miércoles, 30 de abril de 2014

El viento se levanta, hay que intentar vivir.

Ayer fui al cine con sentimientos encontrados, por un lado la tristeza de saber que iba a ver la última película de Hayao Miyazaki, que ha decidido retirarse, pero también la felicidad de poder ver por segunda vez una película de este genio en el cine (Ponyo fue la primera).
Los primeros compases de la película y de su excelente banda sonora ya te atrapan sin remisión y los colores que rodean la vida y los sueños de Jiro se muestran sublimes ante nuestros ojos.
El joven sueña con volar, con ser piloto, pero su miopía le impedirá cumplir ese objetivo, pero no el de cambiar la historia de la aviación de su país, Japón, como ingeniero aeronáutico. Aunque si somos sinceros, a Jiro la historia, la guerra no le importan demasiado, su afán es diseñar y construir aviones.
 
Como siempre en el cine que nos llega del país nipón en general, y en el de Miyazaki en particular, la naturaleza y la madre tierra están muy presentes, lo cual apreciaremos en las escenas que se desarrollan durante el terremoto que sorprende a Jiro, poco después de conocer a Nahoko, y en cada vehículo o artilugio que veamos funcionando. Todo ello irá acompañado de sonidos que nos transmiten la vida que hay en todo, incluso en los objetos inanimados.
La trama se desarrolla a lo largo de una época convulsa y muy dura en Japón con la Gran Depresión, la epidemia de tuberculosis y la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial, pero pese a ser una obra dramática también lo es de sueños y esperanza, plasmados sobre todo en los momentos oníricos, los sueños de Jiro, acompañado casi siempre del diseñador aeronáutico italiano Caproni, que le ayudarán en su búsqueda de ese avión que marque la diferencia.
 
Miyazaki también nos dará un respiro y nos hará sonreír y emocionarnos con la historia de amor entre Jiro y Nahoko, bellísima en todo momento.

 
 
Todo el apartado técnico, visual y sonoro rozan lo sublime, con esos cuadros en movimiento que nos brinda en muchos momentos de sus películas el director japonés, plenos de detalles y de las cosas más cotidianas. Ese niño pequeño dormido con la boca abierta; esas personas casi hacinadas en el tren sin ninguna sonrisa que ofrecer, pero con los sentimientos a flor de piel; esas conversaciones en segundo plano que te invitan a imaginar quiénes serán esos personajes, ¿amigos que no se ven hace tiempo, amantes que empiezan a conocerse? Todo es posible.
Hayao Miyazaki se ha decidido, con lógica, por una de las obras más personales que podía brindarnos para su despedida, plasmando sucesos que no vivió en primera persona pero que marcaron a su país y a la generación previa a la suya.
Después de verla es posible que nos quedemos con ganas de que la despedida hubiera sido con una cinta más alegre, pero "El viento se levanta" nos transmite durante todo el metraje que siempre hay esperanza y que la vida se debe vivir día a día y creyendo que los sueños se pueden hacer realidad.
Conocí a Hayao con "El viaje de Chihiro" y he disfrutado enormemente de sus películas, salvo "La princesa Mononoke" que necesito revisionar porque en su momento me dejó bastante frío. Por suerte para mi aun no he visto toda su filmografía así que su última película no lo es para mi.
Las habrá mejores, pero para mi "la película" de este genial director siempre será "Ponyo", porque no podía evitar ver a mi hija, Laura, en cada gesto y en ese entusiasmo que la protagonista nos transmite a cada momento, y porque fue la primera que mis niños vieron (perdí la cuenta de cuantas veces la visionamos juntos).
Si os gusta el cine, la proyectan donde vivís y queréis ver cómo un director se despide a lo grande, no lo dudéis, vale cada céntimo de la entrada.
Y ya sabéis, "El viento se levanta, hay que intentar vivir" ;)
Nota: 9

martes, 29 de abril de 2014

Metamorphose de Sergio Morcillo, la nueva versión en Nocturna 2014.

Aquí os dejo toda la información y dos perturbadoras imágenes del corto Metamorphose de Sergio Morcillo (AKA Sergio Aja), autor del sangrientamente divertido "Tus gritos me dan risa".
 
La nueva versión del cortometraje "Metamorphose" dirigido por Sergio Morcillo ("Tus gritos me dan risa"), ya está listo. Recordamos que su anterior versión, "M is for Metamorphose", fué uno de los candidatos a pertenecer al cortometraje nº26 en la antología de "ABC´S of death 2". Ahora, han preparado una versión mas larga, con más sangre y más terror que la anterior para su recorrido por festivales de todo el mundo.

Os presentamos el poster oficial. En él, figuras tan importantes dentro del panorama fantástico nacional e internacional como Xavier Gens ("Frontier(s)"), Miguel Ángel Vivas ("Secuestrados"), Uwe Boll ("Rampage") y José Luis Alemán ("La herencia Valdemar"), dan su opinión acerca de esta nueva y prometedora versión. El póster es todo un homenaje a las grandes cintas de los 80 que asolaron nuestros videoclubs y está realizado por José Nieto (kipon).


 El cortometraje es un homenaje al cine de terror francés que nos ha llegado estos últimos años. Un terror real, visceral, directo y sin prejuicios. En Metamorphose nos meteremos en la piel de una joven que vivirá una aterradora experiencia en lo profundo del bosque, cuando la sangrienta realidad supere a sus peores pesadillas. Interpretado por Marta Molero y Arturo de la Torre y producido por David Ambit y Lucia Salanueva, responsables de INSIDE FX ("Rec") y por el propio Sergio Morcillo. Los patrocinadores oficiales son AbandoMoviez y TerrrorWeekend.


 También anunciamos, que su estreno mundial será en Madrid, exactamente en el festival internacional NOCTURNA 2014 y dentro de competición oficial. El festival se celebrará del 26 de Mayo al 1 de Junio en los cines Palafox de Madrid.

Pronto os diremos más detalles de este cortometraje y su fecha exacta de proyección.

lunes, 28 de abril de 2014

Green Zone: distrito protegido. De Bourne a Irak y tiro porque me toca.

El binomio Paul Greengrass/Matt Damon funciona a la perfección desde que allá por 2004 se juntaran en "El mito de Bourne".
En "Green Zone: distrito protegido" lo han vuelto a hacer pero esta vez con algo más de denuncia social en lo que a la trama, basada también en un libro, se refiere.
Porque en esta película, ambientada en Irak en los inicios de la ocupación americana de 2003, nos demuestran que no solo una parte de la comunidad internacional y la mayoría de los ciudadanos de a pie dudaban de la existencia de las armas de destrucción masiva que supuestamente tenía Sadam.
Ese es el punto de partida de la historia de Roy Miller (Matt Damon), un alférez del ejercito de EEUU que empezará a plantearse cosas que no gustan nada a sus superiores y que será ayudado en su investigación por un agente de la CIA interpretado por Brendan Gleeson y por un iraquí (Said Faraj).
También me gustaría destacar a Amy Ryan en su papel de periodista carroñera y a un Gregg Kinnear con pocos minutos en pantalla pero muy correcto en su interpretación.
Al igual que en las dos películas de Bourne, en las cuales director y protagonista rodaron juntos, vamos a encontrar la combinación perfecta de narración y acción; esta última, tan realista y dolorosa como en los films del susodicho espía.
No es la primera, ni seguramente la mejor, en abordar el tema de la inexistencia de las armas de destrucción masiva que permitió la intervención militar en el país árabe, pero si que es la más entretenida de ver, porque de eso sabe y mucho Greengrass.
Además, cada vez estoy más convencido de que estos papeles están hechos al dedillo para Damon, un actor capaz de conjugar a la perfección una gran capacidad interpretativa con una especial aptitud para la acción como demuestra siempre que tiene la oportunidad.
Si os gusta el cine bélico, con acción realista, con un director que sabe lo que se hace, y con un reparto de muchos kilates, "Green Zone" os dejará más que satisfechos aunque no profundice en el tema que trata todo lo que a algunos seguramente les gustaría.

domingo, 27 de abril de 2014

Un sueño posible. El lado ciego de la Academia.

Sandra Bullock es una de mis debilidades y el simple hecho de que ella esté en una película ya es una razón para verla, incluso aunque la calidad de la misma sea dudosa.
Con esa premisa, me dispuse a ver "Un sueño posible" (The blind side), cuyo título en nuestra lengua pone de manifiesto una vez más la capacidad de quitarle el sentido al original, el cual es un guiño a un término de futbol americano que nos explican nada más empezar la película con la voz en off del personaje de Bullock.
Sabiendo que la actriz recibió el Oscar a mejor actriz y que la película estuvo nominada a mejor largometraje en dichos premios, lo lógico sería encontrar cuando menos una película más que decente, pero no es así.
Para mi el principal fallo es que nos quieren contar tantas cosas en tan poco tiempo que no profundizan en ningún aspecto de la historia; una historia que, por otro lado, debía ser interesante por los retazos que vemos a lo largo del film.
El mundo de marginación del que viene Michael Oher (Quinton Aaron) está muy desdibujado, su vida con la familia que le acoge está siempre muy en segundo plano y la posible subtrama de la corrupción en el deporte de instituto o universitario, algo sobre lo que pasan de puntillas, hace que nada termine de llegarte como debería en una película de este tipo.
 
Se trata algo mejor todo lo relacionado con las dificultades del chaval en el instituto y en sus inicios en el deporte que luego le encumbrará, pero han perdido tanto tiempo en otras líneas argumentales que incluso en eso se quedan cortos.
 
