domingo, 26 de octubre de 2014

Serpientes en el avión. Magnífico debut de la Pataky al otro lado del charco.

A veces es difícil entender qué se puede pasar por la cabeza de determinados actores, Samuel L. Jackson en este caso, para participar en esta clase de esperpentos. A ver si me entendéis, que los que hicieron Sharknado participaran en ella tiene lógica porque los telefilms son lo suyo y tal, y hasta tiene su gracia verlos ahí, pero que alguien que formó parte de "Pulp Fiction", por poner un ejemplo, protagonice este despropósito tiene mucha tela.
Sin temor a equivocarme diría que lo mejor de la película son las imágenes del inicio y el final de la misma, por los hermosos paisajes y esas canciones playeras que suenan bastante bien. De lo demás es difícil rescatar algo pese a que la idea inicial hasta podría resultar atractiva. Cientos, quizá miles, de reptiles violentos a tope por unas hormonas o feromonas que les han echado y un espacio tan reducido como es un avión podrían haber dado para mucho.
Pero claro, con un guión que, por lo que he podido leer en Filmaffinity, fue hecho en gran parte por los propios internautas, que además consiguieron incluso que la película se estrenara con toda la sangre, tetas y violencia que se pensaban eliminar para hacerla llegar a un público más amplio, entiendes que el quedar por encima del grado de bazofia era casi un imposible.
Los personajes que veremos son estereotipados a la vez que son caricaturescos, desde el agente del FBI, Jackson, que todo lo puede, hasta el ejecutivo o rico insoportable que solo piensa en si mismo.
Mención especial para una Elsa Pataky tan guapa como es habitual pero que no es creíble como madre en ningún momento y que nos dejará una de las escenas más épicas y surrealistas que nos dejará la peli. Momento para la posteridad sin lugar a dudas.
Unos efectos especiales de mercadillo aunque no se cortan un pelo a la hora de mostrar ataques de los venenosos colmillos a pechos, penes y zonas erógenas varias. Además algunos ataques son también asquerositos, así que si no sois muy de eso, huid de esta película... bueno, en realidad deberíais huir de ella tanto si os va el gore como si no.
Hay films como Sharknado u otras de las denominadas "trash movies", películas basura, que de malas que son te parecen buenas, pero no es el caso. Con esta me he reído y disfrutado más que con "Piraña 3D", pero está claro que solo sirve para esos días en que tu cerebro y tu estado anímico te piden algo de lo que te puedas reír y no necesites pensar lo más mínimo, si no es así hay cintas de catástrofes aéreas mucho más recomendables.
Nota: 2

2 comentarios:

  1. Que susto me has dado con el titular jejeje. No se, he oido tantas barbaridades sobre éstas películas que incluso hasta tengo ganas de verla, se que me voy a arrepentir, pero es la curiosidad humana de mirar más allá de lo permitido, tal vez después quiera arrancarme los ojos.
    http://tododesdemisofa.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una fina ironía jajajajaja. Estas pelis son buenas de ver en determinados momentos pero si quieres una verdadera frikada con la que partirte el ojal, Sharknado, la primera, es tu película.

      Eliminar