sábado, 24 de enero de 2015

The Gauntlet: Game of Assassins. Cube y Saw se dan la mano.

Cuando vas a filmaffinity a votar una película y el tuyo es el voto número veintiuno piensas que eres de los únicos que han sabido apreciar la calidad de ese film o que eres muy "friki". Sería bonito que fuera lo primero, pero en realidad es lo segundo.
"The Gauntlet" es una de esas películas que yo suelo descubrir gracias a amigos como "Enoch" de @RavenHeartWeb y es de ese cine que no llega a ser de serie "Z" y se queda en una serie "B" de gente que intenta hacer algo potable con presupuestos ridículos. Así que vamos a hacer un poco de defensa de este denostado arte que es el cine de género de bajo presupuesto y que no pisa alfombras rojas, salvo las de las escaleras de algún familiar que aun viva en el siglo XIX.
A estas cintas hay que saber cómo acercarse —no con un palo como si fuerais a tocar el cadáver que habéis encontrado en el bosque al dar un paseo— y no esperar un nuevo hito en la historia del cine como han sido este año pasado "Perdida" —thriller sobrevalorado donde los haya— y "Boyhood" —que tiene una historia más vista que el canalillo de la Berrocal pero como se rodó a lo largo de doce años es una obra maestra— sino ochenta minutos de entretenimiento sangriento, lo justo, no es gore de ese de echar la pota, con una ambientación que es lo que la diferencia un poco del resto.
Precisamente es esa imagen de la portada la que me atrajo cuando vi en ese blog amigo ya mencionado la crítica de "The Gauntlet" o "Game of Assassins" llamadla como gustéis. Que luego los personajes no van vestidos así aunque bueno... hay una que si enseña cacha todo lo que puede, pero tranquilos, no os escandalicéis, que no se ve ningún pezón ni nada de eso, cumple con el puritanismo yanqui en ese sentido.
Como dice el título de la entrada, la trama mezcla un poco de "Cube", otro poquito de Saw y lo ambientan en una mazmorra que parece sacada de la época y las mentes detrás de la inquisición española. La peña se irá despertando y encontrándose por los pasillos del lugar, se pegarán inicialmente y luego se harán coleguitas y resolverán puzles juntos, algunos más macabros que otros, aunque todos con cierto gracejo y con implicaciones morales y éticas que tampoco es que vayan a llevar a los personajes a grandes frases como "Ser, o no ser..." ni a elaborar tesis doctorales sobre la conducta humana que cambien el mundo de la psicología, pero le dan el punto justo de "el hombre es un lobo para el hombre" que necesitan estas películas.
Algunos hasta estaréis pensando "Pero qué coño me está contando este tío hoy" pero claro, este es mi blog y escribo lo que me sale según me sale. Ahora mismo ya me sale hablar del reparto, que cumple para una producción de estas características, sobre todo Warren Kole, de moda en series en los últimos tiempos con sus papeles en "The Following" o la más reciente "Stalker". Es con diferencia el mejor del reparto.
Nos vamos al otro lado del espectro y hablamos de un personaje, el más joven del casting, encarnado por un actor que lo hace tan mal, que deseas que sea el primero en morir casi desde el primer minuto en que lo ves en pantalla. sé que es culpa del presupuesto más que suya, pero yo lo habría hecho perecer en la más dolorosa de las agonías; al personaje no al actor.
A estas alturas, algunos estaréis ya con la cabecita cavilando con ganas de decirme "Esto huele a truñaco" y la cosa es que si pero no. Si, si esperáis que por decir que tiene cosas de "Cube" o "Saw" tenga una calidad cercana a alguna de estas —sin duda superará a alguna de las infames secuelas de ambas franquicias—; no si la veis como lo que es, un película de bajísimo presupuesto que trata de sacar lo mejor de si misma con unos mimbres que harían huir a gente como Fincher o Nolan, pero con los que Matt Eskandari consigue un conjunto que entretiene si te gusta este tipo de cine o de historias. En mi caso es así y en su justa medida la valoro, no puedo comparar "The Gauntlet" con, por ejemplo "Pacific Rim" que seguro que para hacer un efecto de un "mecha" soltando vapor ya gastaron la mitad del presupuesto que esta gente dispuso para hacer la pequeña pero entretenida película de la que os hablo hoy.
Recomendarla no os la voy a recomendar, pero si llegáis a verla, hacedlo pensando en que es mejor que la serie "Z" más casposa pero que hace aguas si se compara con otro cine.
Nota: 5

4 comentarios:

  1. Si he de serte sincera, no he visto esta película. Y tras leer tu crítica, lo único que me echa para tras es esta frase "ochenta minutos de entretenimiento sangriento", por lo de sangriento básicamente jeje.
    Bicos
    krtles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no es todo sangre ni muchísimo menos, no le llega a la saga Saw ni a algunas escenas de Cube ni a la suela de los zapatos en lo que a eso se refiere.
      En el fondo es un entretenimiento sangriento en el sentido de que no busca ir mucho más allá de eso, aunque los personajes tienen sus momentos.

      Eliminar
  2. La verdad es que yo vi la entrada de Enoch y no me llamó mucho la atención, y después de leerte a ti no creo que la vea viendo mi lista de pendientes. El caso es que el prota no me disgusta. Como dices le he visto en Stalker y een algún otro episodio suelto por ahí, pero darle el peso de una peli no sé yo...
    En todo caso un placer leerte como siempre.
    Crack Rudy!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Ricky.
      Pues te voy a decir algo, este chaval, en esta película se echa a la espalda el proyecto y se nota que es el que más tablas tiene aunque supongo que su papel en #The Following" le ayudo bastante a meterse en este personaje.
      Ya sabes que a mi es un cine que me gusta pero que para otros es una pérdida de tiempo, por eso digo que no me atrevo a recomendarla.

      Eliminar