jueves, 28 de agosto de 2014

Silent Hill. Responde a la llamada.

Cuando has jugado y rejugado los videojuegos de una de tus sagas favoritas, como nos ha pasado a muchos con Silent Hill, siempre esperas con ilusión y temor a partes iguales sus adaptaciones cinematográficas.
La verdad es que, pese a que me lloverán piedras, pienso que la mezcla de los argumentos de las dos primeras entregas que hacen Christophe Gans y sus guionistas es muy acertada de cara a conseguir una historia reconocible por los seguidores y disfrutable por la mayoría del público aficionado al cine de terror.
Disfrutar de los compases de las geniales bandas sonoras, que Akira Yamaoka compuso para unos videojuegos que van más allá de  del simple entretenimiento audiovisual fue una experiencia de las más emocionantes que he vivido en una sala de cine. En este blog no suelo poner fragmentos de BSO pero creo que aquí es necesario.
Entrando ya en la película en si, desde el inicio se respira ese ambiente propio de Silent Hill y nos dirigiremos con Rose/Radha Mitchell y Sharon/Jodelle Ferland hacia un pueblo fantasma que esconde mucho más de lo que parece. Por el camino se encontraran con una gran Cybil/Laurie Holden, en una de las mejores interpretaciones de esta actriz tan en boca de todos estos últimos años por la serie The Walking Dead.
En el resto del reparto, destacan Christopher/Sean Bean, como marido de Rose y Kim Coates como el detective que acompaña al personaje de Bean al pueblo en busca de su mujer y su hija.
La fotografía, el diseño de entornos y personajes, el cambio del pueblo "normal" a su versión enfermiza y de pesadilla, todo se acerca al sobresaliente en cuanto a plasmar el espíritu y la estética de los videojuegos en los que se inspira.
Veremos tantas referencias a lo que se disfrutaba en las consolas y ordenadores de todo el mundo, que para quienes la vean "vírgenes" de eso habrá momentos que les parezcan idas de olla totales y absolutas como el culto y la orgía de sangre de los minutos finales, pero lo cierto es que casa muy bien con lo que se vio en la saga.
Pienso que nadie sabe infundir terror tan bien como los japoneses cuando se ponen a ello a conciencia y eso se nota mucho en toda la parte del diseño de criaturas, que ya daban grimilla en los videojuegos y aquí, en la gran pantalla, con ese grado de detalle te dejan un mal rollo en el cuerpo considerable durante unos minutos después de su aparición en pantalla.
Ver a "Cabeza de Pirámide" y a las enfermeras en pantalla fue un sueño hecho realidad para muchos y pese a que la adaptación se toma sus licencias, algo que creo es inevitable, estamos ante el mejor traslado de bits a celuloide de la historia del cine.
Recomendada para amantes del terror y seguidores de la saga que no sean tan puristas que les incomode que un botón no esté en su sitio o cosas por el estilo.
Nota: 8

2 comentarios:

  1. Brutal, yo estoy contigo. Soy gran fan de la saga y la película me flipó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Ramón,
      creo que a muchos no les gusta reconocerlo, pero aunque en determinadas cosas no sea fiel a los juegos, es de lejos la mejor adaptación a la gran pantalla de un videojuego y una muy buena película.

      Eliminar