Me parecen risibles, por ridículas, muchas de las situaciones en las que participa el niño pequeño de la familia, como parte del entrenamiento personal que le hace a Michael —aunque tiene algún momento realmente gracioso— y sobre todo, las negociaciones con los ojeadores de las distintas universidades, que de esperpénticas, me parecieron patéticas.
La buena labor de Bullock —que no me parece como para ganar un Oscar— y Quinton Aaron consiguen salvar del desastre total esta película y bueno, algunos momentos de Kathy Bates también los salvaría.
Se me hace curioso que John Lee Hancock haya conseguido emocionarme como lo hizo hace solo unos meses con "Al encuentro de Mr. Banks" y fuera incapaz en su día de adaptar esta historia real de superación, dando como resultado una película casi vacía e insulsa.
Nota: 5

sábado, 26 de abril de 2014

La amazonia se tiñe de azul

Hace tres años, Carlos Saldanha nos traía la divertida Rio, donde disfrutamos de las aventuras y desventuras de Blue y Perla, ahora, en 2014, y como reza el eslogan de la propia película, con Rio 2, "La familia crece y la aventura también".
Todos sabemos que la primera división de la animación está copada por Disney/Pixar y DreamWorks principalmente a día de hoy, pero ello no es óbice para que la calidad del resto sea reconocible y reconocida.
Si en su primera parte ya era destacable el colorido y el mimo puesto en el modelado de las diversas clases de aves que surcaban los cielos de un Brasil más animado que nunca, en esta segunda entrega notamos todo ello mucho más. Primero, durante el viaje que lleva a Blu y su recién estrenada familia, acompañados por algunos amigos, a través de gran parte de la geografía del país carioca; después en una exuberante y llena de vida selva, donde se desarrollará prácticamente la totalidad de la trama.
 
Igual que en Rio, en su continuación, la animación de los humanos no protagonistas es el talón de Aquiles, lo cual queda patente en las escenas iniciales del metraje. Por fortuna, la mayor parte del tiempo disfrutaremos de las aves y su entorno natural, fielmente recreado.
 
Conoceremos a nuevos personajes como Roberto (la presentación del personaje es totalmente hilarante) o Eduardo, pero destaco y por mucho a Gabi, una más que loca y venenosa rana, genialmente doblada a mi parecer por Soraya Arnelas y a la que debéis prestar mucha atención, porque suyos son los mejores momentos del film y será la compinche perfecta del malvado Nigel.
 
Tenemos una historia más elaborada que en la primera parte, pero que no deja de ser algo y visto, aunque como siempre con un buen mensaje para los niños; ecologismo, valor de la amistad y de la familia son los pilares de una trama un tanto manida pero efectiva, sobre todo para el público objetivo.
La banda sonora es de nuevo muy fiestera y brasileira. Os recomiendo quedaros con los niños a escucharla en los títulos finales, sobre todo si son de los que disfrutan con música movidita.
En definitiva, supera a su predecesora en algunos aspectos y cumple su función de entretener a toda la familia. Si tenéis peques, o sois de los que disfrutáis con esta animación plagada de humor blanco os recomiendo disfrutarla en pantalla grande sin duda.
Nota: 6,5
Nota infantil: 7

viernes, 25 de abril de 2014

Ángeles y Demonios. De Gymkana por Roma con Tom Hanks

Después de la adaptación de "El código Da Vinci" y amparándose en el éxito de ventas de Dan Brown, le toco ser trasladada al mundo del celuloide a "Ángeles y Demonios", con Robert Langdon (Tom Hanks) de vuelta para solucionar los problemas del Vaticano mientras se celebra el Cónclave para decidir quien sustituirá al Papa recientemente fallecido.
De la mano de Ron Howard, director de Una mente maravillosa y Cinderella Man entre otras, dos películas que disfruté enormemente, nos llegó este interesante blockbuster en 2009.
Como es evidente, a este tipo de cintas no se les puede exigir otra cosa que entretenimiento; si consiguen eso su función está más que cumplida.
Ángeles y Demonios te hace pasar un rato ameno con los paseos que, de un lado a otro de Roma, se dan Langdon y su compañera Vittoria (Ayelet Zurer) aunque la parte de investigación y que nos hará comprender toda la trama, y lo relacionado con los Illuminati, se desarrolla en terreno Vaticano.
 
Pienso que el ritmo narrativo es bueno, con acción más trepidante en zona romana y mucho más pausado en la pequeña ciudad estado, pese a lo cual, la película no baja enteros en ese sentido en las transiciones de una situación a otra.
Según Langdon va resolviendo los acertijos, se irá desgranando ante nuestros ojos la urdimbre de esta trama no muy original, pero que tiene algún giro que otro que puede pillarnos por sorpresa.
Además de a Hanks, tan solvente como siempre, me gustaría destacar del reparto a Ewan McGregor como Camarlengo y nexo de unión entre el Vaticano y los investigadores y también a Stellan Skarsgård como comandante de la Guardia Suiza.
 
 
Así las cosas, y como decía, esta cinta consigue su cometido que es entretener y creo que su nivel es igual o incluso un pelín por encima de su predecesora; Audrey Tautou me convenció mucho más como compañera de Langdon, aunque la verdad es que es una actriz de la que me enamoré en Amelie, y el solo hecho de verla en pantalla ya es una razón de peso para mi a la hora de ver una película.
Si buscas un par de horas de no pensar demasiado, con un elenco que brinda lo mínimo exigible de ellos en un producto de estas características y te gustan la acción, con toques de investigación e incluso de conspiración, Ángeles y Demonios es para ti.
Nota: 6

jueves, 24 de abril de 2014

Los amigos raros.

Esta película está enmarcada dentro del modelo de producción Little secret Film:
#Littlesecretfilm es un modelo de producción cinematográfica basado en 10 normas que limitan las condiciones de rodaje y distribución, animando a todos los realizadores/as del mundo a sumarse a un ejercicio de riesgo cinematográfico extremo.
Creo interesante remarcar esto antes de empezar con la crítica, para que podáis entender mejor cómo funciona.
Los amigos raros en concreto, es una de las muchas películas con este formato que ha estrenado Calle 13 en los últimos meses y que pude visionar en el videoclub de mi operador de televisión hace unos días.
Roberto Pérez Toledo da inicio a la historia con un grupo de jóvenes frente a una tumba, chicos y chicas normales a simple vista, pero que luego iremos descubriendo que debajo de la superficie hay mucho por conocer.
 
Me pareció muy acertada la manera de presentarnos la historia, con los amigos del fallecido Sam, contando a cámara sin más escenario que una pared blanca detrás, contando su relación y vivencias con él. Esos recuerdos nos llegarán en forma de flashbacks que por momentos nos harán odiar o amar casi a partes iguales a la mayoría de los personajes que desfilan por la pantalla.
 
En lo referente a las actuaciones destaco a todo el reparto en los momentos en que están solos ante la cámara, la variedad de sentimientos y de gestualidad que usan para transmitirlos con sus rostros casi exclusivamente te acaban calando hondo.
Pese a ser una trama basada en el despecho, en amores y amistades que no fueron y del daño que eso nos hace, la ternura que tiene una de esas historias compensa y con mucho por todo lo demás.
Chapeau para Roberto Pérez Toledo por lo bien que esconde sus cartas a lo largo de la proyección porque a mi me pilló totalmente por sorpresa el giro de cámara, perdón, de tuerca que, cerca del final, te deja con muchas dudas sobre si de verdad has entendido todo o el ejercicio de "engaño", como si de un tahúr se tratara, te deja con más dudas que certezas.
Recomiendo ver este pequeño ejercicio de cine sin artificios para que comprobéis si también vosotros sois "amigos raros" de alguien.
Nota: 6

miércoles, 23 de abril de 2014

El retorno de las vampiras de Larraz

Caroline Munro, famosa intérprete de "La espía que me amó" o "Maniac", encabeza el reparto de "Vampyres" dirigido por Víctor Matellano.

Han pasado cuarenta años desde que el cineasta español emigrado a Inglaterra, José Ramón Larraz, dirigiese "Vampyres" en los alrededores de Londres. Se trataba de una película inglesa alejada de los tópicos del cine de vampiros de la época. Un título de culto conocido en España como "Las hijas de Drácula".

El pasado año, meses antes de fallecer José Ramón Larraz, este y Víctor Matellano, inician una revisión del guión original de "Vampyres" para poner en marcha una nueva versión, a dirigir por el propio Matellano, director de "Wax".

"Vampyres" está protagonizada por Caroline Munro, célebre intérprete de títulos memorables como "La espía que me amó" con Roger Moore, "Drácula 73" con Christopher Lee o la mítica "Maniac" de William Lustig. Le acompañan en el reparto actores de diversas nacionalidades como Christian Stamm, Veronica Bacorn, Marta Flich, Luis Hacha o Anthony Rotsa, contando con colaboraciones especiales de nombres como Fele Martínez, Lone Fleming o Conrado San Martin. En el apartado de efectos especiales, el reputado Colin Arthur ("La historia interminable", "Cónan, el bárbaro"), quien participó en su día en el "Vampyres" original, y que coincide de nuevo con Caroline Munro en las mismas localizaciones donde rodaron juntos "El viaje fantástico de Simbad" de Ray Harryhausen.

Es sin duda un momento prolífico para Víctor Matellano, ya que el último cortometraje del cineasta, "La cañada de los ingleses", protagonizado por Manuel Bandera y Nadia de Santiago, acaba de ser seleccionado para el Festival de Cannes, mientras que su largometraje documental "Zarpazos!" viaja por diferentes festivales nacionales e internacionales.


"Vampyres" promete mejorar aspectos de la película original, así como adecuar la historia a los nuevos tiempos. Seguirá estando presente el erotismo, la perversión y sobre todo la sangre.




 

martes, 22 de abril de 2014

De italianos y caníbales.

Tanto había leído y escuchado sobre Holocausto Caníbal, que cuando una noche vi que la emitían en La Sexta 3 me dije, "Vamos a ver si es bazofia o es un clásico del cine de terror".
Por desgracia tiene mucho más de lo primero que de lo segundo.
La película nos cuenta la historia de unos reporteros que desaparecen en las selvas sudamericanas y de la posterior búsqueda de otro periodista que acaba encontrando el material filmado por aquellos antes de que sus vidas acabaran de forma un tanto violenta.
Es muy difícil tomarse en serio a una película donde parte del metraje parece más bien sacado de las pelis italianas ochenteras eróticas; tanto es así, que los mejores momentos de tensión de la película se ven destrozados vilmente por la aparición de piezas musicales más acordes con aquellos bodrios de Jaimito que con un film de terror que intenta ser serio... o bueno, supongo que intenta serlo.
También está muy trabajado el dialecto de todas y cada una de las tribus que aparecen en el metraje, consistente en dar gritos sin sentido, gesticular mucho, y correr de un sitio a otro como pollos sin cabeza.
Si en su día la vendieron como algo real, o semi real, se me hace harto difícil creer que, por mucho que hayan pasado treinta y cuatro años, resultaran verosímiles muchas de las escenas de violencia que salen, al menos las que incluyen a humanos.
El mal gusto demostrado en lo referente a los animales y sus muertes en pantalla es otra de las cosas despreciables que tiene esta película, junto con las escenas de sexo que estaba claro el director quería tener en su película a toda costa.
Las motivaciones y el cómo va cambiando la manera de actuar de los reporteros tampoco tienen sentido alguno y, al igual que el resto del inexistente guión, están simplemente para dar una sucesión de escenas que se nutren del gore en su modo más cutre, disfrazando todo de un mensaje aleccionador sobre el lado oscuro del ser humano.

Lo mejor de esta película es que se acaba y que, con el paso del tiempo, y en algunos casos algo de terapia, se acaba olvidando.
Nota: 3

lunes, 21 de abril de 2014

Tren de noche a Lisboa, próxima estación, amor


Esta "pequeña" película de Bille August empieza con una casualidad, esa que habéis visto si habéis echado un vistazo al tráiler. Si, os hablo de la chica, del puente y del impermeable rojo.
Ese azar o el destino, eso lo dejo a vuestra elección, hace que llegue a manos de Raimond Gregorius (Jeremy Irons) un pequeño libro de un autor portugués, Amadeu de Prado (Jack Huston).
En cuanto lee unas pocas páginas, Gregorius se da cuenta de algo, que muchos en algún momento de la vida descubrimos, y es que nota un vacío existencial. ¿Vale la pena el camino recorrido hasta el momento presente? ¿Hemos vivido de verdad?
Así las cosas y tras encontrar dentro del libro un billete a Lisboa, el protagonista decide, sin más equipaje que lo puesto, el impermeable y el libro, embarcarse en un viaje de descubrimiento personal.
Una vez en Portugal, asistiremos al devenir de Gregorius, en su peregrinaje en busca de Amadeu o del recuerdo que de él queda en sus familiares y en quienes lo conocieron. Nos introduce así la trama en un ir y venir entre la actualidad y el convulso pasado de la dictadura portuguesa en la que se desarrolla la historia de Amadeu, Jorge O'Kelly (August Diehl) y Estefanía (Mélanie Laurent) principalmente, aunque desfilarán por ella otros personajes que a la postre serán más importantes en el momento presente que en los flashbacks.
El reparto está más que correcto en términos generales aunque destacaría a Jeremy Irons y Charlotte Rampling en la parte que se desarrolla en el momento actual y a Mélanie Laurent en la época de la dictadura. Ciertamente es un placer ver a Irons actuando de verdad en estos últimos años tras la travesía por el desierto que pasó (para llorar Dragones y mazmorras) y que actores de la talla de Lena Olin o Christopher Lee, demuestren su valía en los escasos minutos que aparecen en pantalla.
Como decía, es una película que nos habla de encontrarse a uno mismo, de hallar sentido a la vida, pero también de lo difícil que es el amor, incluso cuando se ama con toda la fuerza posible.
Evidentemente, es un film que incluso os costará encontrar en la cartelera, sin artificios, sin grandes mensajes, pero con muchos pequeños a lo largo de toda la proyección; algunos en forma de citas del libro de Amadeu que va regalándonos Gregorius, otros, en los diálogos y en los gestos de los personajes.
El primer mensaje de todos es que a veces, hay que arriesgar y tomar ese tren aunque no sepas qué va a pasar cuando llegues al destino, porque a veces, lo importante es que el viaje haya valido la pena. Para mi, en esta película, lo ha valido.

domingo, 20 de abril de 2014

Expediente Warren, cine de terror hecho con buen gusto.

Si eres amante del cine de terror, como es mi caso, siempre andas buscando productos que al menos hagan gala de una cierta calidad y que traten de asustarte o de meterte el mal rollo en el cuerpo sin necesidad de recurrir únicamente a subidas de volumen o a pegarte la cara del fantasma, monstruo o serial killer, a la pantalla.
Lo cierto es que Expediente Warren (The Conjuring), lo consigue.
Nos encontramos ante una historia clásica de posesiones demoníacas con un guión sobrio, sin nada realmente nuevo en el horizonte, pero con una historia y unos personajes que enganchan.
Muy bien dirigida por James Wan, lo cual no me sorprende, pues sus últimas incursiones en el género con Insidious son también de lo mejorcito que ha dado este terror psicológico en los últimos años, la película nos cuenta la historia de la familia Perron y como son ayudados por los Warren, investigadores de lo paranormal, que incluso diría que son los auténticos protagonistas; especialmente Lorraine, interpretada por una espléndida Vera Farmiga.
 
Precisamente otro de los grandes aciertos del film es el reparto, sin nombres de relumbrón pero con unos actores y actrices solventes que transmiten muy bien todo lo que se solicita de ellos. Además de Farmiga, destacaría a Lily Taylor y Patrick Wilson, creíbles al cien por cien como madre superada por lo que sucede en su casa y a su familia y como Ed Warren respectivamente.
 
Personalmente los mayores momentos de tensión fueron los que implicaban a las hijas de la familia cuando se encontraban en sus habitaciones y empezaban las manifestaciones de la entidad sobrenatural.
Teniendo en cuenta que todo lo que nos cuentan en este tipo de historias es, cuando menos, difícil de creer, todo en Expediente Warren es verosímil y no se recurre al susto fácil ni a giros de guión pasados de rosca. Inicio, nudo y desenlace, como toda buena historia debe tener, ya sea cine o cualquier otra expresión literaria o audiovisual.
 
Quedé plenamente satisfecho también con el apartado sonoro, tanto en lo que a efectos de sonido se refiere como musicalmente hablando. Todo encaja, cada momento de tensión, cada manifestación de la entidad... Un sobresaliente en ese aspecto.
Estamos hoy ante una cinta que ningún amante del género de terror en general, y del cine de posesiones en particular, debe perderse. Si no la disfrutasteis en el cine, ya tardáis en hacerlo en casa.
Nota: 7,5

sábado, 19 de abril de 2014

El lado no tan bueno de las cosas

Esta es una película que tenía ganas de visionar principalmente para ver la actuación de Jennifer Lawrence, puesto que, pareciéndome una buena actriz, no creo que sea para tanto, y como por esta cinta ganó el Oscar...
Lo cierto es que la cosa no empieza mal, con un Bradley Cooper con unos cuantos buenos momentos, sobre todo en las sesiones de terapia y con alguna intervención de Chris Tucker que nos sacará más de una sonrisa.
El inicio de la relación entre los personajes de Lawrence y Cooper creo que está muy bien construido, teniendo en cuenta los problemas psicológicos y afectivos que sufren ambos, todo ello muy bien plasmado en la pantalla, lo cual nos brindará momentos que van de lo surrealista a lo cómico, pasando por lo dramático.
Entre medias de todo eso, tenemos las historias familiares de Pat/Cooper, con un padre, interpretado por De Niro, que tiene lo suyo también. Si he de ser sincero, toda esta parte de la trama me pareció bastante agotadora, aunque De Niro está bien, y el amigo por medio del cual Pat tiene un primer acercamiento a Tiffany/Lawrence nos brindará algunas de las mejores escenas en sus charlas con Pat.

Pienso que el principal problema es que según va avanzando, la historia va bajando el nivel, como le pasaba a David O. Russell con su último film, La Gran Estafa Americana. El guión se va desdibujando, pasando de algo que a priori despierta cierto interés a una historia tópica, que no sorprende y que se salva de hacer más aguas porque tiene un elenco de actores de muy buen nivel.

En resumen, me esperaba más de Lawrence, aunque tendría que ver al resto de nominadas que compitieron con ella para saber si fie justa ganadora o no; he quedado satisfecho con Cooper, que creo que en los próximos años seguirá dando mucho que hablar y un tanto decepcionado con Russell. No acabo de entender cómo consiguen sus películas tantas nominaciones no merecidas, dejando fuera a otros.
Por la primera parte de la película y porque los actores me han convencido en sus roles le doy
Nota: 6

viernes, 18 de abril de 2014

Hakuna Matata, muere y se zombi.

Como me gustan mucho los zombis, y en su día me recomendaron esta película, hace un par de semanas vi "The Dead", una modesta cinta inglesa que nos llegó de manos de los hermanos Ford.
Tiene unos primeros minutos muy intensos donde la tensión es la protagonista pero a partir de ahí el ritmo pasará a ser muy irregular.
Esto sucede porque, tratando de transmitir aislamiento y soledad, el protagonista, un militar norteamericano de nombre Brian Murphy, pasará gran parte de la proyección, sobre todo al principio, vagando solo, sin más líneas de diálogo que sus suspiros, que también usará en momentos en que interactúe con otros personajes. Yo le bauticé como "Señor suspiritos" porque telita con ese "tic" interpretativo.
 
Por fortuna para todos, con el devenir de los minutos, acabará formando tándem con Daniel Dembele, otro militar que, como también es habitual en estas historias, busca a una persona muy importante para él, su hijo, y vivirá numerosas peripecias con su homólogo yanqui.
 
Vais a encontrar las situaciones típicas en el género y ciertas incongruencias de guión en la trama, como por ejemplo que en un continente como África, con esas planicies, puedan aparecer zombis así como quien no quiere la cosa, pero claro, si no, los insoportables momentos en los que el ritmo de la peli es casi nulo podrían ser ya de siesta post comilona.
Todo en esta producción tira por el camino de lo sencillo, que no simple, y es efectivo si la vemos sabiendo que no es una de las grandes. Los zombis dan muy mal rollito pese a su andar más similar al de las geishas que al de algo que antes era un ser humano... no hacía falta que caminaran así para que nos quedara claro que son lentos pero incansables y que al final no hay escapatoria posible... ellos nos ganarán por agotamiento.
"The dead" no es una mala película de este subgénero protagonizado por nuestros putrefactos amigos; no se ríe de si misma con situaciones esperpénticas ni del espectador pues da lo que se puede esperar de un producto como este. Con unas actuaciones un poco más cuidadas, sobre todo del prota, y sin tantos silencios y tanta introspección de Murphy habría ganado enteros. Si ya has visto mucho cine de zombis y buscas algo que no de vergüenza ajena, esta modesta cinta es muy disfrutable.
Nota: 5

jueves, 17 de abril de 2014

No te cortes.

Mi blog forma parte del jurado de los Blogos de Oro, y como @Cinedepatio está que lo tira y su cabecita sigue buscando maneras de hacer crecer aun más dichos premios, ha decidido, muy acertadamente, crear una nueva categoría en la que todos y cada uno de los que leáis esto podéis participar, e incluso ganar.
La información la tenéis aquí "Mejor Cortometraje".
Como os decía, la idea es que, si haces cortos de manera profesional, o simplemente es de momento una afición, pero quieres tener más repercusión, que tu trabajo llegue a más gente, nosotros te damos esa posibilidad.
En la primera edición que se celebró hace poco, el jurado estuvo conformado por sesenta y seis blogs dedicados al mundo del cine en todo o en parte, y la gala contó con el pistoletazo de salida de mano de Daniel Sánchez Arévalo y sé de buena mano que ya hay mucha más gente interesada en este proyecto del gran Cine de Patio.
Todos los cortos que se reciban serán promocionados de cara a que los jurados los visionemos, lo cual además los hará llegar a todos nuestros seguidores, multiplicando de manera exponencial la posibilidad de que seáis vistos, o aumentéis visionados en YouTube o similares, lo cual, como bien sabemos todos, ayuda y mucho a tener visibilidad.
La mayoría de los blogs participantes nos movemos totalmente fuera de las grandes ligas y valoramos lo que visionamos de manera sincera y sin dejarnos influenciar por si tal o cual distribuidora nos va a dar bombo en twitter, que es donde más nos movemos todos, lo cual significa que no por tener menos recursos a la hora de hacer tu corto vayas a tener menos posibilidades de ganar.
Todo lo que se reciba será visionado y valorado, comentado en las redes sociales y en los blogs. Yo al menos, según vayan recibiéndose trabajos, los linkaré en una nueva "Habitación" en mi blog de cara a que estén disponibles para quien lo visite, porque he aprendido que en esas píldoras de cine hay mucha calidad y muchas ganas de innovar.
Bueno, creo que he hecho suficiente publicidad ya, ahora solo queda que empecéis a mandarnos vuestros trabajos :)

miércoles, 16 de abril de 2014

Primos. Échame una mano primo...



