viernes, 10 de abril de 2015

Cenicienta (2015) "Sé generosa y ten valor"

Este miércoles, después de ver la película, tuve una conversación en twitter con @RAQUEL_G_S a colación de un comentario que hice tras salir del cine, porque me hace gracia que se hable de que "Disney" está usando esto de trasladar sus clásicos a imagen real como sacacuartos y que denota falta de ideas, aprovechando que la séptima entrega de "A todo gas" está también en cartelera hice un símil porque aunque evidentemente ambas son películas muy diferentes y con un público objetivo muy distinto, las dos son muestra de lo mismo, búsqueda de dinero fácil, el cine es un negocio, no lo olvidemos, y falta de ideas alarmante. No entro a valorar calidades porque eso es indiferente, para mí el cine es disfrute mayormente y me parece genial que cada cual lo pase bien en una sala con lo que quiera, sea "Cenicienta", "A todo gas" o "50 sombras de Grey".
Tras soltar todo este rollo anterior, he de decir que me esperaba algo bastante peor porque, cuando lees tantas opiniones favorables sobre algo que lleva el nombre de "Disney" por medio no sabes si puede más la objetividad, limitada, de la que la mayoría somos capaces al ver el cine o la nostalgia y el comprobar cómo queda en carne y hueso ese personaje que siempre hemos conocido como animación.
"Cenicienta", con Kenneth Branagh al frente, cuenta con fallos y aciertos que la hacen ideal para verla en familia con los más pequeños de la casa pero que a ratos te hacen plantearte si determinadas escenas no están de más o incluso si lo que hacen para desmarcarse del original, intrigas palaciegas que no pegan para nada con el cuento que todos conocemos, han sido un recurso fácil para alargar un metraje que no sabían como estirar. Que conste, no me quejo de que se desmarquen, pero pienso que no han escogido la mejor manera aunque quizá es que a Blanchett había que darle más protagonismo como la madrastra mala malísima.
La verdad, no obstante, es que la cinta cumple con su cometido y, pese a mis reticencias iniciales, Lily James consigue hacer una "Cenicienta" que transmite en todo momento esa filosofía de vida que sus padres, sobre todo su madre, le transmiten en el primer tercio del film y que no consiguen destruir del todo su malvada y hermosa madrastra, Cate Blanchett, ni sus estúpidas y buenas para nada hermanastras —que por cierto, si de verdad quieren que nos creamos que son más bonitas que la protagonista se lo curren un poco más a la hora de hacer el casting porque una de ellas es de todo menos guapa— pese a las vejaciones a las que la someten.
La película gana muchísimo enteros con la aparición, en el papel de hada madrina, de Helena Bonham Carter, preciosa, divertida y una mezcla adorable entre habilidad y hada patosa que nos brinda los mejores y casi únicos momentos de humor de verdad de toda la proyección.
Del reparto masculino he de decir que los veo correctos en sus roles pero... en serio, ¿de verdad era necesario meter con calzador a un personaje negro que nos venden como un hábil espadachín y semeja más un jugador de fútbol americano en horas bajas que un guerrero sin igual al servicio del rey? Ya no hablemos de los pantalones, tipo mallas, "marcapaquetes" que, curiosamente, lucen todos menos Stellan Skarsgård, ¿tenía demasiado "paquete" y habría sido descarado para una película calificada para todos los públicos? Sí, es una chorrada, pero hasta en esas chorradas se fija un servidor de ustedes.
En resumen, la "Cenicienta" no decepciona pero tampoco pasará a los anales de la historia de "Disney". Es una producción muy cuidada, con una música que la hace mejor de lo que es en determinados momentos y un reparto más que adecuado pese a lo que pareciera inicialmente. Eso sí, hay que ir a verla sabiendo lo que hay y pedirle lo que se puede pedir a un producto hecho única y exclusivamente como medio de entretenimiento. El rasero "El Padrino es la mejor película de la historia del cine" o axiomas similares no sirven para valorar a este tipo de films porque es evidente que siempre van a salir perdiendo para los adoradores de otro tipo de cine.
Nota: 6

6 comentarios:

  1. Como diría el señor Risto Mejide, si no gusta y disgusta por partes iguales, es que es una mediocridad que no triunfará, así que, mucho me temo que esta cinta no dejará de ser una medianía con un personaje divertido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas.
      No creo que sea una medianía, pero es lo que es y como tal ha de verse y disfrutarse o al menos intentarlo. Está claro que si se es exigente esta película no alcanzará el listón pero como entretenimiento cumple a la perfección.

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que no me atrae demasiado , después de leerte, aún menos. Ni siquiera con el reparto consigue engancharme. Aunque bueno, lo mismo pasó con Maléfica y acabo de comprármela en BD3D, así que nunca se sabe.

    Buen análisis compañero.

    @Ociopalabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Álex.
      A mi es que siempre me resulta curioso ver este tipo de adaptaciones y prefiero verlas en cine, con pantalla grande, que es donde se disfruta más. Tampoco es que llegue mucha variedad a mi lugar de residencia así que he de conformarme.

      Eliminar
  3. Lo de los pantalones marcapaquete yo también me fije (para no fijarse!). En cuanto a las hermanastras no se supone que sean más bellas que Cenicienta, en la película de animación son horrorosan por fuera y por dentro. Un bonito cuento de hadas para las pequeñas princesas de las casas a quien le gusten estas historias.
    Un abrazo.

    @redrumcine

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas señor padrazo.
      En la película si nos las venden como más bellas todo el tiempo y, en realidad, una de ellas lo es, pero claro, no es el estereotipo que gusta hoy porque la chavala tiene su carne y tal además de una cara muy linda. En todo caso es ideal para el disfrute en familia aunque el corto de Frozen me decepcionó mucho.

      Eliminar