jueves, 19 de junio de 2014

Solo los amantes sobreviven, de Loki a estar loco de amor.

En los compases iniciales de esta película nos dan ya las claves de lo que nos vamos a encontrar; una banda sonora que es para mi de lo mejor que he escuchado este año, un homenaje a la música que quedará patente a lo largo de las casi dos horas que dura la proyección.
"Solo los amantes sobreviven" es la historia del atípico músico Adam/Tom Hiddleston y su amada Eve/Tilda Swinton. Por ella se entrecruzan Ian/Anton Yelchin y la que resulta ser el terremoto que desbarata el castillo de naipes, Ava/Mia Wasikowska, hermana pequeña de Eve.
Soy consciente de que el ritmo de esta cinta es sumamente lento hasta que aparece la alocada hermana, donde el ritmo sube un par de marchas y el humor pasa de ser negro a surrealista. Ese acelerón ira desapareciendo paulatinamente, hasta que la inercia ya no da para más y volvemos a un tono mucho más lento y acorde con la personalidad y la languidez de los protagonistas, sobre todo Adam.
El reparto, corto si hablamos de los que de verdad tienen importancia en la historia, demuestra su solvencia. Destacaría, igual que en "Snowpiercer" a una gran Tilda Swinton, genialmente caracterizada según su necesidad de alimentarse es más acuciante, aunque siempre con una belleza atípica y muy etérea.
Tom Hiddleston demuestra que además de encarnar a uno de los villanos con más repercusión de los últimos años, "Loki", sabe darnos un personaje a caballo entre un rockero "emo" y los vampiros elegantes y seductores de antaño. Geniales sus conversaciones con Anton Yelchin cuando Ian y Adam hacen negocios. Los amantes de las guitarras eléctricas seguramente sabrán apreciarlas y disfrutarlas más aun de lo que un no entendido como yo lo hizo. 
La pelirroja Ava, interpretada por Wasikowska le da el empujón que la película necesita para no convertirse en tediosa, por el ritmo, no por la historia. Alocada, juvenil y con unas ganas imparables de vivir la "no vida", me ha recordado a una amiga, aunque sé que ella no habría metido a su hermana y su cuñado en los problemas que Ava ocasiona a Adam y Eve.
John Hurt/Marlowe vuelve a estar a la altura de las circunstancias, al igual que en "Snowpiercer", donde coincidía con Swinton, pese a que su presencia en la historia es testimonial, que no sin importancia.

La estética, la fotografía y la dirección de Jim Jarmusch, es también suyo el guión, nos dan un conjunto de notable calidad y sin necesidad de recurrir a la sangre de manera efectista, aunque en este punto es donde más originalidad tiene la historia. 
Todo lo anterior se remata con una BSO plagada de temas sublimes tanto ya conocidos como originales, estos últimos de la mano de Jozef Van Wissem y SQÜRL se quedarán en vuestra memoria. Una vez más, recomiendo quedarse a disfrutar de los créditos finales.
Película de vampiros, aunque podrían haber sido casi cualquier cosa, diferente, culpa esto de Jarmusch y su guión. Sé que para mucha gente resultará soporífera por su lento ritmo, muy pausado en casi todo el metraje, pero es que pienso que es lo que necesitan estos personajes y la historia. Yo veo también un homenaje al arte en general y a la música en particular. Simpáticas las relaciones de sus personajes con el pasado. Además ¿no os pica la curiosidad el saber por qué "Solo los amantes sobreviven"?
Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario