sábado, 30 de agosto de 2014

La huérfana. No todas las adopciones salen bien.

Casi todo el mundo que conoce mi gusto por el cine de terror no dejaba de recomendarme "La huérfana" de Jaume Collet-Serra. Eso es algo extraño con la cantidad de películas que se quedan en un intento de ser "la nueva maravilla" de un género y que luego solo saben usar pantallazos o subidas de volumen repentinas, la saga Paranormal Activity es un buen ejemplo de ello; de las que se basan en la sangre y las escenas explícitas ya ni hablamos.
No le hago ascos a una peli como Saw o similares, pero como de verdad me gusta que me asusten o me metan el mal rollo en el cuerpo es con el terror más bien psicológico al estilo de "Los otros" "Insidious" o incluso "Session 9" una cinta que adoro.
Así las cosas, y después del rollo que os acabo de meter, aproveché que mi tía, con quien he disfrutado la mayoría de cine de terror que he visto en compañía, la tenía en DVD y me dispuse a comprobar si la cosa era para tanto.
No es que en "La Huérfana" Collet-Serra nos traiga nada nuevo, pero si que nos brinda un producto de calidad notable y una sobriedad muy de agradecer, cuyos pilares son las actuaciones de Isabelle Fuhrman y Vera Farmiga como Esther, la niña protagonista, y su madre adoptiva respectivamente.
Se trata de un duelo interpretativo donde Farmiga vuelve a demostrar que este tipo de personajes y películas son su hábitat natural y donde la joven Fuhrman demuestra lo poco que hace falta para que una criatura adorable se convierta en repulsiva y odiosa.
El resto del reparto se convierten en planetas que giran alrededor de estos dos potentes soles que son el epicentro de un film de corte clásico con una música que nos recordará a otras cintas del género y unos tópicos bien utilizados, que pese a estar mil veces vistos, Collet-Serra sabe hacer que no nos resulten aburridos; más aun si tenemos en cuenta que estamos ante un terror real, nada sobrenatural.
Si he de ser sincero, en términos generales es una película interesante que pasa a merecer un notable por tener uno de los mejores giros argumentales que recuerdo en muchísimo, pero muchísimo tiempo. Cuando consiguen sorprenderte de esa manera sabes que el director y sus guionistas han hecho bien su trabajo.
Si a esa sorpresa le añadimos la capacidad de Jaume Collet-Serra para entretener y la de Vera Farmiga, una de mis debilidades, para emocionarnos y vivir con intensidad lo que su personaje va sufriendo en pantalla, tenemos una de las mejores opciones de los últimos años en lo que a cine de terror de calidad se refiere. Igual no produjo desmayos en los cines ni nada de eso que tanto nos quieren colar cada vez que sale una nueva saga, pero si que te deja un mal cuerpo de esos que disfrutamos los que amamos el género.
Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario