jueves, 4 de septiembre de 2014

Habitación sin salida. ¿Merece la pena entrar?

No hace mucho tuve una sesión de pelis de terror, aunque hoy a casi cualquier cosa se le llama terror, entre las que se encontraban dos que aun no había visto. Una de ellas fue "Habitación sin salida" de la que esperaba nada y menos después de lo que la mayoría me había dicho y, quizá por eso, me resultó más entretenida de lo que esperaba y mucho más que "La Cosecha" que ya reseñaré en próximos días.
En un claro homenaje, que quedará patente en los créditos iniciales, a la idea que Hitchcock explotó de manera sublime en "Psicosis", aquí cambiaremos a la chica por una pareja con serios problemas en su matrimonio y la inquietante casa sobre la colina y cuya sombra planea sobre el motel Bates, por un alojamiento lleno de cámaras y túneles que adaptan el argumento a la actualidad y proporcionan, sobre todo estos últimos, la angustia y claustrofobia necesarias para que lo pasemos mal junto a los protagonistas.
No vamos a decir que las actuaciones sean nada del otro jueves, pero Luke Wilson me convence más como actor que Owen —y no solo lo digo por esta película— y Kate Beckinsale demuestra que sabe hacer algo más que matar licántropos.
Los psicópatas de turno están bastante bien para ser una producción menor y Frank Whaley será quien sustituya al Norman Bates al que tanto cariño tenemos todos. Además realiza, desde mi punto de vista, la mejor interpretación del film. Supongo que lo de encarnar a personajes malvados motiva mucho a ciertos intérpretes.
Nimród Antal, director de este film, tiene un nombre difícil de recordar y de momento no pasará a los anales de la historia del cine, pero las tres películas que he visto dirigidas por el me han entretenido aunque la mejor con diferencia me parece "Metallica: Through the Never" que no es una película al uso precisamente.
Claro está que no vamos a encontrar nada nuevo en este motel de carretera y que quizá esa mezcla entre "Asesinato en 8 mm" y "Psicosis" a muchos les parezca aburrida, pero si os van este tipo de historias y queréis una trama con el buen ritmo que Antal sabe imprimir a su dirección, aunque muy manida, esta película os puede hacer pasar un buen rato. Eso si, no pidáis peras al olmo.
Nota: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario