martes, 24 de junio de 2014

Sweeney Todd. Hay un nuevo barbero en la ciudad.

Siendo fan acérrimo de Tim Burton y con Johnny Depp ni yo mismo entiendo cómo he tardado tanto en ver "Sweeney Todd". No sé qué tiene estos dos genios pero se me hace irresistible todo lo que hacen, incluso aunque la calidad final sea cuestionable, como es el caso de "Sombras tenebrosas".
Bueno, tras el peloteo a Burton y Depp, lo suyo sería empezar con la crítica, que irá especialmente dedicada a mi primo Pedro, con quien visioné la película, y a Aurora (@GPAurora), por su insistencia en que debía verla. La película es grande aunque no para todos los paladares, de eso hablaremos a lo largo de la crítica.
Mi enamoramiento con la estética, tan característica de Burton, que inunda este film empieza en los créditos iniciales. El juego con esa sangre, que es conductora y, al mismo tiempo, la nota de color entre esos tonos tristes que pueblan siempre la pantalla en las películas de Burton, me parece sublime.
Decía antes que no es una película para toda clase de público y es por su condición de musical. Eso es tan patente desde los primeros minutos, que casi nos extrañaremos de ver diálogos que superen las cuatro o cinco frases seguidas a lo largo de la película sin que los actores se "arranquen" a cantar.
Como en todo musical llevado a la gran pantalla, unos actores estarán más acertados en ese arte que otros. Depp creo que lo hace muy bien y Helena Bonham Carter usa una variedad de tonos que creo que le dan mucho carácter al personaje. Las interpretaciones de ambos, más allá de sus dotes como cantantes ocasionales, me parecen lo mejor de la película. Depp está sublime, con una gestualidad llena siempre de dolor y sed de venganza.
Alan Rickman demuestra como siempre que sabe estar a la altura de las circunstancias y nos regala de nuevo una grandísima interpretación y su voz inunda la habitación cada vez que canta durante la proyección. Quizá no sea su fuerte pero cumple con creces. Su acólito, el alguacil, interpretado por Timothy Spall, pone ese personaje totalmente odioso tan necesario en una historia como esta.
Llegamos a Sacha Baron Cohen, un actor que no soporto en sus propias películas, pero que cuando deja su humor habitual y aparece dirigido por otros y más contenido siempre suele dejarme satisfecho. Aquí, una vez más, lo logra. 
El resto del reparto está correcto, pero lo cierto es que sus intervenciones son más nexos de unión para dar más consistencia a la historia del barbero que momentos que de verdad vayan a quedar en nuestra retina.
La cinta está muy bien dirigida por Burton, con una fotografía, escenografía y vestuario rozando la genialidad. De agradecer el guiño a "Eduardo Manostijeras" que disfrutaremos en un determinado momento de la película.
Nos encontramos ante un film de notable alto que es disfrutable al cien por cien si los musicales te gustan, porque si no es así, puede resultar agotador que canten casi todo el metraje, y máxime cuando algunas de las canciones se hacen un tanto "pesadas". Yo la recomiendo evidentemente, porque no hay nada de Burton que no quiera ver aunque luego no sea tan bueno como me espero. Su estética me enamora y sus actores fetiche también.
Nota: 8

domingo, 22 de junio de 2014

Tengo ganas de ti, "H" ha vuelto a la ciudad.

A veces ves una película esperando que se hayan corregido los errores por parte del equipo de dirección y guionistas; a veces lo consiguen pero en "Tengo ganas de ti", secuela de "3 metros sobre el cielo", no.
Al volver a Barcelona, Hugo/Mario Casas se encuentra con que todo ha cambiado, incluso él ha cambiado, pero las cosas incoherentes o extrañas del guión no. En unas pocas escenas ya cae enamorado de Gin/Clara Lago. Aquí es que son todos muy intensos.
Hay que reconocer que la trama del amor entre los dos protagonistas no está mal llevada y sin duda nos proporciona los mejores minutos de toda la proyección con la primera cita entre ambos en una preciosa Barcelona, sabiendo además acabar con estilo.
El problema es para mi Clara Lago, que ni la veo tan guapa como parece que debería verla, ni consigue que me enamore de sus personajes, en "8 apellidos vascos" me pasó lo mismo, y eso cuando se trata de una historia de romance es malo, muy malo.
En realidad me cuesta mucho saber qué sentimientos tienen sus personajes en la mayoría de momentos, porque el gesto en su cara es casi siempre el mismo. Esté cantando sobre un escenario, cabreada con "H", etc el rictus de su cara cambia bien poco. Mario Casas no es Robert Redford, pero al menos tiene un cierto registro de emociones que plasma en pantalla en los momentos oportunos.
Del resto del reparto no voy a mencionar prácticamente nada salvo que la hermana de "Babi" me resultaba totalmente insoportable.
No me extiendo en el resto del casting de actores porque casi todos me resultaron superfluos, igual que las sub tramas en las que participan. 
Todo lo relativo a la familia de "Babi" y el triángulo amoroso que nos quieren vender, que en realidad no existe, y que sirve solo para tener algún momento melodramático más, es muy aburrido y corta el ritmo de lo importante, la historia de "H" y "Gin".

Pienso que de nuevo la historia se alarga más de la cuenta y que Mario Casas vuelve a ser lo mejor. Con algo más de trabajo de guión y con unos personajes menos planos la película habría subido enteros, porque en aspectos técnicos creo que tiene un nivel más que aceptable.
En lo que se refiere a recomendar verla, solo puedo hacerlo para aquellos que disfruten mucho con este tipo de historias de amor juvenil en general, o con Mario Casas en particular. Para todos los demás "La vida inesperada".

jueves, 19 de junio de 2014

Solo los amantes sobreviven, de Loki a estar loco de amor.

En los compases iniciales de esta película nos dan ya las claves de lo que nos vamos a encontrar; una banda sonora que es para mi de lo mejor que he escuchado este año, un homenaje a la música que quedará patente a lo largo de las casi dos horas que dura la proyección.
"Solo los amantes sobreviven" es la historia del atípico músico Adam/Tom Hiddleston y su amada Eve/Tilda Swinton. Por ella se entrecruzan Ian/Anton Yelchin y la que resulta ser el terremoto que desbarata el castillo de naipes, Ava/Mia Wasikowska, hermana pequeña de Eve.
Soy consciente de que el ritmo de esta cinta es sumamente lento hasta que aparece la alocada hermana, donde el ritmo sube un par de marchas y el humor pasa de ser negro a surrealista. Ese acelerón ira desapareciendo paulatinamente, hasta que la inercia ya no da para más y volvemos a un tono mucho más lento y acorde con la personalidad y la languidez de los protagonistas, sobre todo Adam.
El reparto, corto si hablamos de los que de verdad tienen importancia en la historia, demuestra su solvencia. Destacaría, igual que en "Snowpiercer" a una gran Tilda Swinton, genialmente caracterizada según su necesidad de alimentarse es más acuciante, aunque siempre con una belleza atípica y muy etérea.
Tom Hiddleston demuestra que además de encarnar a uno de los villanos con más repercusión de los últimos años, "Loki", sabe darnos un personaje a caballo entre un rockero "emo" y los vampiros elegantes y seductores de antaño. Geniales sus conversaciones con Anton Yelchin cuando Ian y Adam hacen negocios. Los amantes de las guitarras eléctricas seguramente sabrán apreciarlas y disfrutarlas más aun de lo que un no entendido como yo lo hizo. 
La pelirroja Ava, interpretada por Wasikowska le da el empujón que la película necesita para no convertirse en tediosa, por el ritmo, no por la historia. Alocada, juvenil y con unas ganas imparables de vivir la "no vida", me ha recordado a una amiga, aunque sé que ella no habría metido a su hermana y su cuñado en los problemas que Ava ocasiona a Adam y Eve.
John Hurt/Marlowe vuelve a estar a la altura de las circunstancias, al igual que en "Snowpiercer", donde coincidía con Swinton, pese a que su presencia en la historia es testimonial, que no sin importancia.

La estética, la fotografía y la dirección de Jim Jarmusch, es también suyo el guión, nos dan un conjunto de notable calidad y sin necesidad de recurrir a la sangre de manera efectista, aunque en este punto es donde más originalidad tiene la historia. 
Todo lo anterior se remata con una BSO plagada de temas sublimes tanto ya conocidos como originales, estos últimos de la mano de Jozef Van Wissem y SQÜRL se quedarán en vuestra memoria. Una vez más, recomiendo quedarse a disfrutar de los créditos finales.
Película de vampiros, aunque podrían haber sido casi cualquier cosa, diferente, culpa esto de Jarmusch y su guión. Sé que para mucha gente resultará soporífera por su lento ritmo, muy pausado en casi todo el metraje, pero es que pienso que es lo que necesitan estos personajes y la historia. Yo veo también un homenaje al arte en general y a la música en particular. Simpáticas las relaciones de sus personajes con el pasado. Además ¿no os pica la curiosidad el saber por qué "Solo los amantes sobreviven"?
Nota: 7

martes, 17 de junio de 2014

Carlos Núñez y el cine a golpe de gaita.

Si me seguís en twitter y dedicáis algo de tiempo a leer las cosas que salen de mi cabeza casi de manera imparable, con seguridad me habréis visto compartir vídeos de mi gran ídolo musical, el gaitero gallego Carlos Núñez; aunque todo sea dicho, este virtuoso va mucho más allá de este característico instrumento de las tierras del norte de España.
Más apreciado allende nuestras fronteras, Carlos ha participado en las bandas sonoras de algunas películas, curiosamente en Japón en su mayoría, pero también compuso junto a Amenábar la BSO de "Mar adentro".
En esta entrada de hoy voy a poneros los vídeos de las piezas que componían, no todas, "Cinema do Mar" el disco que Carlos publicó en 2006 y donde recopilaba tanto fragmentos de sus participaciones en dichas bandas sonoras, como de versiones de música de películas muy conocidas.
Voy a empezar por "Mar adentro" de la cual podréis escuchar dos fragmentos:

En Japón colaboró en la BSO de "Gedo Senki" o "Historias de Terramar" con Tamiya Terashima. La película fue dirigida por Goyo Miyazaki, hijo del gran Hayao Miyazaki. Os dejo dos piezas que a mi me ponen siempre la piel de gallina:

Ahora os dejaré varios vídeos en los que podréis apreciar como suenan algunos fragmentos de bandas sonoras muy conocidas de la mano de este genio patrio:
Solo puedo decir que espero que alguno de los temas os haya gustado tanto como me gustan a mi y que, por qué no, si no conocéis a este fenómeno, le deis una oportunidad si os gusta la música folk porque lo merece.

lunes, 16 de junio de 2014

3 metros sobre el cielo: Generación "H"

Después de ver anoche "3 metros sobre el cielo" y descubrir que por lo visto es una película que marcó a una generación de adolescentes —por lo que vi en twitter y en otros sitios parece que eso pueda ser cierto— entiendo por qué nos han salido las últimas quintas tan canis y "broncas".
La historia de amor que nos presentan no será desconocida para nadie que haya ido al instituto. Tío buenorro y malote, Mario Casas, que se lía con chavala bien, María Valverde, y todas las vicisitudes que atraviesan. Te quiero, no te quiero, celos, carreras de motos, peleas, más te quiero, no te quiero, más celos... bueno, se entiende ¿no?
El problema es que la historia no es nada ágil y demasiado empalagosa por momentos, pese a que quizá, el mundo de "H", el personaje de Casas, podía haber dado mucho más de si en ese aspecto. Quizá un tono algo más oscuro le habría dado más empaque a la historia. Por contra, se tiende al drama facilón con situaciones harto predecibles y a diálogos que parecen sacados de episodios de "Al salir de clase" o similares y que nos dibujan a unos adolescentes que, más que hacerte empatizar con ellos, te llevan a pensar "A esa/e lo que le faltan son dos buenos azotes"; vamos, que a ratos dan más repeluco que otra cosa y deseas que los tuyos no sean así cuando crezcan.
Las subtramas, salvo quizá la de los padres de "H" no tienen interés alguno y no sirven más que para darnos alguna escena subidita de tono o lacrimógena que encima no cumplen su cometido para nada.
La mayoría de interpretaciones tienen muy poca credibilidad, en especial la mayoría de chavalas de instituto y algunos de los moteros, quizá a estos últimos deberían decirles que no basta con ponerse chupas y poner cara de malotes si cuando abren la boca no transmiten una sensación acorde con el físico.
La química entre "Babi", interpretada por María Valverde, y "H" es tan irregular como el resto del film y, a mi modesto entender, se salva por Mario Casas, que siempre sabe sacar esa sonrisa que encandila, y que enamora a la cámara. Puede que como actor le quede mucho que evolucionar y pulir, pero es innegable que tiene, y no solo por el físico, muy buena presencia ante cámara.

Si que me gustaría destacar la escena de la conversación en el bar entre "H" y el padre de "Babi", con las mejores líneas de diálogo de todo el guión sin duda, para dejarnos claro que son las pequeñas cosas las que hacen grande a la vida.
Fernando González Molina trata de adaptar la novela de Federico Moccia —la cual no he leído así que no puedo juzgar la fidelidad de la adaptación— con una buena puesta en escena y una estética cuidada pero que se hace lenta por momentos, por no decir directamente que le sobra metraje, y que solo consigue que empaticemos, y no del todo, con la historia principal pero cuyos personajes secundarios y subtramas carecen de interés para el espectador, siendo casi un estorbo a veces para el correcto desarrollo de la trama.
Imagino que el público objetivo disfrutaría mucho con este producto pero, si se busca una historia de amores imposibles hay muchas opciones mejores.
Nota: 4

domingo, 15 de junio de 2014

El Tarzán que habría querido rodar Michael Bay

Siempre estoy muy pendiente de cada nueva oportunidad de disfrutar del cine de animación; en parte por mis peques, pero sobre todo porque, cerca ya de la mitad del camino hacia los cuarenta, desde crío he adorado este tipo de cine, ya sea a la manera tradicional o en el más moderno, usado y abusado, proceso de animación por ordenador.
Así las cosas, hace unas horas, aprovechando el reciente estreno de la nueva versión de "Tarzán", me fui con mis niños con la idea de ver qué nos ofrecía esta producción de origen alemán. La experiencia ha sido mayormente amarga y con algunos momentos agridulces, buen sabor de boca en escasísimos tramos de la proyección.
Está claro que la mayor parte del esfuerzo de animación ha estado en el protagonista, el cual se mueve de una manera totalmente creíble y cuyo cuerpo evoluciona de una manera sublime según se va haciendo mayor. El problema llega cuando el resto de personajes y el entorno son un continuo quiero y no puedo. Movimientos robóticos, sobre todo en los humanos, cuyas expresiones faciales son muy mejorables, salvo en momentos puntuales; parece que había unos cuantos cuerpos "tipo" a los que se les añaden diferentes cabezas. Los gorilas están algo mejor recreados en ese aspecto pero la pelambre también sufre de numerosos problemas a la hora de resultar verosímil.


Análisis aparte merecen los diferentes entornos, los cuales, desde la jungla, pasando por lo poco de civilización que se ve, y acabando en el meteorito y su interior nos dejaran escenas idílicas, muy buena la zona de selva donde "Tarzán" y Jane nos brindan la escena más romántica, mezcladas con otras en que las texturas son penosas y el detalle brilla por su ausencia.

Si la historia, el guión, fuera mejor, se podrían pasar por alto esas bajadas en la calidad de la animación, pero claro... cuando coges la trama de "Tarzán" y la mezclas con el meteorito que destruyó a los dinosaurios y pones en los primeros minutos más explosiones y desastres naturales que Michael Bay y Roland Emmerich juntos, empiezas a poner cara de "WTF". El tema sigue con un Greystoke demasiado crecidito para ser del todo creíble su conversión en criatura salvaje y con una adaptación del mito creado por Edgar Rice Burroughs, tan sumamente desacertada y sin sentido que te hace dudar si estás viendo lo que deberías o un popurrí del Superman de Bryan Singer del 2006 —todo el tema meteorito es muy similar— y películas con mensaje ecologista.
Creo que lo más salvable de la película es la banda sonora, a cargo de "David Newman" y que por momentos suena muy, muy bien.
Pienso que está muy bien tratar de diferenciarse y darle un giro a historias muy trilladas, en parte para justificar acudir a ellas de nuevo, pero no si se va a hacer algo como lo que se ha hecho con el guión de "Tarzán". Una película que va a saltos y que hilvana la trama de una manera muy difícil de comprender y de disfrutar para los peques de la casa, aunque a los míos pareció gustarles el film, y haciéndola farragosa, aburrida por momentos y sin sentido en otros para el público adulto. Si queréis llevar a vuestros niños al cine, mejor "Maléfica" si están en edad, o si son más peques, diría que todos disfrutaréis más incluso con la que se avecina de "Campanilla", si habéis leído bien.
Queda a años luz en todos los aspectos respecto a la de Disney si hablamos de animación.
Nota: 4
Nota Infantil: 6

sábado, 14 de junio de 2014

Next. Que pase el siguiente.

En Algún momento tú molaste Nicholas... ya no recuerdo cuando pero molaste.
Para más señas hablo de Nicholas Cage y la película es "Next". Imagino que el libro de Philip K. Dick, en el cual se basa esta película de Lee Tamahori, debía de ser mucho mejor, que no es que sea muy difícil, porque el guión del film, con tres guionistas adaptando la obra literaria, hace aguas cada pocos minutos.
La premisa no es novedosa a día de hoy pero es interesante a priori. Un hombre que puede ver el futuro cercano, los próximos minutos únicamente, pero que lo usa en beneficio propio hasta que le pilla por banda alguna agencia estatal para... bueno ya sabéis cómo van estas cosas.
De las actuaciones creo que salvaría a Julianne Moore, siempre solvente y que vale igual para un roto que para un descosido.
 Podría decirse que Jessica Biel poco más puede hacer en los minutos que le dan en pantalla y más con una pareja de baile como Cage y una historia de amor que no hay por donde cogerla y que además carece casi por completo de química entre ambos actores.
Nicholas "Carita Culpable" Cage ha ido sufriendo una involución que le ha llevado a intentar lo que si ha conseguido Liam Neeson, reciclarse como actor madurito de pelis de acción con cierta chicha en la historia. "Carita Culpable" para su desgracia y la nuestra, no lo ha conseguido y esa cabellera que parece un pelucón no le ayuda mucho tampoco... si, soy malo, lo sé.
Así las cosas, tenemos una historia totalmente manida, con unos personajes poco creíbles y un guión que se sostiene solo en determinados momentos, pero que desaprovecha totalmente las posibilidades que brinda el don del protagonista, enlazándolo además con una "romántica" subtrama que no tiene ningún interés salvo en los momentos finales y no precisamente por lo que al amor entre Cage y Biel se refiere.
Todo en esta película es decente como mucho, sin giros dignos de mención y con un apartado técnico y sonoro que desaparece de tus cabeza en cuanto hace un rato que has acabado de ver la cinta.
Si Philip K. Dick levantara la cabeza y pudiera escoger a la persona que adaptara esta historia, le habría dicho a Lee Tamahori y sus guionistas: "Que pase el siguiente".
Nota: 5
 

jueves, 12 de junio de 2014

X-Men días del futuro pasado ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?


Esa es la pregunta que nos asalta después de ver "X-Men: Días del Futuro Pasado".
La respuesta para mi puede empezar por decir que estamos ante una película de grandes escenas, pero con una trama bastante irregular y muy de cara a tratar de contentar a los seguidores de ambas visiones del mundo de los mutantes más conocidos en esto de los cómics. Me refiero a la trilogía original y a la nueva saga de "precuelas" iniciada por Singer con "First Class".
El que mucho abarca poco aprieta es un dicho muy cierto y creo que eso es lo que ha pasado con esta nueva entrega de X-Men. Se quiere introducir a tantos personajes y tantas subtramas en tan poco espacio de tiempo que todo queda un poco a medias. El futuro se nos muestra repleto de acción con unas batallas espectaculares contra los "Centinelas", que no nos dan respiro alguno, pero carece de la profundidad que si tiene el pasado, donde se nos cuentan más cosas y con más detalle, pero la acción es más descafeinada, sobre todo con un Lobezno venido a menos al no tener aun sus garras de Adamantium.
En particular siempre echo en falta que le den más protagonismo, aunque sea como secundario, a Coloso, el cual por cierto, mejor con el diseño de las primeras pelis, donde no solo se parecía mucho más al de los cómics, sino que no semejaba un clon del T-1000 de Terminator.
Entre tantos personajes y por ende actores interpretándolos, es difícil destacar a ninguno. Creo que me quedo con Jackman, con un Lobezno mucho más trabajado en la interpretación que en sus últimas apariciones en solitario, y con un físico de bandera.
Del resto diría que están simplemente correctos, siendo incluso la presencia de muchos testimonial. De Fassbender a Lawrence, pasando por McAvoy y los veteranos Ian McKellen y Patrick Stewart, todos tendrán sus momentos en los cuales demostrarán su capacidad interpretativa pero serán retazos nada más.
Es de justicia reconocer la labor de Peter Dinklage, que nosdemuestra que hay vida más allá de Tyrion y Juego de Tronos, pero que queda muy desdibujado en su papel de némesis por las continuas luchas intestinas entre los propios mutantes.
Algo que me dejó boquiabierto mientras esperaba a la típica escena final tras los créditos fue la maravillosa y potente banda sonora que, curiosamente me pasó desapercibida durante toda la película. O yo estuve sordo a ella o los efectos no me dejaron apreciarla...
Esperaba bastante más de esta película tras lo maravillado que quedé con su anterior entrega. La mezcla de ese futuro oscuro, intenso y totalmente desesperanzador —algunas escenas te dejan con el corazón en un puño— con esa resolución tan ñoña de la que se vale Singer me dejó con un sabor bastante agridulce.

El film tiene acción, humor del típico en este tipo de producciones, espectaculares efectos y caracterizaciones, un vestuario muy cuidado —este Magneto se come estéticamente con patatas al de las primeras entregas—, es decir, como entretenimiento cumple. Me falla en que, con una trama que supuestamente debía ser más profunda que la de la anterior entrega, me ha dejado con la sensación de que en realidad no me han contado casi nada. Un poco de todo y un mucho de nada por decirlo de alguna manera.
Como blockbuster funcionará de una manera apabullante en taquilla a nivel mundial, pero como película de los X-Men me quedo con las primeras entregas de ambas sagas antes que con estos días del futuro pasado.

miércoles, 11 de junio de 2014

Todos están muertos. De tartas de manzana y estrellas del rock


"Todos están muertos" nos cuenta una historia, la de Lupe/Elena Anaya, que muchos hemos vivido seguramente en algún momento de nuestras vidas, me refiero a esa situación en el que el agujero en que te encuentras es tan profundo que la luz es tan solo un puntito en la lejanía.
En ese aspecto, creo que el gran mérito de la directora es que consigue que el drama, que lo hay y mucho en esta historia, no nos haga perder de vista la posibilidad de la esperanza al final del camino. Porque hay mucha crudez en determinados momentos, pero de una manera implícita más que explícita, lo cual nos ayuda a no pasar un tan mal rato.
Entre un reparto reducido pero a un muy buen nivel, destaca sobremanera Elena Anaya, la cual recrea con solvencia a una mujer destrozada por su pasado, atrapada y que, aun así, resplandece en pantalla cada vez que la sonrisa florece en el demacrado rostro del personaje.

La fuerza la pone Paquita/Angélica Aragón, una madre dispuesta a todo con tal de sacar a su hija, y por ende a su nieto Pancho/Christian Bernal, cuya interpretación y más teniendo en cuenta su juventud me ha gustado mucho también; quizá le falla algo la entonación, monótona, cuando hace de narrador.
Quien ocasiona el cambio en las vidas de el trío protagonista es Víctor/Patrick Criado, quien me pareció un nuevo valor a seguir en la magnífica "La gran familia española" y que aquí me ha vuelto a sorprender con un registro bastante diferente. Estaré pendiente de su evolución.

Podemos decir que el punto de originalidad a la historia, y por tanto al guión, se lo da la inclusión del personaje de Diego/Nahuel Pérez Biscayart, un joven lleno de matices y que, también sufrirá una evolución patente según avanza el metraje, igual que el resto de personajes.

La ambientación me ha parecido sublime para quienes sean de mi quinta, treintaytantos y sumando, que reconocerán desde ídolos deportivos hasta libros del cole de cuando éramos unos pipiolos.
Mención especial a la banda sonora, con música pop y rock que nos traslada a las décadas de los ochenta, cuando Lupe era una estrella, y de los noventa, donde se desarrolla la trama.
En resumidas cuentas, "Todos están muertos" es una película "pequeña" pero de esas que te llegan hondo, o al menos conmigo lo ha hecho. En cuanto a reflejar la época en la que se desarrolla, creo que ha habido un cuidado del detalle casi enfermizo y tiene un reparto solvente del primero al último actor, siendo Elena Anaya la que destaca por encima del resto.
Beatriz Sanchís demuestra en su primer largometraje que sabe lo que se hace y que, aun sin traernos una historia rompedora, demuestra incluso ser una guionista capaz de darle un toque de originalidad a algo ya visto.
Me la "vendieron" como algo diferente dentro del cine español y así es; diferente, disfrutable y de agradecer. Recomiendo verla si en vuestra localidad está aun en cartelera.
Nota: 7


martes, 10 de junio de 2014

A la vejez proxenetismo.

Este "yo me lo guiso, yo me lo como" que se ha marcado Turturro, no en vano es director, guionista y protagonista, tiene todo el sabor del cine de Woody Allen en muchos momentos, pese a que este se limita a actuar en "Aprendiz de gigoló".
La verdad es que este actor y director de "cara difícil" ha sido siempre una de mis debilidades y me alegra verle en un rol principal, algo no demasiado habitual en él.
Cuando dos amigos como los que interpretan Turturro, y sobre todo Allen, se ven con el agua al cuello financieramente hablando está claro que el esperpento queda a la vuelta de la esquina.
Y así será, sobre todo en las conversaciones entre estos dos personajes, a caballo entre lo esperpéntico y un humor negro muy sutil que os hará soltar más de una carcajada durante el visionado de esta cinta.
El contrapunto dramático de la historia, más presente según pasan los minutos, corre de cuenta de los personajes femeninos casi por completo. Una Sharon Stone que interpreta a una mujer de mediana edad insatisfecha en muchos aspectos; Sofía Vergara, exuberante y correcta en su rol de devoradora de hombres

