que está fantástico.
Dudo mucho que esta historia sea desconocida en sus líneas principales para casi nadie que haya visto cine, series o haya leído libros porque de una u otra manera, directa o indirectamente, la historia de este ser se ha plasmado cientos de veces en la ficción. No en vano, en última instancia, lo que se nos narra es, transmitido de manera sublime en la figura del "Monstruo" y en las conversaciones entre él y su creador, lo peligroso que ir más allá de lo que la ética, la moralidad e incluso la propia naturaleza de la vida nos ha marcado. Jugar a ser Dios no crea criaturas como la que surge de los experimentos de "Frankenstein", a la criatura la creamos nosotros cuando pensamos más en nosotros mismos, en nuestra vanidad, a la hora de pensar que ese ser no es más que otro paso en nuestro camino hacia nuestra propia grandeza y, en este caso, un remedo de vida eterna. ¿Acaso ese ser no necesitará, como cualquier criatura que traemos al mundo, atención, cariño, amor? ¿Si creamos una vida destinada a la soledad y acaba siendo consciente de ello no nos acabará pidiendo cuentas?
Son las últimas consideraciones del anterior párrafo las que dan fuerza a este relato que más que en el terror se cimenta en un drama desgarrador que alcanza elevadas cotas de calidad en determinados momentos gracias sobre todo a De Niro y a una Helena Bonham Carter que tiene para mí algunos momentos, pero sobre todo uno sublime. Veo a Branagh lo suficientemente alejado de su retórica habitual para que sea un protagonista aceptable y la imaginería que utiliza en la película me parece fantástica y una música que consigue acompañar a los sentimientos de los personajes y a lo que estamos viendo en pantalla de una manera que no es fácil de conseguir.
Estamos por tanto ante una buena adaptación y una buena película que hará las delicias de quienes gusten de estas estéticas oscuras y de científico loco y que, en mi modesta opinión, vale la pena visionar por el simple hecho de ver a De Niro.
Nota: 7,5

4 comentarios:

  1. Qué buena reseña querido, es fantástica. Aunque yo no he leído la novela sí he visto la película hace ya algún tiempo ciertamente, pero recuerdo que me gustó mucho. Algún día veremos la adaptación de 1931 con un Boris Karloff magnífico en su interpretación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi amor.
      Algún día veremos esa adaptación y muchos más clásicos de todos los géneros. Nos quedan muchas cosas por ver y por hacer juntos :*

      Eliminar
  2. Genial análisis. Como bien dices es una gran adaptación de la novela y De Niro le da un plus de calidad a la cinta. El toque Branagh a mi me gusta mucho en general y en este film se deja notar bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alex,
      la verdad es que pese a que no siempre me convence Branagh, creo que su manera de hacer cine encaja a la perfección en este caso y consigue una ambientación magnífica.

      Eliminar