miércoles, 25 de marzo de 2015

Love actually. El amor, realmente, está en todas partes.

La entrada 300 del Motel bien merecía una crítica a dos teclados con una película muy especial como es esta. No soy muy de comedia romántica, tengo ciertos prejuicios sobre este género sin duda condicionados por actores y actrices de la talla de Hugh Grant o Meg Ryan, lo siento. Sin embargo el Sr. Purgatorio adora esta cinta y por supuesto en nuestra andadura de "matrimonio bloguero" debemos aprender el uno del otro y a compartir nuestras diferentes pasiones y en esas estábamos cuando decidí comprarme esta película y como siempre que es posible disfrutarla juntos. Y desde luego el amor está en todas partes, no tengo ninguna duda al respecto y nos aborda como un tsunami a veces o quizás como una suave brisa que acaricia tu cara y alborota tu pelo. El conjunto de la compañía, el amor que se respira en la cinta o las canciones que acompañan a las historias hicieron de su visionado una noche memorable, de sentimientos a flor de piel que me hizo llorar en más de una ocasión. El amor del primer ministro, del escritor, de la joven recién casada o el del niño de once años que se enamora perdidamente, todo es amor de verdad, y sí, te enamoras con diez años, con treinta o con cincuenta. Muchas cosas confluyeron en mi caso para definitivamente recomendar esta película de historias cotidianas que puede ser la tuya o la del vecino del tercero. Me encantó porque love is in the air, ¿no es cierto Sr. Purgatorio?
Sí mi amor, el amor está en el aire y en todas partes, como bien dice la voz en off del personaje de Hugh Grant en el genial inicio de la película en el aeropuerto de Heathrow. Lo mejor de esta primera escena es que es cien por cien verídica, porque yo la viví en mi época de vigilante en la estación de Atocha en Madrid; no había mejor sitio para reconciliarte con la gente y con la vida que la terminal de llegadas del "AVE", donde, como en la película, veías amores de todo tipo, no solo entre parejas.
Si hay algo que me gusta de "Love actually" es su cuasi perfecta mezcla de comedia y drama, de hilaridad y seriedad, de diferentes maneras de amar y de vivir el amor, de historias que acaban bien, mal o que debes imaginarte tú cómo acabarán. Es realista, no nos muestra solo la cara amable y más dulce del amor sino que nos enseña todo el espectro de luz, desde el blanco más brillante hasta el negro más opaco.
Creo que hablar de esta película para mí es hablar de qué historia o historias me han marcado más o con cual me identifico especialmente. La que más me marcó fue sin duda la de los compañeros de trabajo que llevan más de dos años trabajando juntos y que me parece la más dura y a la vez real de todas; con la que me identifico es con la del escritor, no porque me guste escribir, sino porque soy como el personaje de Colin Firth, ese que es más de ser dejado que de dejar, y que necesita un golpe enorme de la vida para darse cuenta de que si se quiere algo que vale la pena, no queda más remedio que arriesgar al final.
No es que las demás no merezcan la pena, porque Liam Neeson y el chaval están magníficos, con unas conversaciones para enmarcar y otras nos dejarán algunas de las instantáneas de cine más hermosas que podamos recordar en cine de este tipo. La que más me sobra es la del chico que viaja a EEUU; no digo que no tenga su gracia pero me desentona un tanto en el conjunto de la película y creo que ya teníamos humor absurdo de sobra y del bueno con la vieja estrella del rock y su manager.
En estas películas corales es muy difícil destacar a nadie pero creo que hay dos mujeres que están por encima del resto, Emma Thompson y Laura Linney, acompañadas de un, siempre a la altura, Alan Rickman y una Keira Knightley que ilumina la pantalla con su sonrisa. Es curioso ver a Andrew Lincoln, Rick en The Walking Dead, en un papel como este de nuevo.
Sabía que pese a estar Hugh Grant, esta película gustaría a mi señora, porque, se le dé la nota que se le dé, creo que es un film en el que todos, de una u otra manera nos sentiremos identificados, incluso en más de una ocasión. Maravillosa comedia romántica que si no habéis visto os recomiendo y, si ya lo habéis hecho, revisionadla, porque el disfrute está asegurado.
Nota Rudy: 9
Nota Aurora: 8
Nota: 8,5

2 comentarios:

  1. Ante todo enhorabuena por el aniversario y por esa impresionante cifra de 300 entradas, que vas lanzado como si te persiguiera el mismísimo diablo. Yo en poco más de seis años aún me estoy acercando a las 500.

    En fín, a lo que ibamos, debo ser de los pocos que quedan sobre la faz de La Tierra que aún no ha visto esta película. Y no es poque tenga nada contra las comedias románticas, que incluso las suelo frecuentar, pero la verdad es que nunca me ha llamado la atención, no me preguntéis por qué.
    Al final, antes o después, acabaré viéndola y os contaré qué me ha parecido. Mientras tanto, me limitaré a ver si me entran ganas leyendo criticas tan geniales como esta a dos teclados.

    @Ociopalabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Alex.
      Cuando te decidas a verla será un placer leer tu crítica y añadirla, cómo no, a la nuestra. Creo que, como muchas veces, esta es de esas películas que o te llegan o te parece una más pero a mi siempre me ha parecido que no es la típica comedia romántica. Los amores que se narran son muy realistas casi todos y no todos amables.

      Eliminar