y sobre todo una Vanessa Paradis que es como una flor, que pasa del estado de capullo de sus primeras apariciones a desplegar sus pétalos poco a poco mostrándonos la belleza oculta tras una vida repleta de tabúes religiosos.
Probablemente, ese giro de comedia a melodrama tan súbito que experimenta la trama, sea lo que más le podemos echar en cara a Turturro, tanto en su faceta de director como en la de guionista. No es que la calidad general del film se resienta, pero es obvio que la transición habría sido mucho más agradable para el espectador si se hubiera realizado de una manera más progresiva.
La banda sonora, también muy del gusto de Woody Allen casi con total seguridad, es un más que correcto acompañamiento a la historia que se desarrolla ante nuestros ojos. Gran trabajo de Abraham Laboriel y Bill Maxwell. Recomiendo quedarse a escuchar los títulos de crédito del final y disfrutarla.
"Aprendiz de gigoló" es, probablemente, lo más parecido al cine de Woody Allen que podemos encontrar, no siendo obra del peculiar actor/director. Turturro consigue entretenernos y emocionarnos a partes iguales con un humor inteligente y una historia de amor que, no por repetida, resulta menos cautivadora.
Nota: 7

lunes, 9 de junio de 2014

Vuelta de tuerca de Disney con Maléfica.

En los últimos tiempos es patente la falta de ideas, más en cine que en televisión, a la hora de crear nuevas historias que sepan atraparnos. Así las cosas nos llegan remakes, unos con más calidad que otros, y también películas como la última de Blanca Nieves, o esta "Maléfica" que tratan de mostrarnos a personajes de sobra conocidos desde otras perspectivas más atrevidas.
Por fortuna para todos, la protagonista en la nueva cinta de la factoría Disney es una Angelina Jolie inmensa, que mantiene la película a flote, pese a la constante irregularidad tanto en el guión, como en la parte técnica.
La Maléfica que nos presenta Angelina es un prodigio de emociones, muy diversas y abarcando todo el espectro, y de sensaciones, las cuales vivirá el espectador en su propia piel en muchos momentos de la proyección.
Del resto del reparto, planetas que giran en torno a la estrella de Jolie, solo destacaría sobre los demás a Sam Riley, que encarna a Diaval, acólito de Maléfica, 
y a Elle Fanning, una Aurora con la sonrisa más sincera y hermosa que he visto en mucho tiempo en pantalla.
Los demás brindan unas interpretaciones tan irregulares en general, que es difícil pensar en ellos más que como secundarios sin mucha relevancia. Tanto el Rey Estefan como las hadas que cuidan de Aurora en su infancia tienen momentos destacables, mención especial a Sharlto Copley, el susodicho rey, quien según avanza la película va resultando más creíble en su papel, pero no lo suficiente para que queden en vuestra memoria pasados unos días.
No obstante lo dicho anteriormente, será en el aspecto técnico, con escenarios, efectos y criaturas que se mueven entre la élite de la animación en 3D y el más absoluto baratillo digital, el que nos sacará más de una vez de la historia; por no hablar del guión, con algunas situaciones totalmente cogidas con alfileres y muy mal resueltas, que si eres exigente o tienes más de cierta edad te harán quedarte con cara de, ¡pero qué me estás contando!
Me ha gustado mucho la banda sonora, que sin ser una de las grandes en lo que va de año, nos deja claro que James Newton Howard es un compositor con las tablas suficientes para una producción de esta envergadura; no en vano, tiene en su haber un Oscar por "Un día inolvidable" y varias nominaciones.
No es que Robert Stromberg no consiga una dirección ágil y que nos mantenga entretenidos, pero creo que le ha faltado un puntito de riesgo quizá para que la trama hubiera sido aun más grande y estuviera más a la altura de la interpretación de Angelina.
Resumiendo, es una película recomendable para todo aquel que le guste Angelina Jolie, el universo Disney y las historias llenas de magia y criaturas más mágicas aun. Diría incluso que solo por ver la interpretación de Angelina ya merece la pena su visionado.
Viendo a veces vídeos como este que os comparto de "El crítico de cine" y la cantidad de basura que saca de casi cualquier película me pregunto, ¿le gustará alguna? :p
 
Nota: 6

jueves, 5 de junio de 2014

Al filo del mañana. Ensayo y error.

