martes, 22 de julio de 2014

Oh Pontypool, my Pontypool!

Creo que sin ninguna duda, Pontypool es la película de zombis más original que he visto, lo cual la hace a la par agradable de ver, pero la lastra también en determinados momentos. Pasemos al análisis.
La voz de Grant Mazzy/Stephen McHattie te atrapa desde los primeros compases en los créditos de inicio. Alucinante la manera en que transmite este hombre solo hablando, su presencia física se hace casi superflua.
Y este es el gran valor de esta película, porque en las conexiones de la radio con los enviados especiales y con los oyentes que se encuentran en medio del, tan manido en los últimos años, apocalipsis zombi del que nada veremos, se nos transmite una tensión incluso superior a la que podríamos sentir si estuviéramos viendo cuerpos desgarrados y vísceras por doquier.
Una pequeña localización como es el estudio de radio donde conviven tres personajes, además de Mazzy veremos a la productora y a la técnico de sonido, se basta y se sobra para ponernos la carne de gallina una y otra vez y para darnos a conocer qué sucede fuera. Esto tiene mucho mérito puesto que, pese a la ausencia casi total de más localizaciones, no tendremos sensación de que necesitamos más variedad. 
Para mi la trama es ideal hasta que empiezan a aparecer los primeros zombis/infectados por el estudio y con ellos un científico, el actor más flojo de los que desfilan por la pantalla, porque a partir de ahí el nivel va cayendo poco a poco. Es aquí donde el intento de ser originales en el guión tiene su punto flaco desde mi punto de vista.
La explicación de todo es novedosa pero también hasta risible en mi modesta opinión, y eso me fue sacando de situación irremisiblemente y dejándome un regusto amargo en un tramo final que es mejorable sin lugar a dudas.
Pese a lo que para este que os habla son fallos de guión en aras de lograr una originalidad pocas veces buscada en este subgénero, Pontypool es una buena película de bajo presupuesto y que disfrutarán sobre todo aquellos que busquen más el terror psicológico que la casquería típica de muchas pelis de muertos vivientes. El poder de la voz queda de manifiesto en este film que solo encontraréis en VOSE y que en realidad es así como deberíais ver, puesto que doblada le veo poco sentido.
Nota: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario