lunes, 8 de diciembre de 2014

The Holiday. Las vacaciones de Cameron Diaz molan más.

Aunque no se prodiguen muchas películas así por aquí, me gusta mucho la comedia romántica y siempre había tenido ganas de echarle un vistazo a "The Holiday". Me encantan Jude Law y Kate Winslet y, sinceramente, Cameron Diaz ha sido una de mis debilidades siempre. Lo único que me daba miedo era Jack Black, porque no termino yo de cogerle el punto ni como cómico, ni mucho menos como actor.
Viendo la filmografía de Nancy Meyers, directora y guionista, a priori no se puede esperar demasiado pues "Tú a Londres y yo a California" y "En qué piensan las mujeres" no son una gran carta de presentación, que son las dos que yo había tenido la ocasión de visionar hace ya mucho antes de ver esta tópica pero aun así efectiva cinta.
Aquí también hay un intercambio de casas pero sin Lindsay Lohan de por medio, bueno, ella aparece pero no tiene trascendencia alguna. Imagino que a la directora, después de ser una de sus primeras valedoras cuando la muchacha era una cría le daba pena ver los derroteros que había tomado su vida y le ofreció esta pequeña aparición. Bueno, al asunto, que cada una de las chicas se va a la casa de la otra tras sendos desengaños amorosos, Amanda/Cameron Diaz es una adinerada publicista y Iris/Kate Winslet una currante de la vida mucho más emocional y con la que es más fácil identificarse desde el primer minuto.
Todos sabemos cómo van estos temas, chicas conocen a chicos, que si si, que si no, te quiero pero no puede ser... o si. Vamos nada nuevo, pero lo cierto es que en estas películas lo importante es la química que haya entre los protagonistas y que eso sea capaz de transmitirte lo suficiente para meterte en la historia de amor. En ese aspecto el reparto lo consigue a medias. Pasemos al siguiente párrafo para explicarlo.
El problema es Jack Black. La química de su personaje con el de Winslet es casi inexistente, pese a que ella hace todo lo posible y está maravillosa en su papel. Tristemente te emocionará más la relación con el anciano vecino que con el irregular, por no decir directamente mal actor, Black. Por fortuna, Cameron Diaz funciona bien en este tipo de producciones y consigue una historia mucho más creíble y con la que poder identificarse con Jude Law —él si que tiene registros para dar y tomar— que es junto a Winslet lo mejor de la película.
No es que esta película no cumpla su función y repito que, solo por ver a Winslet y Law, ya vale la pena verla si os gustan las comedias románticas. Está lejos de las mejores pero por encima de la mayoría y eso ya es mucho, la verdad. Recomendada para verla en buena compañía y más en estas fechas que se acercan.
Nota: 6

2 comentarios:

  1. No soy aficionada, aunque lo pueda parecer, a las comedias románticas. Sin embargo esta me resultó muy entretenida y Kate Winslet me parece una actriz como la copa de un pino. Comparto contigo que la relación más creíble resultó la del abuelillo con Winslet, la otra quedó muy cogida con pinzas, quizás porque Black tampoco a mí me convence. Muy poca química entre ellos si es que la hubo. Un beso Rudy, siempre un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa.
      Es que este hombre solo vale para personajes muy concretos y para papeles muy secundarios. Quizá la directora quería un contraste muy grande entre ambos personajes pero creo que se equivocó.

      Eliminar