No siempre desde el inicio de una película sabes que estás ante algo grande, pero con "Al filo del mañana" de Doug Liman si que sucede eso.
Las presentaciones del conflicto, en el que se encuentra inmersa la humanidad por una invasión alienígena, y del personaje de Tom Cruise, el "Comandante Cage" son a mi modesto entender sublimes. La ironía que destilan todos los diálogos de Cage con el "General Brigham", interpretado a la perfección por Brendan Gleeson, hacía mucho tiempo que no la veía tan bien llevada y ejecutada.
Todos sabemos que la película gira en torno al bucle temporal en el que se ve atrapado el personaje de Cruise. Lo único que diré es que me ha encantado la manera de Liman de plasmar esas repeticiones, cambiando siempre algún pequeño o gran detalle, para que no se nos haga pesado revivir las mismas escenas una y otra vez.
Quiero hacer una mención especial a Bill Paxton, sublime en su papel de "Sargento Mayor Farell" que me parece que es totalmente un homenaje al "Apone" del que él recibía órdenes en "Aliens".
La acción estará muy presente en un "desembarco de Normandía" donde conoceremos a fondo por fin a "Rita", interpretada por Emily Blunt, que es el personaje que más me hace pensar en la saga de videojuegos "Gears of War". Lo mejor de todas estas escenas de acción es que se ha conseguido que nos perdamos muy poco de lo que pasa pese a lo vertiginosas que son. Las virguerías que pueden hacer los humanos con esas armaduras mecanizadas las disfrutaréis como enanos; es como ver mechas en miniatura.
La pareja protagonista, Cruise/Blunt, nos brindan unas interpretaciones muy buenas, tanto en su faceta de guerreros como en la historia de amor que subyace, aunque en esto último hay momentos en que falta algo más de química entre los personajes. Al igual que en el resto de la película, notaremos la ironía siempre presente en la mayoría de escenas de la pareja.
El resto del reparto cumple con creces, con unos compañeros de escuadrón de Cage que representan "lo mejor" de cada casa.
Todo el apartado técnico y sonoro me parece sobresaliente, con una banda sonora que acompaña muy bien cada momento. Los "trajes" y sus gadgets son canela fina y la inclusión de la espada que usa Rita me parece todo un acierto. Los aliens quizá no sean de los más originales que hayamos visto en la gran pantalla, pero te hacen estar en tensión cada vez que aparecen.
Creo que es una película redonda como entretenimiento. No disfrutaba tanto con una cacería de bichos desde "Aliens" y podemos ver en ella reminiscencias de "El juego de Ender", la ya nombrada de Cameron y guiños a videojuegos en la ambientación, sobre todo "Gears of War".
Para mi es hasta el momento la mejor película de acción del año con diferencia. Obligado visionarla en el cine si disfrutas de la ciencia ficción de calidad.
Nota: 8,5

martes, 3 de junio de 2014

¿Por qué lo llaman trailer cuando quieren decir spoiler?

 
Hoy, en lugar de una nueva crítica, voy a daros mi opinión sobre un tema que se está convirtiendo en un serio problema a la hora de ver una película en el cine y conseguir que te sorprenda lo más posible.
Pese al título de la entrada, no hablaré solo de los trailers o teasers, que, aunque son los ejemplos más flagrantes de la práctica que realizan la distribuidoras en los últimos años, enseñando lo máximo posible en esos vídeos cada vez más "destripantes", no son los únicos.
No hace tanto, antes de que empezara la película, no solo no nos veíamos obligados a tragarnos los mismos anuncios que en la tele, sino que los trailers solo te mostraban lo justo y necesario para ponerte los dientes largos; no te enseñaban todo lo interesante o casi todo, como sucede a día de hoy.
Pero es que claro, ahora hay trailers que te duran hasta tres minutos. ¿Cómo no te van a destripar media peli si se ponen a meter escenas a diestra y siniestra?
Es un tema este, que ha ido creciendo con el auge de internet y las redes sociales, puesto que parece necesario tener información de una película no ya con semanas o meses, sino con años de antelación incluso... Hay que crear hype.
Y claro, para "hypearnos", tienen que enseñarnos lo molona que es su película, empezando por fotos (recordemos por ejemplo la primera de Ben Affleck como Batman, bastante reciente) con las que ya nos empezamos a flipar y a elevar las expectativas respecto al film en cuestión, sin haber visto siquiera nada en movimiento...
Después de esto le llega el turno a los teasers, hermanos pequeños de los trailers, cuya duración puede ser en ocasiones tan ridícula que nos enseñe una escena o personaje como quien te enseña un billete de quinientos euros haciéndolo hondear delante de tus narices un par de veces. Pero ojo, también nos fliparemos e incluso habrá quienes ya hablen de "peliculón a la vista" y ayuden a viralizar ese contenido, haciendo crecer el hype exponencialmente.
Y de esos pequeños fragmentos iremos teniendo varios en sucesivas semanas, llegando a estar la fecha y hora de su publicación en YouTube o similares marcada en rojo en el calendario de los fervientes seguidores de la película o saga en cuestión. En alguna ocasión se ha visto a personas sufrir crisis nerviosas en este momento del proceso por ser incapaces de esperar a su siguiente dosis o al primer tráiler...
Es entonces cuando llega el momento de los orgasmos... si, me refiero al primer tráiler oficial. Con suerte, ese primer contacto, que puede oscilar entre el minuto y los dos minutos de duración, no te contará toda la trama de la película.
El problema es que si eres de los que no puedes dejar de darle al play cada vez que cuelgan un nuevo vídeo, estás perdido. Al igual que con los teasers, aquí también habrá varias versiones que, viéndolas todas, conseguirán que, seguramente, cuando salgas del cine, tengas la sensación de que ya habías visto casi todo lo que había que ver en la película o que, incluso, se han reído de ti con las campañas virales como las de la última versión de Godzilla.
Y es que, además de destriparte vilmente un film, los trailers pueden usarse para venderte una cosa que luego en poco se parece a lo que ves en la gran pantalla. En este caso me voy atrás en el tiempo y recuerdo "La joven del agua" de Shyamalan, un precioso aunque atípico cuento de hadas, que nos fue vendido como una nueva película de terror de este irregular director.
Personalmente, cada vez trato de ver menos información, lo cual es sumamente complejo cuando las redes sociales son una parte importante de tu vida como es mi caso. En los últimos meses lo he conseguido con El Lobo de Wall Street, Enemy, Snowpiercer y Big Bad Wolves, que además me parecieron cuatro grandes películas y me sorprendieron de principio a fin... o al menos no me sabía la mitad de las escenas antes de verlas en el cine...

lunes, 2 de junio de 2014

Braindead, Mi madre es una zombi, es una muerta viviente.

Gustándome como me gusta el cine de zombis, era raro que ano hubiera visto aun "Braindead", pero así era...
Peter Jackson es un director que me gusta mucho, porque sabe entretener a la perfección, y porque me dio lo que llevaba toda la vida esperando, "El Señor de Los Anillos". Así las cosas, ver los inicios de este hombre me apetecía muchísimo.
Esta es una peli gamberra de Serie B sin más pretensiones que presentarnos una historia nada original, hasta que la madre del protagonista, una arpía que mantiene a todo un hombretón bajo su yugo, sufre un accidente en el zoo que la acaba convirtiendo en una zombi ávida de carne humana.
Del reparto, la mejor es para mi sin duda la española Diana Peñalver, que se mueve entre el acoso y el amor a la hora de cortejar al "niño de mamá". Totalmente surrealistas todas las escenas de la pareja.
 
Es evidente que la mejor escena cómica es la del cura karateka... lo que me pude reír con eso por favor... Aunque no será la única con la que os haréis "risa encima" si os va este tipo de humor.
Como todo el gore de los 80 y 90, será muy difícil de ver para gente que no disfrute con la casquería, pese a que el humor, muy negro, estará siempre presente. En ese aspecto, las escenas van aumentando de intensidad en cuanto a lo desagradable según se va extendiendo la "infección", en un crescendo que alcanza la cima de lo asqueroso en la orgía final de sangre y violencia gratuita, pero justificada en este tipo de cintas.
 
He de decir que como experiencia para ver cómo se lo montaba Peter Jackson cuando el presupuesto debía ser más que escaso estuvo muy bien, pero creo que cada vez me cansa más el gore. La parte final, cortacéspedes mediante, se me hizo eterna por momentos aunque tenía sus momentos, con ese humor tan propio de este director.
Solo la recomiendo para gente que le guste mucho este tipo de cine, porque creo que para el resto, será una experiencia muy poco satisfactoria y sumamente desagradable.
Nota: 6

domingo, 1 de junio de 2014

Ben-Hur, Charlton Heston y diez mil más

Ha llovido ya desde Semana Santa —bueno tampoco ha llovido demasiado, pero ya me entendéis—, pero las críticas no se hacen o se cuelgan siempre cuando se ve la peli —si son de estreno si que tampoco hay que ser tonto— sino cuando se está en el momento adecuado y este lo parece.
Nunca he sido muy de ver estas películas bíblicas, no porque no sea creyente, que lo soy, aunque no practicante. Creo que más bien era el enfrentarme a historias más bien dramáticas y de excesiva duración lo que me "echaba para atrás". Últimamente, sin embargo, veo todo lo que pillo y cuanto más variado mejor y aprovechando que la pusieron en "La 1", sin publicidad y en HD, me dispuse a ver Ben-Hur.
Es innegable que es una de las producciones más mastodónticas realizadas en la historia del cine, de ahí el título de la entrada, y que el epicentro en torno al cual gira la historia y todo el reparto es un sublime Charlton Heston.
No es que el resto del reparto sea una comparsa, ni muchísimo menos, puesto que Stephen Boyd, por poner un ejemplo, le da un genial contrapunto al Ben-Hur de Heston, encarnando a su amigo de infancia y posterior enemigo, Mesala.
Destaco también a Jack Hawkins, como comandante de la galera donde cumple condena durante una parte del film Heston y a Hugh Griffith como el jeque árabe que participa con sus magníficos caballos en las carreras de cuadrigas, una de las escenas más impresionantes de la película, dicha carrera, pero que para mis gusto se alarga en exceso, como la película en si.
Mención especial a la genial banda sonora de Miklós Rózsa, poniendo la épica y la grandeza que una producción de este calibre necesita en el apartado sonoro.
Creo que algo de lo que quizá muchos no somos conscientes cuando nos enfrentamos a este tipo de cine, lejano ya en el tiempo, es que, en aquella época, todo era "de verdad" o prácticamente todo. No había cromas que facilitaran la inserción digital de escenarios, decorados o extras... Un trabajo que a día de hoy, estoy seguro, haría inviables muchas de las grandes superproducciones por razones económicas.
Está claro que la película es sobresaliente en la mayoría de sus aspectos, como la dirección de William Wyler y usa una manera curiosa de acercarnos a la figura de Jesús, casi tangencialmente y más que en segundo, en un tercer plano. Por eso se me hizo algo innecesario y pesado el tramo en que nos presentan los inicios del cristianismo con los seguidores del Mesías.
Yo habría seguido mucho más en la distancia, como hasta ese momento, y quizá darle algo más de ritmo, que se resiente para mi según avanza el metraje y que hace que, al menos en mi caso me resultara algo tediosa esa parte final.
Una de las obras magnas del celuloide sin ningún género de duda, tremendamente disfrutable para todo tipo de cinéfilos aunque es un film pausado y que ha de visionarse siendo consciente de la época en que fue realizado y que no vamos a ver nada del estilo del Noé de Aronofsky. Su defecto principal para mi es que está alargada en exceso.