Descubrí a este director, o más bien me decidí a ver su cine, gracias a la tabarra que daba Cine de Patio con La gran familia española. Quedé tan encantado con ella y con el mensaje que transmitía, que hace poco me decidí a ver Primos, la película protagonista de esta crítica.
El film comienza con uno de los mejores momentos, un monólogo digno de El Club de La Comedia, de la mano de Diego (Quim Gutiérrez), que recuerdo en el cine. Sencillamente genial.
El lugar, una iglesia y el evento, una boda que ya no se va a celebrar, son el punto de partida de la historia que se iniciará con el tan típico "A que no hay huevos" que caracteriza al hombre español.
Diego, acompañado por sus primos Julián (Raúl Arévalo) y José Miguel (Adrián Lastra), decide ir en busca de su amor de adolescencia, a un pueblo donde pasaban sus veranos.
A partir de la llegada a dicho lugar será cuando conoceremos a Martina (Inma Cuesta), una actriz que me enamora más a cada película suya que veo, y a otros personajes que tendrán su importancia de una manera u otra, algo que caracteriza por mi experiencia a todo lo que sale de las manos de Daniel Sánchez Arévalo.

Son impagables las escenas entre Julián y Bachi (Antonio de la Torre); enternecedoras las que protagonizan Dani (Marcos Ruiz) y José Miguel, ayudándose mutuamente a superar sus miedos y casi siempre surrealistas las que incluyen a los tres primos.
La relación entre Diego y Martina tiene un poco de todo, amor, ternura, drama y humor, mucho humor.
Si me falla un poco alguien es Clara (Clara Lago) la hija de Bachi, que no me termina de cuadrar. No sé que me pasa con esta actriz, pero no me acaba de llegar.
Cerca del final de la proyección se disfruta uno de los mejores momentos para mi, que es la actuación de los "Backstreet Primos". Esas tonterías que uno hace por enamorar a la chica, recordar tiempos de juventud, o ambas cosas a la vez.

Las películas de Daniel Sánchez Arévalo generan en mi una sensación de bienestar y de reconciliación con la vida que pocas consiguen. La verdad es que elegí probablemente el mejor y el peor momento para visionarla, porque determinadas cosas me ayudaron pero otras hacían daño en heridas aun abiertas; aun así después de verla me sentía mucho mejor y todavía me quedan por ver sus películas anteriores y las que estén por venir.
Recomendada si te gusta un humor más sutil que el típico que se hace aquí en España, aunque también tiene de ese más directo y sencillo que parece que llena más las salas de cine.
Nota: 8

martes, 15 de abril de 2014

Se busca niñera.

Hoy vengo a hablaros de una interesante propuesta dentro del cine de terror en nuestro país, "Para Elisa", la ópera prima de Juanra Fernández.
Además de que es su primer largometraje, tenéis que ser conscientes de que es una producción de bajo presupuesto. Os digo esto, porque en mi opinión, la película va ganando enteros según avanza, siendo para mi lo más flojo el inicio, con escenas en la universidad y algunos exteriores, donde veo un tanto forzadas las actuaciones, sobre todo la de Alex (Jesús Caba) que no termina de convencerme en ningún momento.
Él es el novio de Ana (Ona Casamiquela), que para conseguir dinero para el viaje de fin de curso decide probar, a instancias de su chico, con un anuncio que encuentra solicitando alguien para cuidar de una niña por las tardes.
Será a partir de aquí cuando empieza el crescendo, tanto de la película como de las interpretaciones, que sin ser memorables, si que son perfectamente disfrutables dentro del género.
Desde que Ana entra en la casa y es recibida por Diamantina (Luisa Gavasa) empezamos a tener la mosca detrás de la oreja, hasta que conocemos a Elisa (Ana Turpin) y comprendemos que nuestra universitaria lo va a pasar muy mal de ahora en adelante.

Hasta el final de la cinta, el protagonismo recae en una Ana Turpin que ofrece una correcta interpretación, construyendo a una Elisa que pasará por todos los estados de locura imaginables y que nos brindará algunas escenas para recordar a los amantes de este género.
No os diré nada más porque sería destripar, y más en este caso.

Quiero por otra parte destacar la breve aparición de Enrique Villén, la cara más reconocible del reparto para mi, pero que demuestra sus tablas dando vida al comisario de policía.
La nota media que he visto por ahí me parece un tanto injusta porque muchas veces nos llega mucha morralla de fuera de nuestras fronteras, a la que se le da mucho más bombo y se es más benévolo con ella. En mi caso, siempre agradezco que en el cine español se haga terror y creo que es la única manera de que, algún día, acabemos teniendo productos de calidad y en los que se meta dinero como se hace con muchas otras cosas que no dejan de ser más de lo mismo.
Tras el párrafo anterior solo deciros que si os gusta el terror, al menos le deis una oportunidad a "Para Elisa", quizá os sorprenda o quizá me piten los oídos por haberla recomendado, pero seguro que al menos lo pensaréis antes de responder a un anuncio de "Se busca niñera".
Nota: 6